Santidad, “son las medicinas que toma el Papa”

cara alegre“Para mañana hacéis una redacción breve sobre el tema: la santidad”, dijo la profesora minutos antes de terminar las clases. Esa noche Anita, de 9 años, trabajó duro y con la ayuda del diccionario y una duda que resolvió con mamá, ya tenía su breve redacción terminada. A la mañana siguiente la profesora pidió una voluntaria para leer la redacción y Anita levantó la mano como un rayo. Poco después, en pie, delante de todas, empezaba su lectura un poco nerviosa. Leyó: “La santidad es la medicina que toma el Papa…” Todas rompieron a reír, incluida la profesora. Anita desconcertada empezó a sonrojarse mientras se justificaba diciendo: “pero, esto es lo que leí en el diccionario”. “Cómo va a decir eso el diccionario…”, afirmó la profesora. “A ver, abre el diccionario y busca esa palabra”. Anita buscó apresurada la palabra y leyó toda seria: “Santidad: tratamiento que recibe el Romano Pontífice…” Todas volvieron a reír divertidas por la ingenua confusión de Anita. La profesora se quedó pensando y dijo:“Anita, se trata de un tratamiento honorífico no de medicinas… Pero tienes razón ¿sabes? Por que la santidad también nos pone buenos, en cierto modo nos cura como una medicina”. Anita sonrió y las demás callaron.

Efectivamente, solo cuando ante un problema, una dificultad o una situación difícil adoptamos la postura que adoptaría un santo, solo entonces nos quedamos contentos y de algún modo curamos de verdad nuestra alma, porque nos sentimos llenos de paz y alegría. Solo cuando ante situaciones dolorosas, difíciles, sacrificadas, etc., tomamos decisiones en “clave de santidad”, entonces sentimos que aunque duelan o impliquen sacrificios, eran las decisiones adecuadas en aquel momento. Por el contrario dejar que las situaciones difíciles se “infecten” con los gérmenes de la soberbia, la pereza o la indiferencia…, no es buena solución y vemos como empeoran. 

Piensa en la decisión más  bella, en lo que sería más agradable a los ojos de Dios, en lo que da paz y tranquilidad a tu alma aunque implique sacrificio o algún tipo de pérdida, en lo que podrías poner como ofrenda en el altar… Actúa así y habrás empezado a tomar “las medicinas del Papa”. ¡Animo!

7 comentarios en “Santidad, “son las medicinas que toma el Papa”

  1. Me ha encantado su historia. Para contestar a su comentario he elegido lo que supone para el Papa la santidad: “Veo la santidad en el pueblo de Dios paciente: una mujer que cría a sus hijos, un hombre que trabaja para llevar a casa el pan, los enfermos, los sacerdotes ancianos tantas veces heridos pero siempre con su sonrisa porque han servido al Señor, las religiosas que tanto trabajan y que viven una santidad escondida. Esta es, para mí, la santidad común. Yo asocio frecuentemente la santidad a la paciencia: no solo la paciencia como ‘hypomoné’, hacerse cargo de los sucesos y las circunstancias de la vida, sino también como constancia para seguir hacia delante día a día. Esta es la santidad de la Iglesia militante de la que habla el mismo san Ignacio. Esta era la santidad de mis padres: de mi padre, de mi madre, de mi abuela Rosa, que me ha hecho tanto bien. En el breviario llevo el testamento de mi abuela Rosa, y lo leo a menudo: porque para mí es como una oración. Es una santa que ha sufrido mucho, incluso moralmente, y ha seguido valerosamente siempre hacia delante”.

  2. Habrás que aplicárselo a razón de tres veces al día, preferentemente antes de las comidas. A ver si así conseguimos cumplirlo cada 8 horas más o menos. Ah! y si se olvida una dosis, simplemente recomenzar donde se había dejado,…, ¿No os parece? Gracias a Anita por su genial recomendación. Lo que me recuerda como Jesucristo decia que debemos volvernos como niños para seguirle.
    Buen día y mejor semana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s