Aceptar una reprimenda injusta con amabilidad y buen humor suele interpretarse como señal de inocencia

Cuando te corrijan, sigue estas directrices:  —Escucha sin interrumpir hasta que la persona que te está corrigiendo haya dicho lo que piensa. Esta renuncia de ti mismo te dará serenidad y te ofrecerá la oportunidad de pedir ayuda al Espíritu Santo para saber cómo comportarte. —Ofrécete a meditar el asunto. Si la acusación es falsa […]

Leer más Aceptar una reprimenda injusta con amabilidad y buen humor suele interpretarse como señal de inocencia