«Dad y se os dará; echarán en vuestro regazo una buena medida, apretada, colmada, rebosante»

Dios siempre ayuda a quienes ayudan a otros a ayudarse a sí mismos. El Señor ha prometido que ni siquiera un vaso de agua ofrecido en su nombre quedará sin recompensa. Por eso, si eres amable con los hijos de Dios —que, en la familia divina, son hermanos tuyos—, Él será amable contigo. Cualquier cosa […]

Leer más «Dad y se os dará; echarán en vuestro regazo una buena medida, apretada, colmada, rebosante»