alegria4.jpg

No amargues tu alegría, dando pábulo a la imaginación. Cada día trae su pena. Las desgracias más terribles son aquellas que no llegan jamás

Anuncios

10 comentarios en “

  1. Está entrada cortita me gusta: Mi amiga hace poco me dio un consejo y aunque quito algo dice:”No merece amargarse por lo que Lla pasó ,mí sufrir por lo que vendrá por que nadie lo sabe” .FELIZ AÑO VIEJO Y 2017 PÁSENLO BIEN. …adiós y mos vemos el año que viene

  2. Gran parte de la actual confusión en cuanto a la libertad se debe al hecho de que pensamos que la libertad consiste en vernos libres de restricciones externas, olvidando que consiste mucho más en ser libres de limitaciones internas, de restricciones –que nos hemos impuesto o nos hemos buscado– que impiden el desarrollo de nuestra verdadera personalidad. Se trata, esencialmente, de poseer, y de saber ejercer, una potencia personal e interior, una potencia que incluye –en íntima relación– dominio de sí, posesión de sí y realización de sí. “Liberas a un hombre –ha dicho James Farmer, destacada personalidad de la campaña en favor de los derechos civiles de los negros americanos–, pero todavía no es libre. Todavía ha de liberarse a sí mismo.” Nietzsche escribió: “¿Te crees libre? Háblame de la raíz de tu pensamiento, no de cómo te libraste del yugo. ¿Te crees capaz de librarte de él? Muchos han abandonado todos sus valores al rechazar sus servidumbres. ¿Libre de qué? Mírame a los ojos y contéstame: ¿Libre para qué?…”

    El hombre moderno quiere ser libre de. Pero su problema consiste en que no sabe para qué debe ser libre… Y, como resultado, está en peligro de perder o abandonar su libertad, aunque no sea más que por la sencilla razón de encontrarse cada vez menos capaz de ver una meta que valga la pena, hacia la que poder orientar esa libertad.

    En definitiva, de poco sirve la libertad al hombre que carece de valores o de ideales, y todavía menos al que tiene miedo a comprometerse. Y lo que sí es cierto es que el hombre moderno está tan poco dispuesto a comprometerse como inseguro de sus ideales.

    La libertad le sirve de poco al hombre que carece de valores o ideales, porque, al no tener en su vida metas que valgan la pena, sus elecciones necesariamente tendrán, para él, poco valor real. Fundamentalmente, su problema es que no es capaz de respetar las cosas que elige. Aun suponiendo que sea verdad que hay más libertad en el mundo de hoy, ¿de qué le sirve esto a un mundo que ha perdido gran parte de sus criterios de valores? Bien triste es enorgullecerse de tener, por fin, abiertos todos los caminos –de haber barrido todas las restricciones que antes llenaban estos caminos– si, al mismo tiempo, uno tiene la creciente convicción de que ninguno de ellos lleva a ninguna parte…

    ¿Y de qué le sirve a uno tener abiertos todos los caminos si, en el fondo, tiene miedo a escoger entre ellos, o miedo, al menos, a hacer algo más que tímidas tentativas…; si está dispuesto a dar unos pasos por un camino, pero más dispuesto todavía a deshacerlos en cuanto empiece a aburrirse o cansarse, para luego probar otro camino (otra ocupación, otra causa, otro hombre, otra mujer…), y otro, y otro…?

    El hombre de hoy contempla con tanto recelo la posibilidad de comprometerse que está en peligro de paralizar voluntariamente su poder de elección, su propia libertad. Porque escoger es comprometerse; toda elección es un compromiso. Y los que tienen miedo a escoger, y tan sólo inician tentativas que rápidamente abandonan, contradicen y anulan su propia libertad. El hombre moderno, como el hombre de todas las épocas, se encuentra en la encrucijada de los caminos a escoger. Pero mientras tenga miedo a comprometerse seguirá estancado en la encrucijada.

    Gracias D. Rafael por todas sus entradas durante este Año, que nos han ayudado a vivir de una manera mas comprometida nuestra vocación de cristianos. Espero ya las del próximo Año…

    Termino con mi lema: Siempre alegres para hacer felices a los demás. (D. Jesús Urteaga).

  3. Mi tema trata de dominio del sí, posesión del sí y realización del si, ejerciendo una potencia personal e interior para la elección del camino, eligiendo los verdaderos valores.. No obstante agradezco tu opinión que me gustaría saber en qué lo basas.
    Yo también te deseo a ti y todos los tuyos un Feliz Año Nuevo, junto con un abrazo.

    1. En que la gente no tiene valores..Que empiezan cosas que enseguida abandonan ,que la libertad le sirve de poco al hombre.Que las personas tiemen miedo a comprometerse que han perdido criterios y valores etc … Adios

      1. Hola Isabel:
        Me alegro que no hayas cumplido tu idea de dejar el blog. Me gustan mucho tus comentarios y tu sinceridad.
        Feliz nochevieja a todos.

  4. Entiendo perfectamente tu punto de vista. Tienes razón. Quería saber tu opinión porque mi intención no era esa,, y así la próxima vez poder rectificar o matizar mejor. Muchísimas gracias y pido perdón a quien lo haya considerado también negativo. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s