El mundo avanza a remolque de la gente que es perseverante en su empeño.

Demóstenes perdió a su padre cuando tenía tan sólo siete años. Sus tutores administraron deslealmente su herencia, y el chico, siendo apenas un adolescente, tuvo ya que litigar para reivindicar su patrimonio. En uno de los juicios a los que tuvo que asistir, quedó impresionado por la elocuencia del abogado defensor. Fue entonces cuando decidió dedicarse […]

Leer más El mundo avanza a remolque de la gente que es perseverante en su empeño.