Recuerda agradecido la misericordia que Dios tiene contigo

misericordiaMás que el recuerdo de los pecados, reconforta el recuerdo de la misericordia divina, pues gracias a ella hemos sido purificados (cf. 2 P 1, 9). Al hablar de la fornicación, san Gregorio Magno insiste en que Dios no mira los pecados cometidos, sino que abre de par en par su amor paternal al hombre cuando este se vuelve hacia Él. Llega incluso a afirmar: «Una vida más fervorosa después de la falta, resulta más agradable a Dios que una inocencia aletargada en su seguridad». Y cita las palabras de Cristo sobre la pecadora: «Le son perdonados sus muchos pecados, porque ha amado mucho» (Lc 7, 15). Ella estaba decidida a convertirse y lo había demostrado derramando su perfume y sus lágrimas en un gesto de amor, arrepentimiento y gratitud. Lo importante no es lo que fuimos, sino lo que somos hoy y ahora bajo la mirada de Dios, y lo que, gracias a Él, llegaremos a ser el día de nuestra muerte. En ese sentido, no hay nada más ajeno al espíritu cristiano –e incluso al sentido común– que negarse a perdonar. En el ámbito del derecho, resultaría chocante una rigidez penal que rechace el perdón en aquellos casos que admitan cierta clemencia.

Gregorio recuerda también esta extraordinaria profecía de Jesús: «Habrá en el cielo mayor alegría por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de conversión» (Lc 15, 7). Y termina con una comparación agrícola: «Podemos comprenderlo enseguida, a partir de nuestra experiencia, si nos fijamos en nuestra manera de juzgar. Pues preferimos una tierra que –limpiada de espinos– produce frutos abundantes, que otra que no tiene espinos pero que al trabajarla produce una exigua cosecha». Es necesario, en fin, considerar la bondad de Dios, que ha permitido tantas buenas acciones en nuestra vida pasada: reconocerlas como un don facilita la acción del Espíritu Santo, que hace crecer nuestra humildad. (G. Derville en Amor y desamor. La pureza liberadora)

3 comentarios en “Recuerda agradecido la misericordia que Dios tiene contigo

  1. Cuando a tu vida llegue la bendición o estás experimentando en este momento de tu vida abundancia, quiero decirte lo que dice la palabra de Dios, que no se te olvide que Dios te sacó de tierra de Egipto, de tu vida antigua llena de pecado, te limpió, te hizo pasar por un desierto espantoso y ahora tienes una nueva vida, gracias a Dios.
    Quiero decirte que tu no has hecho nada, no creas que es por tus logros, capacidades, estudios, no, todo lo ha preparado Dios para ti, por eso hoy Dios te recuerda, NO TE OLVIDES DE MI, RECUERDA DE DONDE TE SAQUE, se agradecido con Dios. O es que tú estás convencido que todo lo has hecho tú, si piensas así, te digo que estás viviendo en un engaño que tarde o temprano lo vas a reconocer, recuerda toda la misericordia que Dios ha tenido contigo y el camino por donde has andado en este desierto, donde Dios te afligió, te probó para saber lo que había en tu corazón. Mucho cuidado cuando Dios te empiece a multiplicar y todo lo que tengas se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Dios, y después digas Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.

    Si en este momento de tu vida estás en un desierto que parece que no encuentras salida, confía en Dios, la palabra de Dios dice que esta leve tribulación es temporal, el Señor no te ha olvidado, El hoy te dice que como estuve con Moisés estaré contigo, y que aunque pases por tormentas el está contigo a tu lado, solamente espera en El, que tú bendición va a llegar. Sea en la situación que estés nunca te olvides de Dios.

    Te cuento que yo particularmente viví un desierto que creía que nunca iba a salir de el, pero otra cosa pensaba Dios, en esos momentos Dios siempre me sustentó nunca me faltó nada, y hoy vivo en Sobreabundancia gracias a Dios, por eso todos los día le pido a Dios, Señor que nunca se me olvide de donde me sacastes ni de las bendiciones que he recibido y seguiré recibiendo, solamente le creí a Dios, te invito a que tú lo hagas también, pero cuando suceda cuéntale a todos de las maravillas que Dios ha hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s