Los ojos del buen ladrón

JES_S_CRUZ_DE_CRISTO_CON_FONDO_ROJO_Y_AMARILLO_Jesus_Cross890CEse momento en que Jesús, agonizante, dice a su compañero de condena hoy estarás conmigo en el paraísosólo tiene dos interpretaciones posibles. Y hay tal distancia entre ellas, que el lector debe, necesariamente, escoger una.

O es el último delirio de dos locos que agonizan, y entonces acudimos a una bufonada, a un rey de burlas coronado de infamia y a un demente que le sigue el juego antes de entregar ambos su último suspiro…

…O somos nosotros los necios, ciegos y alucinados, porque Hijo de Dios está muriendo de Amor en una cruz. En ese caso, ni la crueldad ni la arrogancia de los hombres han podido arrebatarle su imperio. Y es el pecador arrepentido el único capaz de distinguir la grandeza que nosotros hemos cubierto de infamia.

Quien crea la primera interpretación tendrá que explicarnos cómo un loco alucinado y muerto entre ladrones ha partido en dos la Historia. No lo tendrá fácil.

Quienes creemos lo segundo, sin embargo, deberíamos pedirle a ese «buen ladrón» que nos enseñe a vivir y a morir. Porque no tendría sentido ver lo que él vio y no someternos por completo al Rey de reyes entregado por Amor en una cruz. (Autor: José Fernando Rey Ballesteros)

4 comentarios en “Los ojos del buen ladrón

  1. Y quien no cree en minguna de las dos.Si al final todo es un cuento bien escrito que al final de repetirlo muchas veces se vive como real.Y si no hay nada simplemente por miedo a la muerte mos creamos un mundo paralelo de bondad. de bienes infinitos que en la tierra no existe…Y si simplemente es una historia que mecesitamos creer para. resistir.

    1. Han existido y seguirán existiendo muchos cuentos muy bien escritos y gente que los ha creído como reales un tiempo… Hay gente con mucho miedo a la muerte que crea mundos paralelos de bondad y fantásticos… Hay gente que necesita creer en historias para resistir… Pero también hay gente que no le pasa nada de eso y cree en Dios, simplemente porque cree.

  2. Si eres de los que piensa que esta vida terrenal es el único reino existente que experimentaremos, tengo que aclararte que hay algo más por venir.

    Nuestra vida natural aquí en la tierra, con todo su egoísmo, materialismo, lujuria, y búsquedas frenéticas de poder y prestigio, es realmente sólo una breve sombra de nuestra verdadera existencia eterna: la vida en el mundo espiritual.

    En el Reino espiritual eterno de Jesús, las actitudes que dominan son la humildad, no la ambición; dar con sacrificio, no la codicia; el amor, no la lujuria; la alegría serena, no el perturbador y frustrante vacío que define nuestra cultura secular actual.

    En el reino de Jesús, Él mismo, gobernante todopoderoso, voluntariamente da su vida por sus súbditos. Esto es verdadera realeza.

    Jesús es ese gobernante que está más preocupado por el bienestar de sus súbditos que por su propio bienestar. Esto es exactamente lo contrario de los gobernantes terrenales.

    Jesús nos dice claramente a través de los evangelios cómo podemos entrar en el gozo eterno de su Reino.

    Si centramos todo nuestro tiempo y esfuerzo en asuntos mundanos, no sólo tendremos que soportar el perturbador y frustrante vacío aquí y ahora, sino que también perderemos nuestra oportunidad de tener paz y alegría eterna.

    No cometamos ese error fatal. Abracemos el Rey de reyes y Señor de señores y sus valores contraculturales. Nunca nos arrepentiremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s