Descubre el poder transformador de tus pensamientos amables

resurreccion.jpgLos pensamientos amables confieren energía a las palabras y las obras: sin ellos no puede haber caridad. Son el molde en que se funde la caridad. El pensamiento acaba tomando su forma definitiva en las palabras y en las obras caritativas, sin dejar de ser nunca la fuerza que las vivifica, dotándolas de belleza, de vida y de valor, como en la parábola de la viuda. Es el elemento más valioso de las mayores obras de caridad.

Los pensamientos actúan como una fuerza y son una importante fuente de energía. Incluso las poderosas palabras y obras de amor divinas —la palabra por la que Dios llamó al mundo al ser y creó un alma que compartiera su felicidad, la obra maravillosa de la Encarnación y la muerte de su Hijo Jesucristo en la cruz— proceden de los pensamientos amables de un corazón enamorado.

Cuando el pensamiento amoroso no las acompaña, las palabras y las obras de caridad están muertas. Y todo hombre que no albergue en su interior pensamientos amables y llenos de amor —sean cuales sean sus obras y sus palabras—, carece de caridad y, como dice san Pablo con plena autoridad, está muerto: «El que no ama permanece en la muerte». (L. G. Lovasik en El poder oculto de la amabilidad)

Un comentario en “Descubre el poder transformador de tus pensamientos amables

  1. En su libro Mi primera amiga blanca, una periodista norteamericana de color describe cómo la opresión que su pueblo había sufrido en Estados Unidos le llevó en su juventud a odiar a los blancos, “porque han linchado y mentido, nos han cogido prisioneros, envenenado y eliminado” . La autora confiesa que, después de algún tiempo, llegó a reconocer que su odio, por muy comprensible que fuera, estaba destruyendo su identidad y su dignidad. Le cegaba, por ejemplo, ante los gestos de amistad que una chica blanca le mostraba en el colegio. Poco a poco descubría que, en vez de esperar que los blancos pidieran perdón por sus injusticias, ella tenía que pedir perdón por su propio odio y por su incapacidad de mirar a un blanco como a una persona, en vez de hacerlo como a un miembro de una raza de opresores. Encontró el enemigo en su propio interior, formado por los prejuicios y rencores que le impedían ser libre.

    El perdón comienza cuando, gracias a una fuerza nueva, una persona rechaza todo tipo de venganza. No habla de los demás desde sus heridas, evita juzgarlos y desvalorizarlos, y está dispuesta a escucharles con un corazón abierto. A veces hace falta comprender que en los que nos han hecho daño hay bloqueos que les impiden admitir su culpabilidad. Perdonar es tener la firme convicción de que en cada persona, detrás de todo el mal, hay un ser humano vulnerable y capaz de cambiar. Significa creer en la posibilidad de transformación y de evolución de los demás. Ningún hombre está totalmente corrompido; en cada uno brilla una luz.

    En 1994, un monje trapense llamado Christian fue asesinado en Argelia junto a otros monjes que habían rechazado dejar su monasterio, situado en una región peligrosa. Christian dejó a su familia una carta para que la leyeran después de su muerte, en la que daba gracias a todos los que había conocido: “En este gracias por supuesto os incluyo a vosotros, amigos de ayer y de hoy… Y también a ti, amigo de última hora, que no habrás sabido lo que hiciste. Sí, también por ti digo ese gracias y ese adiós cara a cara contigo. Que se nos conceda volvernos a ver, ladrones felices, en el paraíso, si le place a Dios nuestro Padre” [80].

    Con el perdón se inicia un proceso que nos conduce a aceptar e incluso amar a los que nos han herido. Ésta es la última etapa de la liberación interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s