alegria5.jpg

Tienes una gran receta para ser provechoso: la santidad personal… y el buen humor ¡Que estén tristes los que no son hijos de Dios!

Anuncios

20 comentarios en “

  1. Entrevista A D.. José Luis Soria que escribió el libro MAESTRO DEL BUEN HUMOR
    Fue una característica de la personalidad de san Josemaría. De una parte, su actitud optimista y sonriente ante la vida, que daba un tono tan atractivo y positivo a su trato. Es lo que propiamente se puede llamar su buen humor, su alegría. Era una consecuencia de su temperamento, reforzada por el modo sincero y radical con el que se sabía hijo de Dios.

    Por otro lado, la prontitud con que solía responder a un interlocutor, con un comentario bromista o gracioso, indica también un especial y desarrollado sentido del humor, que es más que la simple alegría. Se parece a lo que los ingleses llaman wit, o sea la capacidad de percibir con rapidez lo incongruente, lo ambiguo o lo indelicado, y de reaccionar ante esa realidad en un modo -frase o gesto- inesperado y divertido. San Josemaría era también un maestro en este sentido. Cuando se le veía en un ambiente familiar y relajado era fácil sonreír o aun reír francamente ante sus salidas llenas de inteligente y cariñoso humor.

    Sin embargo, San Josemaría tenía una fuerte personalidad y un carácter recio, decía las cosas con mucha claridad. ¿No podía esto crear, en ocasiones, situaciones más tensas? ¿Cómo era su modo de corregir?
    Es cierto, su carácter era recio, y su temperamento muy aragonés. Solía decir que ésa era una de las razones por las que Dios le había elegido como Fundador del Opus Dei, a la vista de los obstáculos de todo género que iba a encontrar en la tarea de sacar la Obra adelante. Eso hacía que a veces pudieran producirse situaciones más tensas, especialmente si la persona no conocía suficientemente a San Josemaría o tenía un temperamento timorato. Toda corrección duele, porque nuestro amor propio se siente siempre herido. Pero en veintidós años, recuerdo sólo una ocasión en la que san Josemaría me corrigiera sin motivo. En cuanto se dio cuenta, me pidió perdón y me manifestó con obras su cariño de siempre.

    Yo diría que cualquier corrección que hiciera, iba acompañada enseguida de un detalle especial de afecto, aunque fuera insignificante para un observador externo. Recuerdo, por ejemplo, lo que solía hacer si alguno de los que trabajábamos con él había sufrido una reprensión durante la mañana de trabajo. A veces, cuando San Josemaría llegaba a la tertulia que teníamos con él después del almuerzo, lo hacía sonriendo y mostrando un caramelo -sólo uno- entre el pulgar y el índice de la mano derecha. En cuanto le veíamos llegar así, ya sabíamos que el destinatario del caramelo iba a ser alguno que pasó esa mañana por una reprimenda. La entrega siempre iba acompañada de uno de los cariñosos epítetos que San Josemaría usaba en familia: toma, melón; o toma, ladrón.

    ¿Era amable la vida cerca de él? A veces se puede pensar que no es fácil vivir cerca de un santo. ¿Qué dice usted al respecto?
    San Josemaría mismo solía repetir la misma idea con distintas palabras, cuando nos decía, incluyéndose a sí mismo, que debíamos evitar aquello de que “para aguantar a un santo hacen falta dos santos”. Yo siempre he interpretado esa idea como expresión de lo difícil que ha de ser vivir con alguien que se cree santo, porque entonces, lo que en realidad son manías u opiniones personales pueden casi convertirse en dogmas de fe. Pero eso no sucedía con San Josemaría, por dos razones principales. Primero, porque su santidad -y por tanto su humildad y su caridad- era genuina. El Magisterio de la Iglesia es ahora el testigo supremo y definitivo de ese hecho, aunque San Josemaría se definiera como un pecador que ama a Jesucristo. Y segundo, porque practicaba un gran amor a la libertad personal, sin imponer dogmas, rectificando cuando se daba cuenta de haberse equivocado y defendiendo ardientemente la libertad de cada uno en la Obra.
    De hecho, el buen humor no es solamente compatible con la caridad, sino que puede ser una de sus formas más delicadas. Entre los carismas que Dios concedió al Fundador del Opus Dei, hay uno que -para los que no le conocieron- podría pasar casi inadvertido: el de acercar la gente a Dios por el plano inclinado del buen humor. En Camino escribió que: la verdadera virtud no es triste y antipática, sino amablemente alegre, y así trató de vivir siempre. Por eso, era un gozo estar junto a él, aunque no faltaran momentos en los que el cansancio o la enfermedad se hicieran notar en la vida en familia. Quizá pudieran resultar duros, pero todos sabíamos que eran como escollos aislados en un inmenso océano de cariño, paz y alegría.

