El Mont Blanc desde Google

El Mont Blanc se une al Machu Pichu, la montaña de El Capitán del Parque Natural de Yosemite o el Etna como uno de los lugares que se pueden visitar sin salir de casa gracias a Google y su herramienta Street View.

Desde la propia página de la exploración del Mont Blanc, te ofrece la oportunidad de disfrutarla desde cuatro experiencias distintas:

  1. Subida por la ruta Goûter.
  2. El macizo cambiante.
  3. Entrena en el valle.
  4. Descubre la montaña con prestigiosos exploradores.

2 comentarios en “El Mont Blanc desde Google

  1. Es la montaña más alta de Europa Occidental con una altura de 4.810,45 metros. Fronterizo entre Francia e Italia, este pico da nombre al Macizo del Mont Blanc, conjunto de cumbres de los Alpes que contienen muchas otras montañas de más de 4.000 metros.

    El Macizo del Mont Blanc es la cuna del alpinismo, en él se practica el senderismo, el esquí y el snowboarding.
    Numerosos glaciares se encuentran a su alrededor: al sur los glaciares de Freney, de La Brenva, de Miage, del Mont blanc y de Brouillard; y al norte, los glaciares de Bossons y la Mer de Glace.
    Chamonix (Alta Saboya, Francia) y Courmayeur (Valle de Aosta, Italia) son las dos ciudades más importantes cerca del Mont Blanc

    La leyenda de la montaña maldita
    Los habitantes de la región la llamaban la “Montaña Maldita” y de hecho hay una montaña del macizo que se llama el “Monte Maldito”.
    Se cuenta que un reino encantado ese halla en la cumbre, donde se encontraba la diosa blanca, que vivía en prados verdes e hilaba el destino de los habitantes del valle. Estas entidades divinas se debían respetar y venerar ya que las cimas emitían un tipo de influencia, una fuerza sobrenatural, que guiaban a los hombres sin que ellos se dieran cuenta y cuya influencia podría ser buena o mala. Con el cristianismo se consideró a estas divinidades como demonios hostiles e invisibles.

    Primeras ascensiones al Mont Blanc
    En 1786 Horase Bénédict de Sausarre, científico de Ginebra, ofreció una recompensa a quien encontrará una ruta para acceder a la cima del Mont Blanc. Se realizaron varios intentos pero fue en 1786 cuando Jacques Balmat, guía y cristalero y el doctor Michel Gabriel Paccard fueron los primeros en conquistar la cima. Habían instalado un vivaque a unos 2.400 metros de altura. Llevaban algunas provisiones de comida y un equipo científico compuesto por termómetro, brújula, barómetro y una especia de piolet primitivo. A la mañana siguiente continuaron con la ruta, no llevaban ni escaleras, ni cuerdas ni arneses. En Jonction se cayeron 4 veces en las grietas del glaciar, pero lograron salirse. Más tarde atravesaron Grand Plateau, con nieve profunda, llevándoles casi a la extenuación. El doctor Paccard insistió a Balmat para continuar con el reto. Paccard fue el encargado de tallar escaleras en el hielo con el pilote, en un paso expuesto a 40 grados de pendiente. Tan sólo les quedaba 350 metros para la cima. Consiguieron coronar la cima por la tarde. Debido al mal tiempo a Paccard se le congelaron los dedos de la mano derecha. Iniciaron el descenso poco antes de la puesta de sol y gracias a la luna llena lograron alcanzar el vivaque a 2.400 metros. Los dos sufrían de congelaciones en las manos y el doctor estaba casi ciego debido a la reverberación de la nieve. Los dos lograron volver a sus casas, sanos y salvos.

    Un año después en 1787 el mismo Horase Bénédict de Sausarre piso la cumbre acompañado de Jacques Balmat junto a 18 personas más entre guías y porteadores con el objetivo de proceder al cálculo de la altitud, efectuando mediciones que sirvieron como primera aproximación sobre la altitud de la cima.
    En 1808 la primera mujer en ascender a la cima fue Marie Paradis acompañada de Jacques Balmat. La segunda fue la alpinista y periodista Henriette d’Angeville en el año 1838 publicando un diario de su ascensión. La primera ascensión invernal la realizó Isabella Stratton en 1876.
    El primero en realizar la ascensión por la vertiente italiana fue Felice Giordano, geólogo y alpinista, en el año 1864. Y la primera ascensión invernal por esta misma vertiente fue Quintino Sella en el año 1888.

    El primer accidente mortal
    Este se produjo en 1820 y durante la décima ascensión, era una expedición dirigida por el Doctor Hammel. Después de pasar dos noches y un día en Grands Mulets, los clientes exigieron la ascensión a pesar de las malas condiciones climatológicas y los guías no subieron dar un no de respuesta.
    Durante la ascensión a la cima se produjo una avalancha sepultando a los tres guías de cabeza, cuyos restos fueron hallados en el año 1861 en el glaciar de Bossons. Este hecho conmocionó mucho y a raíz de ese accidente se empezaron a crear compañías de guías.

