Casarse con una fe débil o prácticamente ausente ¿es válido?

La respuesta es afirmativa: sí, pero con algunas advertencias:

timthumb.php

Quien tiene una fe débil o prácticamente ausente es más difícil que perciba la verdad del matrimonio, y puede verse determinado hacia un “no matrimonio” (can. 1099) o bien excluir el matrimonio mismo o una propiedad esencial; pero no está necesariamente abocado a ello. Por otro lado, quien está alejado de la fe o de la práctica religiosa pero quiere realmente una unión según el proyecto divino, se encuentra indudablemente en un camino de conversión, está tocado por la gracia Su fidelitas está sostenida por la fides y está abierta a la fidelidad de la alianza divina.

En distintas partes del mundo, llegan a la iglesia muchos casos de novios que quieren casarse y muestran desconocer la doctrina católica o aun no creer en ella. ¿Pueden contraer matrimonio válido en esas condiciones? Es un problema que menciona el documento de trabajo preparado para el Sínodo de la Familia que ha comenzado esta semana, señalando que sobre él hay una variedad de enfoques. Miguel Ángel Ortiz, profesor de Derecho Matrimonial Canónico en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), publicó en la revista Palabra (abril 2015) un análisis de la cuestión. Hacer click para ver el extracto completo.

Anuncios

Un comentario en “Casarse con una fe débil o prácticamente ausente ¿es válido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s