    ¿Cómo reaccionaba ante los sucesos objetivamente malos: calumnias, la falta de fidelidad a Jesucristo, o la grave enfermedad o muerte de alguna persona querida?
    Le he visto siempre reaccionar con un gran sentido sobrenatural, como un hombre de gran corazón y de una fe auténtica. Según la naturaleza de la contradicción, podía reaccionar con tristeza si el suceso implicaba una falta de fidelidad a Jesucristo, ya fuera una calumnia o una falta de generosidad con Dios. Pero se aplicaba la fórmula que nos aconsejaba siempre: rezar, callar, sonreír, perdonar. Recuerdo su dolor, y su paz, al mismo tiempo, cuando recibió la información médica sobre la enfermedad que sufrió (y de la que falleció) don José María Hernández Garnica, uno de los tres primeros sacerdotes del Opus Dei. Me pidió que le explicara con detalle el informe, que estaba redactado con lenguaje técnico. Estábamos los dos solos en una habitación, y cuando empecé a aclarar el significado del diagnóstico y del grave pronóstico médico, San Josemaría comenzó a llorar desconsoladamente. Cuando terminé de leer, me dijo: perdona, hijo, por el mal ejemplo que te he dado, pero así has visto también que el Padre tiene corazón. Y a continuación recitó muy despacio, como paladeándola, la oración que había incluido en el punto 691 de Camino: Hágase, cúmplase, sea alabada y eternamente ensalzada la justísima y amabilísima Voluntad de Dios, sobre todas las cosas. -Amén. -Amén.

    ¿Y ante las pequeñas cosas de la vida ordinaria que pueden ser costosas y molestas?
    En ese aspecto, mi experiencia es que ordinariamente no se notaba que esas pequeñas cosas le afectaran, si se trataba de pequeñas averías mecánicas, apagones de luz, molestias médicas personales, etc. Pienso que esa -digamos- aparente falta de reacción, era en realidad el resultado de un proceso sobrenatural, en el que entraban la aceptación de la voluntad de Dios, la fortaleza ante la incomodidad y el desprendimiento de elementos de confort personal, entre otras cosas. Era consciente de encontrarse ante una mortificación pasiva, y la recibía de buen grado, con el deseo de santificar lo pequeño y ordinario, que es tan específico de la espiritualidad del Opus Dei.
    Las cosas eran algo distintas cuando en la contradicción había un elemento humano que implicaba falta de responsabilidad, negligencia, pereza, etc. La mayoría de las veces reaccionaba, y en ocasiones con energía, para corregir y así ayudar a la persona en cuestión, pero lo hacía no porque lo sucedido le molestara a él, sino porque eso implicaba probablemente una ofensa al Señor o por lo menos una falta de amor a Dios.

