Una anécdota sobre la Eucaristía, María y el celibato sacerdotal

paisaje jampones.jpgCon ocasión de un viaje a Nagasaki, visité una iglesia, testimonio de un maravilloso episodio de la vida de la Iglesia. Refleja hasta qué punto la fe vivida aúna la Eucaristía, el culto mariano y el celibato por el Reino. En 1549, con la llegada de san Francisco Javier, se propagó velozmente la fe por el archipiélago, pero no tardaron en llegar las persecuciones: los misioneros son expulsados en 1587, y diez años más tarde mueren los primeros mártires. En torno a 1630 no quedaba ningún sacerdote en Japón.

Al reabrirse las fronteras a mediados del siglo XIX y reconocerse la libertad religiosa, un grupo de misioneros franceses consigue entrar en Japón. Surge entonces la duda sobre si habría sobrevivido la llama del cristianismo, pues ninguna persona se manifestaba como tal. ¿Estarían ocultos por temor a las represalias gubernamentales? El 19 de febrero de 1865, el padre Petitjean inauguró en Nagasaki una iglesia en recuerdo de los mártires canonizados en 1862: a la ceremonia no acudió ningún japonés. Pocos días más tarde, el 17 de marzo, Petitjean observó a un grupo de japoneses que contemplaba la iglesia con curiosidad. La abrió, y ellos le siguieron. Se arrodilló en adoración delante del Santísimo Sacramento y ellos le imitaron. Una mujer se acercó y le dijo: «Todos tenemos el mismo corazón que tú». «¿Dónde está nuestra Señora Santa María?», preguntó otra. El sacerdote les condujo ante el altar de la Santísima Virgen, y aquellos japoneses manifestaron abiertamente su gozo: «¡Es realmente Santa María! ¡Mirad al Niño en sus brazos!».

Algunos campesinos temían que pudiera tratarse de una trampa de las autoridades, y decidieron emplear una estratagema: un pescador se presentó ante la pagoda cristiana francesa con un pescado en la mano, y pidió ver a la esposa del padre Petitjean. «Yo no tengo esposa, ni en Japón ni en Francia». Esta respuesta verificó la unión del sacerdote con la Iglesia de Roma y disipó los últimos recelos. Comprendieron que se encontraban ante los misioneros esperados desde hacía dos siglos.

Este testimonio de la fe del pueblo hace referencia a varios elementos, considerados por aquel pueblo como indispensables: el Papa, principio y fundamento de la unidad de fe y comunión; la Eucaristía, sacramento de unión con Dios y de unidad entre los hombres; a la Virgen María, Madre de la Iglesia; y la virtud de la castidad, que permite la unidad interior de la persona en su ser corporal y espiritual [30]. De un modo u otro, todo conduce a la unidad en Cristo. (G. Derville enAmor y desamor. La pureza liberadora)

 

2 comentarios en “Una anécdota sobre la Eucaristía, María y el celibato sacerdotal

  1. No he podido por menos de recordar la grandeza del sacerdote.
    “¡Oh, qué grande es el sacerdote! Si se diese cuenta, moriría… Dios le obedece: pronuncia dos palabras y Nuestro Señor baja del cielo al oír su voz y se encierra en una pequeña hostia…”. Explicando a sus fieles la importancia de los sacramentos decía: “Si desapareciese el sacramento del Orden, no tendríamos al Señor. ¿Quién lo ha puesto en el sagrario? El sacerdote. ¿Quién ha recibido vuestra alma apenas nacidos? El sacerdote. ¿Quién la nutre para que pueda terminar su peregrinación? El sacerdote. ¿Quién la preparará para comparecer ante Dios, lavándola por última vez en la sangre de Jesucristo? El sacerdote, siempre el sacerdote. Y si esta alma llegase a morir [a causa del pecado], ¿quién la resucitará y le dará el descanso y la paz? También el sacerdote… ¡Después de Dios, el sacerdote lo es todo!… Él mismo sólo lo entenderá en el cielo” (San Juan María Vianney).
    Acudo a Santa María para que ayude a los sacerdotes a ser otros Cristos. Mi vida ya la ofrecí por ellos cuando me di verdaderamente cuenta de lo que eran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s