Lo importante no es ser casto, sino luchar por serlo

imageEl empeño por la castidad tendrá que afrontar una serie de pruebas a lo largo de la vida. Podríamos decir que la castidad no es la virtud, sino que la virtud es el amor a la castidad: o también, que lo importante no es ser casto, sino luchar por serlo. Conjugar la debilidad personal y la podredumbre ambiental con las altas cimas a las que Dios nos llama exige valentía. Es virtud poco frecuente pero muy deseable, que ha de acompañar el alma en su constante crecimiento interior hasta el día de la muerte. Hay que estar dispuesto a mirar la realidad cara a cara. Ciertamente, como enseña el Catecismo, «la castidad tiene unas leyes de crecimiento; este pasa por grados marcados por la imperfección y, muy a menudo, por el pecado. El hombre virtuoso y casto se construye día tras día con sus opciones numerosas y libres».

Pero el ser humano nunca está solo en su lucha. El recuerdo de los mártires –que pagaron con la sangre la coherencia de su vida– y su intercesión ensanchan el horizonte de la lucha personal gracias a la comunión de los santos. Santa Inés, martirizada a los trece años en los primeros siglos de nuestra era, aparece mencionada en el Canon Romano; a ella se reza pidiendo la castidad. En 1866, Carlos Luanga y sus dieciocho compañeros ugandeses, menores de treinta años, fueron quemados vivos por no haberse plegado a los apetitos del rey Mwanga; fueron canonizados en 1964. En 1902, María Goretti, de doce años, se resiste a las exigencias de un joven vecino; herida a puñaladas, muere al día siguiente después de haber perdonado a su asesino por amor a Jesús; será canonizada en 1950. Tras haber cumplido su pena de cárcel, el agresor asistió emocionado a la canonización. El martirio es un testimonio de coherencia cristiana hasta el derramamiento de la sangre. La castidad, que en ocasiones pasa por una dura prueba en la sociedad, puede triunfar a pesar de todo. (G. Derville en Amor y desamor)

Anuncios

5 comentarios en “Lo importante no es ser casto, sino luchar por serlo

  1. Una entrada que anima a no desfallecer y a luchar por la virtud, a pesar de al saltar charcos uno siempre se llena de barro. Pero habrá que animarse más con los charcos saltados y salvados, que deprimirse por el barro pegado. Eso sí, sin caer en la tentación de la permisividad y justificación, queestá siempre a la vuelta de la esquina.
    Buen día!!

      1. No lo sabia .Aunque no me extraña!!ha hecho un gran trabajo.enhorabuena .Dios!!que poco. Ha repartido la inteligencia a usted tanta y a mi tan poca. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s