La confianza es una filosofía de vida que genera felicidad

desconfianzaLa verdadera caridad es incapaz de pensar mal, no solo porque está libre de toda malicia, sino porque no ama nada que sea malo. Si eres sincero y amable y no hay en ti falsedad, estarás dispuesto a ver en cualquiera a una persona honesta, buena y amable.
La confianza es una filosofía de vida mejor que la suspicacia, que se asemeja a un vigilante cuyo celo desmedido, además de ahuyentar a los ladrones, priva a su amo de reposo; y sigue siendo mejor aunque la caridad se vea a menudo engañada y decepcionada, y sufra muchas derrotas que una ligera sospecha podría haber evitado.
La sospecha nos hace infelices, mientras que la fe y la confianza alimentan la alegría. Incluso cuando te traicionan, a pesar del dolor causado por la decepción, eres más feliz que si te vieras obligado a admitir que has sospechado injustamente de otro. Si confías recogerás paz y felicidad.
Cuando la confianza está plenamente justificada, nos anima a obrar bien y nos inclina a hacernos merecedores de ella. Es una de las fuerzas vitales más educativas y sanadoras. La confianza que otros nos otorgan nos lleva a sentirnos estimulados y amados. Si queremos que los hombres sean mejores, debemos pensar mejor de ellos.

Pero ser confiado no significa que tengas que pasar por la vida poniendo tu confianza en todo el que se cruza contigo. Cuando tienes series dudas y dispones de datos objetivos, el amor no te impedirá ni esperar ni pedir lo mejor para esa persona, sin perder la fe en su honradez; pero obrarás con cautela a la hora de confiar en ella. No obstante, mientras el equilibrio entre la buena y la mala opinión siga siendo inestable, el amor te llevará a inclinarte por la primera.
Si tienes tendencia a ser suspicaz, la única cura consiste en adquirir la costumbre de eliminar cualquier rumor infundado que te pase por la cabeza. Sigue la práctica de admitir que la gente es buena a menos que dé pruebas objetivas de no serlo. Aprende a perdonar a quienes son culpables de cualquier forma de conducta equivocada.
Cree en los demás. Todos tenemos derecho a que nos estimen, puesto que el amor de Cristo por nosotros es tan hondo que ha muerto por nuestra salvación. Su perfecta caridad queda expresada en su oración: «Padre, perdónales». (L. G. Lovasik, en El poder oculto de la amabilidad).

Anuncios

2 comentarios en “La confianza es una filosofía de vida que genera felicidad

  1. Una finalidad tradicional de la educación es preparar para la vida. Y un error actual es preparar solamente para la vida de éxito profesional como medio para conseguir un bienestar material. Esa mentalidad excesivamente pragmática crea vacíos educativos, como, por ejemplo, no enseñar a desarrollar actitudes de servicio y solidaridad social. Esos vacíos dificultan que los hijos adquieran virtudes; sin ellas no es posible aspirar a una vida lograda y feliz.

    Decía Séneca que hay que enseñar a los jóvenes a vivir honestamente, conforme a la virtud, porque en la virtud reside el sumo bien y la felicidad del hombre. Para conseguirlo proponía cinco medios que son plenamente actuales.

    1. Los buenos ejemplos (“largo es el camino con preceptos; corto y eficaz con ejemplos”); 2. Reducir las necesidades del cuerpo al mínimo requerido por la naturaleza (sobriedad y templanza); 3. Las buenas amistades; 4. Las buenas lecturas; 5. El orden en la propia vida (“es grave mal para el cuerpo, y frecuentemente para el alma, hacer del día noche y, contra toda razón natural, convertir la noche en día).

    La vida honesta que propone Séneca se parece mucho a la “vida buena” de la que habló Sócrates cuatro siglos antes. Sócrates optó por la “vida buena” a costa de sacrificar la “buena vida”, hasta el extremo de morir por defender la verdad sin componendas.

    Piepper afirma que la felicidad está ligada a la contemplación, que es un conocer encendido por el amor. Feliz es quien contempla el bien que ama y quien se entrega a ese bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s