  2. Hola yo creo que sí existe Dios…..todos somos hijos de Dios que el buen humor y la alegría hay que cultivarlar que va en el caracter..(en el otro tena no entro) quitando la tristeza que viene de una perdida humana .La otra creo que es un Don de D Dios.Para mi es la alarma para descubrir que algo empieza a ir mal ..si estás triste y no hay una razón exterior busca lo que te está quitando la alegría …adios

      1. Hola ….gracias Rosa no hay nada que no curen los analgésicos cuatro juntos y milagro pasó. .lo que no sé es la causa si el champán ,la crema de Whisky ,el chupito de licor.,la cerveza,el vino tinto,el Lambrusco..la verdad no sé lo cual lo causo??jjjjjjjes broma. no bebo

  3. Hola una preg;¿que es la santidad personal para una persona que no es de OPD que abarca .No puede ser lo misno no puede ser las misnas cosas .Sino no me habrá merecido la pena dejarlo.cual es la alternativa ?

  4. Toda la paciente tarea docente que Jesús había llevado a cabo durante su ministerio público solo podría ser entendida, y vivida en plenitud por los Apóstoles tras los acontecimientos pascuales y la Pentecostés: Podríamos resumir todo esto diciendo que el Espíritu Santo nos enseña a amar a Dios Padre con el mismo amor con que Cristo le ama. Al recorrer las páginas del Evangelio, descubrimos las señales que caracterizan el amor de Jesús: con amor que se demuestra con obras, con el compromiso activo de elevar al Padre todas las cosas que encuentra a lo largo de su vida. Me refiero al trabajo: durante treinta años, Jesucristo ha trabajado en el taller de San José. ¿Cómo? Con amor: sin concesiones a la pereza o a la comodidad, tratando de hacer presente a Dios en el modo de enfrentarse con los mas pequeños deberes diarios. Pero podríamos continuar: la vida familiar. Jesús, lleno del Espíritu Santo, la ha santificado amando intensamente a María Santísima y a San José. Aun más: la amistad. Los Apóstoles eran sus amigos: el ejemplo de Jesús nos enseña que la amistad puede estar llena de Dios. ¿De qué hablaba el Señor con los Apóstoles? Trabajaban juntos, recuperaban juntos las fuerzas, incluso se divertían; y sus conversaciones, sus confidencias, giraban siempre en torno al amor de Dios. El ejemplo de Jesucristo nos lo enseña, y el Espíritu Santo nos da la fuerza para hacerlo.

    La labor santificadora la realiza por medio de sus mociones e inspiraciones: Llamamos inspiraciones a todos los atractivos, movimientos, reproches y remordimientos interiores, luces y conocimientos que Dios obra en nosotros, previniendo nuestro corazón con sus bendiciones (Sal 20, 4) por su cuidado y amor paternal, a fin de despertarnos, movernos, empujarnos y atraernos a las santas virtudes, al amor celestial, a las buenas resoluciones; en una palabra, a todo cuanto nos encamina a nuestra vida eterna.

    Esta es la acción paciente del Divino Maestro que quiere que sigamos los vestigia Christi: la tradición cristiana ha resumido la actitud que debemos adoptar ante el Espíritu Santo en un solo concepto: docilidad. La docilidad es la respuesta del hombre a las inspiraciones divinas: Nunca se insistirá bastante en la excepcional importancia y absoluta necesidad de la fidelidad a las inspiraciones del Espíritu Santo para avanzar en el camino de la perfección cristiana. En cierto sentido es éste el problema fundamental de la vida cristiana, ya que de esto depende el progreso incesante hasta llegar a la cumbre de la montaña de la perfección o el quedarse paralizado en sus mismas estribaciones.

    El Espíritu Santo va modelando cada alma de modo que, conservando cada ser humano su propia singularidad, corresponda a la vocación a la que le llama. Dios otorga unas cualidades específicas a cada persona y tras el Bautismo inicia un proceso de divinización del cristiano, sin que tenga por eso que separarle de las tareas que realiza de modo ordinario: El Espíritu Santo infunde audacia: impulsa a contemplar la gloria de Dios en la existencia y en el trabajo de cada día. Estimula a hacer la experiencia del misterio de Cristo en la liturgia, a hacer que la Palabra resuene en toda la vida, con la seguridad de que siempre tendrá algo nuevo que decir; ayuda a comprometerse de por vida, a pesar del miedo al fracaso, a afrontar los peligros y superar las barreras que separan las culturas para anunciar el Evangelio, a trabajar incansablemente por la continua renovación de la Iglesia, sin constituirse en jueces de los hermanos.

