Dios no inventó el dolor en el Calvario; allí lo abrazó y perfumó de Amor

A nuestros primeros padres los engañó el Demonio presentándoles a un dios malo y perverso, que les prohibía comer de todos los árboles del jardín para evitar que fuesen como él. Hoy, el propósito del Tentador no es acercar al hombre a un árbol prohibido, sino alejarlo de Árbol de salvación. Y, para ello, también miente, […]

Leer más Dios no inventó el dolor en el Calvario; allí lo abrazó y perfumó de Amor