Para corregir con fruto, hace falta delicadeza y mucho tacto

corregir-autoridadPara corregir con fruto, hace falta delicadeza y mucho tacto. Si quieres que tu amonestación obtenga su fruto, debes estar movida por justos motivos, como los siguientes:
—El celo por el cumplimiento de la ley de Dios. Abstente de corregir si las circunstancias parecen indicar que no se va a lograr el bien deseado: puede que la amonestación empeore aún más las cosas, induciendo a quien es censurado a cometer una maldad mayor o a hacerse incorregible. Quizá hay otra persona capaz de reprender de un modo más provechoso.
—La enmienda de quien ha errado. Habrás llevado a cabo una estupenda obra de misericordia y demostrado la nobleza de tu caridad si apartas a un cristiano del mal camino.
—La responsabilidad en ese asunto. Incumplirías tu deber si dejaras de corregir al prójimo que yerra cuando te corresponde hacerlo a ti.

Sé lento al corregir. Si la caridad lo exige, no temas corregir, pero no te precipites. Piensa primero si merece la pena, porque hay quienes son aficionados a reprender a otros por menudencias. San Pablo dice a Timoteo: «Reprende, reprocha y exhorta siempre con paciencia y doctrina». El resultado de una corrección precipitada es que pierde su poder o provoca el efecto contrario
Sopesa luego si únicamente la corrección logrará la enmienda del prójimo. No permitas que sea el resultado de una pereza mental que no se molesta en buscar otros medios. Puede parecer el camino más corto, pero no siempre es el más prudente y seguro. Antes de hablar reza para que guíen tus palabras. Sé rápido en alabar y lento en corregir: en eso reside la auténtica nobleza de espíritu. (L. G. Lovasik en “El poder oculto de la amabilidad”)

Anuncios

5 comentarios en “Para corregir con fruto, hace falta delicadeza y mucho tacto

  1. Por tanto, debemos reprender con amor; no con deseo de dañar, sino con afán de corregir. Si fuéramos así, cumpliríamos con exactitud lo que se nos ha aconsejado: Si tu hermano pecare contra ti, corrígele a solas. ¿Por qué le corriges? ¿Porque te duele el que haya pecado contra ti? En ningún modo. Si lo haces por amor propio, nada haces. Si lo haces por amor hacia él, obras excelentemente. Considera en las mismas palabras por amor de quien debes hacerlo, si por el tuyo o por el de él. Si te escuchare, dijo, has ganado a tu hermano. Hazlo, pues, por él, para ganarlo a él. Si haciéndolo lo ganas, no haciéndolo se pierde. ¿Cuál es la razón por la que muchos hombres desprecian estos pecados y dicen: «Qué he hecho de grande; he pecado contra un hombre»? No los desprecies. Pecaste contra un hombre; ¿quieres saber que pecando contra un hombre pereciste? Si aquel contra quien pecaste te hubiese corregido a solas y lo hubieres escuchado, te habría ganado. ¿Qué quiere decir que te habría ganado, sino que hubieras perecido si no te hubiera ganado? Pues si no hubieses perecido, ¿cómo te hubiera ganado? Que nadie, pues, desprecie el pecado contra el hermano. Dice en cierto lugar el Apóstol: Así los que pecáis contra los hermanos y herís su débil conciencia pecáis contra Cristo, precisamente porque todos hemos sido hechos miembros de Cristo.

  2. Hola….con tanto cuidado en como decir en lo que decir y en la forna de decir.No se estará haciendo a la gente demasiado blanda .Cuando se vive en círculos cerrados residencias etc para una convivencia puede ser una buena guía. .Luego en él mundo real la gente el jefe los amigos no anda con tantos miramientos te sueltan lo que sea y punto…..Al final después no somos capaces de aguantar ninguna crítica. y vemos ataques personales en cualquier critica o corrección que mos hagan…..adios

  3. Respuesta a Isabel:
    En el último párrafo he querido decir que el que peca contra las personas, hiriendo su conciencia , lo hace también contra Cristo porque el bautismo borra el pecado original, nos da la fe y la vida divina, y nos hace miembros e hijos de Dios.. Esa es la causa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s