    El mejor medio para vivir la santidad es la guía de un Director Espiritual y obedecerle. Él con su gracia nos irá llevando por los caminos que quiere el Señor para cada uno.
    Santidad no hay más que una, y debemos desarrollarla en donde Dios nos ha puesto, guardando los Mandamientos y recibiendo los Sacramentos. Convendría si tienes oportunidad de conseguir un Catecismo cristiano, quizás en internet e ir leyéndolo poco a poco y haciendo lo que dice.
    Espero haberte aclarado tu duda.
    Un abrazo.

  5. Voy a compartir algo que soñé anoche yo creo en algunos no en todos ..lo voy a acortar ….Llevaba. A mi madre al médico andando y de repente estaba en un prado y al lado mi padre(que ya sabéis que falleció) me decía que él tampoco se encontraba bien ,Así Que lo acompañaba lo curioso es que estábamos en una iglesia él se sentaba en un banco y yo me ponía a su lado….Le decía que me tenía que ir pero al mismo tiempo no quería dejarlo estando mal ,estaba sola y no sabia que hacer ..hasta que se abrió la puerta de la iglesia y aparecía un sacerdote delgado, media altura, moreno y al lado un perro(porque el perro mi idea).le preguntaba si podía cuidarle en cuanto yo me iba,me decía que sí que él lo cuidaba que me fuera tranquila ,pero aun así le volvía a insistir que aunque saliera a cualquier sitio que no le dejara sólo. Y él me decía lo mismo vete no te preocupes……
    Esta mañana se lo contaba a mi madre ,(es raro porque nunca que recuerde e soñado con mi padre )dice que es porque necesita que rece por él y por el sacerdote también.Asique como yo rezo poco me he.dicho cuéntalo en el blog así tendrán la oración de D’Rafael,de Rosa y de todo él que crea……La verdad no me lo creo mucho lo que dice mi madre pero mal no nos va.hacer(José) se llama.mi padre el sacerdote no me atrevo a ponerle nombre. …..Ya me quedo tranquila. Adios

    1. Quédate tranquila, yo también voy a pedir por tu papá y tu mamá, así como por el sacerdote.
      En mi tierra lo que se dice es soñar con muertos es saber de vivos.
      Un abrazo.

      1. Isabel, yo creo que si, pero no estoy segura y es que de ordenador sé muy poco, pero hay foto y detalles de mi vida. ¿Dónde debo ir para buscar mi perfil y el de los demás?
        Gracias por comentármelo.

    1. Me he pasado prácticamente media noche haciendo intentos para poner los datos de mi perfil, y no sé qué tecla tengo que tocar. Si lo que quieres es conocerme, te mando mi foto y lo que debería poner en una entrada de mi blog, es lo único que se me ocurre. Ya me dirás si soy aceptada por ti o no.. Un abrazo.

      1. ESTÁ METIDA DESDE ESTA MAÑANA EN MI BLOG. VETE A MI BLOG Y BUSCA ENTRE TODOS LOS TÍTULOS:” MI PERFI”L. ALLÍ ESTÁ TODO. ESPERO QUE ESTA VEZ LO CONSIGAS, SINO SEGUIREMOS INTENTANDOLO. UN ABRAZO.

  6. Está en mi “blog”. la he puesto esta mañana solo tienes que buscar el titulo de MI PERFIL. Te he puesto noticias mías y la foto. Sino queda la posibilidad de que D. Rafael, que sabe mucho de internet, que es muy amable te de referencias mías si no consigues encontrarla..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s