    Compañías de guías
    Todos los guías se reunieron en 1823 para crear la Compañía de guías de Chamonix. Actualmente cuenta con más de 150 miembros profesionales, guías y acompañantes. En 1850 fue creada la Sociedad de guías alpinos de Courmayeur bajo el nombre de Società delle Guide Alpine Courmayeur y en 1864 la Compañía de guías de Saint-Gervais.

    Rutas habituales
    •Vía de Cristalliers o vía Real. Empieza en Saint-Gervais-les-Bains, donde hay el Tranvía del Mont Blanc hasta Nid d’Aigle. La ascensión es desde allí en dirección al Refugio de Tête Rousse y luego se debe superar el peligroso pasillo de Goûter donde se encuentra el refugio para pasar la noche. Se recomienda iniciar la ruta a las 2 de la mañana pasando por Dôme du Goûter y el Refugio Vallot.
    •La Vía de los tres Mont Blanc o la Travesía. Comienza en Chamonix donde cogeremos el teleférico de Aiguille du Midi y se desciende al Col du Midi llegando al refugio de Cosmiques donde pernoctaremos. Al día siguiente para ascender pasaremos por el Mont Blanc du Tacul y después por el monte Maldito.
    •La vía Grands Mulets. Es la ruta más empleada en invierno en esquí para descender a Chamonix. Se ha dejado de utilizar por peligro de derrumbamientos de seracs.
    •La ruta italiana de Aiguilles Grises. Se cruza el glaciar de Miage y se pasa la noche en el Refugio de Gonella. Al despertarnos se pasará por el Col des Aiguilles Grises para llegar a Dôme du Goûter.
    •Ruta Miage – Bionnassay – Mont Blanc. Esta ruta se suele hacer en 3 días saliendo desde Contamines-Montjoie y se hace noche en el Refugio de Conscrits. Al amanecer nos dirigimos a Dômes de Miage para llegar hasta el Refugio Durier. El último día se asciende de Aiguille de Bionnassay y se llega hasta el Dôme du Goûter.
    •Vía de la Espina de Peuterey. Se pasa por Grand Pilier de Angle y por Aiguille Blanche de Peuterey llegando al refugio Monzi

    Historias de deportitas que se han dejado la vida en el Mont Blanc
    •En agosto del 2010, la belga Chloé Graftiaux de 23 años, descendía de la Aguja Negra del Peuterey, en la parte italiana del Mont Blanc cuando una roca en sus pies se desprendió y la hizo caer cerca de 600 metros, acabando con su vida. Chloé quedó tercera en la última Copa del Mundo de escalada en bloque consiguiendo la medalla de bronce.
    En el año 2009, la francesa Karine Ruby de 31 años, campeona olímpica de snowboard, falleció al caerse en una grieta de 21 metros en el glaciar en la Tour de Ronde, en el macizo del Mont Blanc, junto a otros dos alpinistas que le acompañaba. Ruby se convirtió en 1998 en la primera campeona olímpica de snowboard femenina de la historia después de adjudicarse la prueba de gigante paralelo en los Juegos Olímpicos de Invierno de Nagano (Japón). Además de la plata en 2002 en la misma categoría en los Juegos de Salt Lake City (EEUU), la francesa fue seis veces campeona del mundo y en 2005 comenzó la formación para ser guía de alta montaña en la Escuela Nacional de Esquí y Alpinismo en

    Otras historias
    En el año 2002 unos estudiantes sin el material necesario y adecuado, suben con bambas, pantalones cortos y sin ropa de abrigo. Cuando las condiciones meteorológicas cambiaron no tuvieron ropa de abrigo para protegerse y esto fue el principal causante de dicha tragedia. Cuatro personas, tres mujeres -una francesa, una chilena y una neozelandesa- y un hombre de nacionalidad británica, los cuatro estudiantes en Grenoble, los cuatro entre 30 y 25 años, se lanzaron hacia la cumbre del Mont Blanc. Hacía sol, mucho calor y la montaña estaba ahí, resplandeciente, salpicada de unas pocas manchas de nieve. Después de más de 24 horas el helicóptero encontró a los cuatro excursionistas muertos de frío o de cansancio. El helicóptero no pudo salir antes por haber vientos de más de 120 Km./hora. Como en todos los casos la muerte vino despacio por agotamiento y frío la voz se fue apagando poco a poco, tuvieron contacto con los equipos de rescate pero no supieron dar la posición exacta, la chica francesa fue la última en llamar a los equipos de rescate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s