Los pensamientos amables evitan muchos pecados

amabilidad.jpgLa práctica de pensar con amabilidad tiene sus consecuencias sobre la vida interior, pues lleva a la renuncia de uno mismo. Los pensamientos amables te permiten vencer tu espíritu crítico y toda la influencia que este puede ejercer sobre los demás: de ese modo sacrificas tu éxito en el momento en que lo tienes a tu alcance. La victoria sobre un corazón orgulloso y un temperamento antipático es el resultado de un arduo combate espiritual que, sin embargo, obtiene su recompensa, porque renunciar a uno mismo es una fuente de paz y de alegría para el alma.

Los pensamientos amables representan tu principal ayuda para un control total de la lengua, sin el cual —como dice Santiago— toda religiosidad es vana. La belleza interior del alma manifestada en tu amabilidad de pensamiento es mayor de lo que las palabras son capaces de describir.
Esta práctica te ayuda a crecer en la vida interior: abre y allana los caminos de la oración. Arroja una luz clara y serena sobre el conocimiento de ti mismo y te hace capaz de hallar a Dios con facilidad.
Los pensamientos amables implican el contacto con Dios y cuentan con una fuerza especial para dejar entrar en ti su luz. Son el aroma del que se impregna la criatura mediante la inhabitación del Creador.
La caridad es la forma más sabia de ver la vida, porque está más cerca de la visión de las cosas que tiene Dios, tan opuesta a una perspectiva mundana y superficial. La perspectiva de Dios no solo es la más veraz, sino la única veraz. Por eso, los juicios maliciosos y los prejuicios, los malentendidos y las sospechas, la envidia y los celos, las palabras desagradables y la calumnia no arraigarán en un alma que piensa con amabilidad. Las antipatías y los rencores desaparecen, cede la tensión en las relaciones y las disputas mezquinas mueren por sí mismas.
Si tu corazón se acostumbra a empezar el día con pensamientos amables, y no con pensamientos egoístas, no te sentirás tentado a negar a alguien tu ayuda o a ignorar el favor que te hace. Estarás dispuesto a disculpar los sentimientos del que es hipersensible, a compadecerte de los que sufren y a ayudar a los demás a resolver las contrariedades que les salen al paso. Si alimentaras en tu corazón la voluntad de perdonar y olvidar, en lugar de los juicios temerarios y los resentimientos, no te costaría tanto tratar afablemente a quienes suelen mostrarse contigo fríos y hostiles.
Mantener la firmeza de los principios sobrenaturales en la vida diaria no es cosa fácil. Hace falta mucha fuerza de voluntad para dominar los pensamientos de odio, de egoísmo y de desconfianza que surgen en tu interior, y para transformarlos en pensamientos amables y positivos. Es precisa la gracia de Dios y mucha autodisciplina para hacer realidad el ideal expresado en palabras de san Pablo: «Por tanto, como elegidos de Dios, santos y amados, revestíos de entrañas de misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia».
Acostúmbrate a interpretar con benevolencia todo lo que oigas y veas, y a pensar amablemente de todas las personas hacia quienes diriges tus pensamientos. Eso te permitirá vivir una vida nueva en un mundo nuevo.
Puedes compararlo con el estado que alcanzarás algún día en el cielo: una de sus principales características será la ausencia de rencores y críticas, y la posesión de pensamientos repletos de una tierna amabilidad. Por eso, si los cultivas, te estás preparando de algún modo para el cielo; te lo estás ganando. Por la gracia de Dios, imitas en tu pensamiento los rasgos del Pensamiento Divino en los cuales depositas todas tus esperanzas: los juicios compasivos, las interpretaciones favorables, los pensamientos benévolos y una tolerancia indulgente.
Pensar con amabilidad significa pensar mucho en los demás de acuerdo con un ideal divino: el ideal de la caridad. Endulzando la fuente de tus pensamientos destruyes la amargura de tus juicios. Y, si eres habitualmente amable de pensamiento por motivos sobrenaturales, habrás adelantado mucho en el camino hacia la santidad. (L. G. Lovasik en El poder oculto de la amabilidad).

4 comentarios en “Los pensamientos amables evitan muchos pecados

  1. La amistad crea una armonía de sentimientos y de gustos que prescinde del amor de los sentidos, pero, en cambio, desarrolla hasta grados muy elevados, e incluso hasta el heroísmo, la dedicación del amigo al amigo.
    Creo que los encuentros, incluso casuales y provisionales de las vacaciones, dan ocasión a almas nobles y virtuosas para gozar de esta relación humana y cristiana que se llama amistad. Lo cual supone y desarrolla la generosidad, el desinterés, la simpatía, la solidaridad y, especialmente, la posibilidad de mutuos sacrificios.
    Será fácil, pura, fuerte la amistad, si está sostenida y alimentada por aquella peculiar y sublime comunión de amor, que un alma cristiana debe tener con Cristo Jesús (PABLO VI, Aloc. 26-7-78).

    Conviene que Dios haga la voluntad del hombre respecto a la salvación de otro en proporción a su amistad (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 1-2, q. 114, a. 6).

    Si os dirigís a Dios, procurad no ir solos (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 4 sobre los Evang.).

    Cuando uno tiene amistad con alguien, quiere el bien para quien ama como lo quiere para sí mismo, y de ahí ese sentir al amigo como otro yo (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 12, q. 28, a. 1, c).

    Vi la gran merced que hace Dios a quien pone en compañía de los buenos (SANTA TERESA, Vida, 2, 4).

    Vive tu vida ordinaria; trabaja donde estás, procurando cumplir los deberes de tu estado, acabar bien la labor de tu profesión o de tu oficio, creciéndote, mejorando cada jornada. Sé leal, comprensivo con los demás y exigente contigo mismo. Sé mortificado y alegre. Ese será tu apostolado. Y, sin que tú encuentres motivos, por tu pobre miseria, los que te rodean vendrán a ti, y con una conversación natural, sencilla -a la salida del trabajo, en una reunión de familia, en el autobús, en un paseo, en cualquier parte- charlaréis de inquietudes que están en el alma de todos, aunque a veces algunos no quieran darse cuenta; las irán entendiendo más, cuando comiencen a buscar de verdad a Dios (S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ, Amigos de Dios, 273).

  2. Promesas de Dios para Tu Vida -> MAS CITAS-

    A veces la frustración es tanta que crees que nadie te entiende. Dios tiene el control de todo. solo recuerda:
    A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien. Romanos 8:28

    Descansa y Confía en Él, quien tiene un plan perfecto para tu vida, puede que no lo entiedas, ahora pero en su tiempo comprenderás todo.

    Filipenses 3:14
    prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

    1 Pedro 2:9
    Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

    Romanos 8:30
    y a los que predestinó, a ésos también llamó; y a los que llamó, a ésos también justificó; y a los que justificó, a ésos también glorificó.

    1 Corintios 1:9
    Fiel es Dios, por medio de quien fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro.

    2 Corintios 4:15
    Porque todo esto es por amor a vosotros, para que la gracia que se está extendiendo por medio de muchos, haga que las acciones de gracias abunden para la gloria de Dios.

    Efesios 1:11
    también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,

    1 Pedro 3:9
    no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s