Novena de la Inmaculada: María “muéstrate siempre Madre”

pesacdores.jpgHoy estamos en Cafarnaum (heb. Kfar Nahum, el Pueblo de Nahum), una aldea de pescadores al noroeste del lago Kinneret, y donde Jesús eligió a siete de sus discípulos. Allí está la Casa de San Pedro y una antigua Sinagoga en la que Jesús predicó con frecuencia. Jesús vivió allí una buena parte de su ministerio público y según el Evangelio, María le acompañó: “Después de esto, Jesús bajó a Cafarnaum y con él su madre, sus hermanos y sus discípulos. Y permanecieron allí solamente algunos días”. (Juan 2:12). Allí sucede el episodio (Mt 12:46-50 y Mc 3:31-35) en el que María intentó acercarse a él, sin éxito, debido a que una gran multitud se congregó fuera de la “casa” de Jesús (Mc 3:20); lo más probable es que fuese la casa de Simón Pedro (Mc 1:29).Muy cerca se encuentra Tabgha, la Iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Peces, donde Jesús alimentó a las multitudes (Mc 6:31-44; y Mc 8:1-9). Y un poco más arriba, hacia el norte, se encuentra El Monte de las Bienaventuranzas, , es el sitio tradicional del Sermón de la Montaña. Desde la cima del monte se tiene una buena vista del Mar de Galilea.

Invoca a la Señora del dulce nombre: María. Y no dejes de pedirle que se muestre siempre Madre: monstra te esse Matrem!, y que te dé, con la gracia de su Hijo, en la intelgencia: buena y clara doctrina y en el corazón: amor y pureza; y así saber ir hasta Jesús y llevarle muchas almas

Hoy hace buen día así que nos vamos con María a pasear por la playa y una señal de Juan subimos a una de las barcas para acompañar a Jesús y sus discípulos en las tareas de pesca en el azulado y bello mar de Galilea.

Anuncios

2 comentarios en “Novena de la Inmaculada: María “muéstrate siempre Madre”

  1. Hola……Dios entrega su bien más preciado a su hijo para salvar a los hombres ,pero quería que en esa entrega viéramos hasta que punto Dios ama a los hombres. Que no lo envió solo sino que envió a su madre Creada perfecta sin mancha mi pecado con un amor infinito imagínate todo el amor de una madre hasta el infinito. ….Si los ojos son el espejo del alma como serian sus ojos.Desde nuestra miseria dolería mirarla pero no, Dios la creó perfecta para que fuera madre muestra .llena de un amor inmenso un amor callado,silencioso ¿,Cuántas veces has pasado descalzo en un susurro para que ella no te oyera llegar?¿.cuántas veces le has dicho te quiero?¿.cuántas veces has pagado con ella tú mal día?¿ Cuántas veces le has dicho Madre mía lo siento hoy no e estado contigo?….Sin embargo como una madre de un amor infinito ;nos escucha cuando le pedimos algo desde el deseo más pequeño al más grande .María no pasa de largo no te deja para más tarde te escucha te mira y veces hasta sonríe y te dice:que tonto y que zalamero este hijo mío. ..Ella sabe cómo eres. María conoce a cada uno de sus hijos sus virtudes y sus defectos.Sabe que hay quien le lleva una flor a escondidas, que la deja a su lado y si va sin pedir nada ..sabe del que le pide con una Salve los deseos más grandes.Sabe del que solo sabe mirarla ,una mirada rápida como con prisa como si no quisiera y se le escapará .Sabe de su hijo tímido del loquat del veleta del que todo lo sabe.A Ella no le importa su alma a sido creada para ver sólo lo bueno y no le importa la forma,el como mi él cuando .Ella es madre y las madres no esperan nada solo lo que tú quieras darle. Te imaginas a María rodeada de gente que la empuja la pisan por estar cerca de su hijo hasta tener que rendirse por la cantidad de gente…..Pues sabe que ese milagro es el primero de muchos y sabe que ese hijo no es suyo que es nuestro y no le importa.Ella sólo quiere asegurarse de que su hijo está bien……Adiós

