“Topología de la violencia” de Byung-Chul Han

topologia de la violencia.jpg
Byung-Chul Han, Topología de la violencia, Herder, 2016

Freud, Girard, Nietzsche, Sennet, Schmitt, Benjamin, Agamben, Galtung, Bourdieu, Zizek, Foucault, Levinas, y varios pensadores más, desfilan ante la dura mirada crítica de Han por estas páginas. Han es sintético, profundo, valiente, rompedor, y original. Confieso que me gusta, y más todavía cada vez que oigo a colegas suyos (hay mucho filósofo fracasado por el mundo) criticar sus planteamientos precisamente por eso: porque son muy suyos (¡qué atrevimiento!).

Sale a relucir aquí la interpretación sabida del pensador coreano respecto a la situación de nuestro tiempo: protagonismo del hombre (sujeto) de rendimiento y era de la positividad que abocan a una previsible insostenibilidad. Ello deviene, entre otras consecuencias, en el predominio de enfermedades del exceso (de rendimiento y de positividad) producidas por la autoexplotación, como es el caso de la depresión. Casi todas las páginas de topología de la violencia tienen extractos y sentencias citables de gran enjundia.  

El libro gana conforma avanza su lectura. La diagnosis es, a mi juicio, certera, y si bien no se propone terapia explícita, se supone en el análisis de los condicionamientos y causas que han abocado al mundo a la situación que padecemos.

No es un libro para aficionados pero creo que quien haya oído los nombres que figuran en el encabezamiento de esta reseña, debe leerlo. Aparte, creo que hará gran bien a psiquiatras y psicólogos, y pienso que es referencia obligada para profesores de ciencias humanas y sociales. Han: sigue escribiendo, por favor. (Fuente: José Pérez Adán)

2 comentarios en ““Topología de la violencia” de Byung-Chul Han

  1. MI COMENTARIO: En este ensayo, Han profundiza su análisis de la sociedad del cansancio y de la transparencia, buscando sacar a la luz las nuevas formas de violencia que se ocultan tras el exceso de positividad. Hay cosas que nunca desaparecen. Entre ellas se cuenta la violencia. Su forma de aparición varía según la constelación social. En la actualidad, la violencia ha mutado de visible en invisible, de frontal en viral, de directa en mediada, de real en virtual, de física en psíquica, de negativa en positiva, y se retira a espacios subcomunicativos y neuronales, de manera que puede dar la impresión de que ha desaparecido. Pero la violencia se mantiene constante. Simplemente se traslada al interior. La decapitación en la sociedad de la soberanía, la deformación en la sociedad disciplinaria y la depresión en la sociedad del rendimiento son estadios de la transformación topológica de la violencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s