¿Por qué tienes miedo?

18Te empeñas en ser mundano, frívolo y atolondrado porque eres cobarde. ¿Qué es, sino cobardía, ese no querer enfrentarte contigo mismo?

El Autor encamina sus consideraciones a que el lector se enfrente con la necesidad de esa seria “reforma personal“. En particular apunta al miedo a la exigencia, a la mortificación y la penitencia, en definitiva a todo aquello que nos haga sufrir. El en puto 318 también habla indirectamente de este tipo de “cobardía”: Para ti, que eres deportista, ¡qué buena razón es ésta del Apóstol!: “Nescitis quod ii qui in stadio currunt omnes quidem currunt, sed unus accipit bravium? Sic currite ut comprehendatis” –¿No sabéis que los que corren en el estadio, aunque todos corren, uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo ganéis.

Fuente: Edición crítica de Camino

Hace años escuche está canción “Nada es imposible para tí”, y pude conocer personalmente a la hermana Glenda, una religiosa con una voz extraordinaria:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s