  2. “Jesús, habiendo visto a su Madre, le dice: Mujer, he ahí a tu hijo!. Luego dice al discípulo: He ahí a tu Madre!”. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. (Jn 19, 26-27)
    Juan representa a todos los que, como el, desean ser el “discípulo amado” de Jesús. Como el, llevamos a María a nuestra casa. Ver: “He ahí a tu madre” ‘Juan Pablo II
    María Santísima es verdaderamente madre nuestra. Ella nos engendra continuamente a la vida sobrenatural. Ella como madre intercede continuamente por nosotros ante su Hijo. Ella siempre nos indica el camino a Cristo y nos concede las gracias necesarias para andar.

    La Virgen María fue solemnemente proclamada como “Madre de la Iglesia” en el Concilio Vaticano II el 21 de nov. de 1964.
    María es Madre Espiritual perfecta de la Iglesia. porque es madre de Jesús y su mas íntima compañera en la economía de la salvación. Participó con su Hijo del sacrificio de la Redención y por Él fue proclamada madre no solo de su discípulo Juan sino de todo el género humano. “Ella continúa desde el
    Cielo cumpliendo su función maternal de cooperadora en el nacimiento y en el desarrollo de la vida divina en cada una de las almas de los hombres redimidos.

    Como toda madre humana, María, no se limita a dar vida sino a alimentar y educar. ¿De qué modo coopera María en el incremento de los miembros del cuerpo Místico en la vida de la gracia?
    -Mediante su incesante intercesión inspirada por una ardiente caridad. Ella aunque está inmersa en la visión de la Trinidad no olvida a sus hijos desterrados- como ella un día- en la peregrinación de la fe. Mas aún contemplándolos en Dios y viendo sus necesidades, en comunión con Jesús siempre vivo para interceder por nosotros, se hace nuestra Abogada, Auxiliadora, Intercesora, Mediadora. -Su intervención obtiene de la mediación de Cristo la propia fuerza y es una prueba luminosa de la fuerza de Cristo.
    Su intercesión es en virtud de Cristo.

    María es modelo y ejemplo de virtud. Además de la intercesión, ella ejerce sobre los hombres redimidos otro influjo: el ejemplo. Su influjo es real e importantísimo, pues ella ha vivido perfectamente las virtudes de Cristo. Ella no sólo nos llama sino que su ejemplo nos mueve y nos anima a vivir una vida de perfección. Así como el Poderoso hizo grandes cosas en ella, así las puede hacer en nosotros si le permitimos.
    Además, conviene tener presente que la eminente santidad de María, no fue sólo un don singular de la generosidad divina; fue también el fruto de la continua y generosa correspondencia de su libre voluntad a las mociones internas del ES.

    Por su perfecta armonía entre la gracia divina y la actividad de su naturaleza humana, la Virgen dio suma gloria a la Stma. Trinidad y se convirtió en insigne decoro de la Iglesia. Jesús al pie de la cruz, nos da a María, como Madre espiritual no sólo del creyente sino de toda la comunidad de creyentes que es la Iglesia. Cuando la Encarnación, María acepta ser la madre del Mesías, o sea del Salvador, y a la vez, necesariamente madre de los salvados. Ella es la madre de la Cabeza, y en el orden de la gracia, se convierte también en madre del cuerpo místico. No se puede concebir a una cabeza sin cuerpo. María da a luz virginalmente a Jesús en Belén, y María nos da a luz a nosotros, la Iglesia, al pie de la Cruz, cuando tiene su otra anunciación y acepta ser madre de los creyentes. Darnos a luz, conllevó mucho
    dolor, no se desgarraron sus entrañas, pero sí su corazón.
    Madre, madre mía no nos dejes ni de noche ni de día hasta morir en tu santa compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s