Lo queréis todo de mí, pero no a mí

La soledad que sufrió Jesús de Nazaret es un abismo insondable de tinieblas. Los hombres se acercan a Él en busca del favor divino: buscan prosperidad, consuelo, paz de espíritu, una «santidad» que les permita mirarse al espejo y quedar tranquilos, vida eterna… Pero pocos, muy pocos, se acercan a Jesús buscando conocerlo, saber qué […]

Leer más Lo queréis todo de mí, pero no a mí