Afán apostólico: dar a conocer a Cristo

paisaje

El apostolado es participación en la misión de Cristo y de la Iglesia.

  • Es un derecho y un deber que deriva de la misma unión con Cristo Cabeza: viviendo la verdad con caridad, crezcamos en todo hacia Aquél que es la cabeza, Cristo, y de quien todo el cuerpo trabado y unido por todos los ligamentos que lo nutren, según la función correspondiente de cada miembro, va consiguiendo su crecimiento para su edificación en la caridad. (Ef 4,15‑16).
  • La vocación cristiana es por su misma naturaleza vocación al apostolado (cfr. Es Cristo que pasa, n. 120). Don y tarea. Encarnación y misión.

Toda la labor apostólica consiste en dar a conocer a Jesús:

  • así se comportaron los apóstoles (cfr. Io 1,29 y ss): Le dijo Felipe: “ven y verás” (Jn 1,46).
  • Y su predicación tras la ascensión de Jesús a los cielos tiene un contenido fundamental: nosotros predicamos a Cristo crucificado  (1 Cor 1,23).

(Por eso) El apostolado es consecuencia de la vida interior:

  • Seremos capaces de dar a conocer a Jesús y encumbrarle, en la medida en que nosotros mismos nos esforcemos por conocerle y Él presida nuestra vida: Las vocaciones de apóstol las envía Dios. Pero tú no debes dejar de poner los medios: oración, mortificación, estudio o trabajo, amistad, visión sobrenatural…, ¡vida interior! (Surco, n. 190).
  • De la abundancia del corazón habla la boca (Mt 12,34). Será eficaz el apostolado si con la unidad de vida transmitimos la doctrina de Cristo.

Perseverancia en el apostolado (cfr. Surco, n. 207).

  • Algunas ideas sueltas sobre apostolado, charla de D. Jaime S
  • Ayudar a los demás a mantener siempre vivo el afán apostólico: la viuda y Elías… El zurrón de Tagore… La sal y el salero

Alguna entradas que tienen relación con el apostolado:

Anuncios

Un comentario en “Afán apostólico: dar a conocer a Cristo

  1. Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro Magno convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:
    1 – Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los mejores médicos de la época.
    2 – Que los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba, y…
    3 – Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

    Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.
    Alejandro le explicó:

    1 – Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos NO tienen, ante la muerte, el poder de curar.

    2 – Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

    3 – Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos, cuando se nos termina el más valioso tesoro que es el tiempo.

    Al morir nada material te llevas, aunque creo que las buenas acciones son una especie de cheques de viajero.

    “EL TIEMPO” es el tesoro más valioso que tenemos porque ES limitado. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo.. Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar, nuestro tiempo es nuestra vida. EL MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le regala a la familia o a un buen amigo.

    Eclesiastés 3:1-2
    Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:
    Tiempo de nacer y tiempo de morir, tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado.

    He puesto un ejemplo, que quizás ya conocéis, para que nos demos cuenta lo importante que es el tiempo que Dios nos da para tratar a Dios y Santa María y darlo a conocer y mostrarlo a los demás.

    Porque no se puede tratar filialmente a María y pensar sólo en nosotros mismos, en nuestros propios problemas. No se puede tratar a la Virgen y tener egoístas problemas personales. María lleva a Jesús, y Jesús es primogenitus in multis fratribus, primogénito entre muchos hermanos. Conocer a Jesús, por tanto, es darnos cuenta de que nuestra vida no puede vivirse con otro sentido que con el de entregarnos al servicio de los demás. Un cristiano no puede detenerse sólo en problemas personales, ya que ha de vivir de cara a la Iglesia universal, pensando en la salvación de todas las almas.

    De este modo, hasta esas facetas que podrían considerarse más privadas e íntimas —la preocupación por el propio mejoramiento interior— no son en realidad personales: puesto que la santificación forma una sola cosa con el apostolado. Nos hemos de esforzar, por tanto, en nuestra vida interior y en el desarrollo de las virtudes cristianas, pensando en el bien de toda la Iglesia, ya que no podríamos hacer el bien y dar a conocer a Cristo, si en nosotros no hubiera un empeño sincero por hacer realidad práctica las enseñanzas del Evangelio.

    Impregnados de este espíritu, nuestros rezos, aun cuando comiencen por temas y propósitos en apariencia personales, acaban siempre discurriendo por los cauces del servicio a los demás. Y si caminamos de la mano de la Virgen Santísima, Ella hará que nos sintamos hermanos de todos los hombres: porque todos somos hijos de ese Dios del que Ella es Hija, Esposa y Madre.

    Los problemas de nuestros prójimos han de ser nuestros problemas. La fraternidad cristiana debe encontrarse muy metida en lo hondo del alma, de manera que ninguna persona nos sea indiferente. María, Madre de Jesús, que lo crió, lo educó y lo acompañó durante su vida terrena y que ahora está junto a El en los cielos, nos ayudará a reconocer a Jesús que pasa a nuestro lado, que se nos hace presente en las necesidades de nuestros hermanos los hombres.

    .Parte del texto es doctrina de San Josemaría Escrivá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s