Aire de Navidad

Estaré unos días fuera otra vez, atendiendo un curso de retiro pero llego pronto. Aquí os dejo con este original video navideño de la Academia del Aire de León, que cuenta con los protagonistas del anuncio de la lotería de Navidad del 2014…

2 comentarios en “Aire de Navidad

  1. Sumamente original el video.

    El anuncio del nacimiento del Mesías, hecho por los ángeles a los pastores, ha iluminado sus corazones; la palabra que proclama el cumplimiento de las promesas hechas a los hijos de Israel los ha hecho apresurarse y acercarse hacia el lugar del Nacimiento, en el que encuentran todo conforme a las palabras angélicas: encontraron a María, a José y al recién nacido acostado en el pesebre. Se trata de una escena humana, – ¡humanísima! -, cotidiana y sencilla, para nada extraordinaria, ya que se repite en tantas familias con el nacimiento de cada nuevo hijo. Y, sin embargo, aquel niño recostado en semejante cuna y envuelto en los pañales que revelan su fragilidad e impotencia, su condición puramente humana, es reconocido por los pastores como el Mesías nacido del seno del resto de Israel, ese grupito de hombres y mujeres humildes y despreciados que todo lo esperan del Señor (cf. Sof 3,12-13). Apenas verlo se trasforman de inmediato en testigos contando la novedad de aquel Nacimiento a todos cuantos encuentran, transmitiéndoles con estupor semejante Buena Noticia, la alegría inefable ante una acción de Dios tan humilde y escondida y, sin embargo, evidente para los ojos que la contemplan con mirada de fe.

    María, por su parte, , mira, escucha, piensa, medita y vuelve a meditar en su corazón todos estos acontecimientos, encontrando en la inesperada llegada de los pastores la confirmación de lo que le había sido anunciado por el ángel acerca de su hijo. Después de haber engendrado a aquel Niño en la obediencia de una vida ofrecida por entero al Señor,- como lo muestra su virginidad -, ahora deberá acompañarlo en su crecimiento cual hijo llamado a conformarse en todo al anuncio del ángel: Jesús es Hijo del Altísimo, Rey sobre el trono de David su padre, Señor y Salvador (cf. Lc 1,32-33; 2,11). Ciertamente, con el nacimiento de este Niño ha llegado la plenitud de los tiempos, las promesas de Dios se han cumplido y todo el pueblo de Israel, pueblo de los creyentes en el Dios único, ha llegado al término de su gravidez, generando por voluntad y acción de Dios, al Cristo/Mesías y Señor, gracias a María, la hija de Sión, que representa a todos los creyentes.

    El niño es un hijo primogénito (Lc 2,27), es un judío, hijo del pueblo santo y como tal, llevará en su carne el sello de la Alianza con Dios, la circuncisión (cf. Gen 17). Junto con este signo recibe un nombre en todo conforme al anuncio del ángel, nombre que indica tanto su total pertenencia a Dios como también su misión: Jesús (Yeshu’a) significa ‘el Señor salva’, es decir Salvador. En el momento de recibir dicho nombre Jesús del mismo modo que sobre la Cruz derramará su sangre hasta morir, recibirá de Dios el Nombre de Kýrios, de Señor; y María, que hoy aparece como madre de Jesús, será entonces reconocida como Madre del Señor, de Jesús hombre y Dios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s