En vez de fijarte en lo malo, acostúmbrate a pensar en lo bueno y foméntalo

Ya dijimos ayer que la crítica evidencia, con frecuencia, el propio fracaso, porque si no hubiéramos fracasado, muy probablemente no hubiera surgido la crítica sobre aquello o la murmuración contra los superiores. Hoy consideramos la conveniencia de recordar nuestros propios defectos antes de tirar la piedra contra los demás; y del esfuerzo de pensar bien para “acertar sobrenaturalmente”:

Leer más En vez de fijarte en lo malo, acostúmbrate a pensar en lo bueno y foméntalo