La Castidad o el “ars amandi” en la enseñanza de san Juan Pablo II

Seguimos tratando sobre la castidad tomando fragmentos del libro “Amor y desamor. La pureza liberadora”de Guillaume Derville. Hoy vemos la optica que imprimió a esta hermosa virtud san Juan Pablo II en sus escritos y predicación:

image Holger_Dörnhoff_nebelschwaden_nebel_sommer_sonnenstrahlen_wald_mystisch_morgennebel_geister_geisterbusch_heide_morgenlicht_geheimnisvoll

Solo Dios es puro; la pureza total pertenece a su misterio. En el ser humano, se refleja en una virtud que, pese a no haber sido considerada siempre como primordial en la vida cotidiana, tiene una importancia capital. En efecto, está estrechamente ligada a la edificación de la identidad individual y social, al desarrollo de la persona y a la virtud de la caridad. Es un jardín de auténtica belleza. Es cristiana, en primer lugar, porque al tomar nuestra carne, el Verbo de Dios confirmó la bondad del cuerpo humano, y la hermosura tanto del celibato que Él mismo observó como del matrimonio, manifestada en su participación en las bodas de Caná. Toda la existencia humana está llamada a ser santificada por la gracia divina: en una palabra, por el Amor. Pues bien, la castidad mantiene ese Amor siempre joven y nuevo.

Con palabras de Henri de Lubac, diría que Karol Wojtyla ofreció una reflexión realista, positiva y madurada en el tiempo, sobre la castidad en su libro Amor y responsabilidad [1]. El futuro Papa hablaba del «arte de la educación del amor, el verdadero ars amandi» [2]. San Juan Pablo II desarrolló después ampliamente su pensamiento sobre el amor humano. Me referiré a esto con frecuencia, sobre todo a sus catequesis entre 1979 y 1984 sobre la creación del hombre y de la mujer a imagen de Dios, el cuerpo, el corazón y el espíritu, la resurrección, el matrimonio y el celibato, y el amor humano en el plano divino [3]. El pontífice polaco quiso explicar cómo «el cuerpo humano en su masculinidad y feminidad está ordenado interiormente a la comunión de las personas (communio personarum)» [4]. Remitiéndose a Pablo VI, se guió por una concepción integral de la persona y del amor conyugal, explorada en un marco sacramental, mostrando así las dimensiones del matrimonio como alianza y signo.

  • [1] Cf. K. Wojtyla, Amor y responsabilidad. Estudio de moral sexual,Editorial Razón y fe, Madrid 1969, p. 347. Prefacio de Henri de Lubac, pp. 7-10.
  • [2] Ibídem, p. 98.
  • [3] Cf. S. Juan Pablo II, Hombre y mujer los creó. El amor humano en el plano divino, ed. preparada por el Pontificio Instituto Juan Pablo II (coord. Alejandro Burgos Velasco), Ediciones Cristiandad, Madrid 20102, p. 758.
  • [4] Ibídem, 7.XI.1984, pp. 667-668.

Un comentario en “La Castidad o el “ars amandi” en la enseñanza de san Juan Pablo II

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s