No huyas…!!

cropped-cfg2peswaaan9hv.jpgUna vez más os dejo con José-Fernando Rey:

¡Qué fácil es salir corriendo cuando se aproxima quien viene a pedirnos algo! Llaman al teléfono. Miras la pantalla, y aparece el nombre de esa persona que siempre tiene problemas. «Ahora no puedo estar media hora escuchando el Apocalipsis en lata», te dices. Y silencias el aparato. Punto.

   Te acercas a la caja del supermercado. Y, en una de las filas, ves a esa vecina que siempre te pide que le cuides al niño para poder salir con el marido. Y te vas a la fila más larga, con tal de no encontrarte con ella, no vaya a ser que tenga planes para salir esa noche.

   Puedes pasar la vida así, sorteando obstáculos y esquivando prójimos. Aunque puede que un día también tú necesites algo, incluso mera compañía… Espero que no recojas entonces lo que sembraste.

   Al que te pide prestado, no lo rehúyas. No hay por qué saltar de extremo a extremo. Quizá no puedas escuchar media hora a tu prójimo, pero puedes darle cinco o diez minutos. Quizá no puedas cuidar esta noche al hijo de la vecina, pero puedes dejar que te lo pida, sonreír, y darle alguna idea.

   Lo que no te hace bien es huir.

Anuncios

2 comentarios en “No huyas…!!

  1. Quien tiene miedo a Dios y a sus exigencias, no le conoce bien y, siguiendo a S. Agustín, debería recordarse: “Si tienes miedo a Dios no huyas de Él, huye a Él”. Esto es, conócele, trátale en la lectura atenta de se Palabra y en los Sacramentos, particularmente en la Eucaristía y la Penitencia.

    “Ese Cristo, que tú ves, no es Jesús. -Será, en todo caso, la triste imagen que pueden formar tus ojos turbios… -Purifícate. Clarifica tu mirada con la humildad y la penitencia. Luego…no te faltarán las limpias luces del Amor. Y tendrás una visión perfecta. Tu imagen será realmente la suya: ¡Él!” (S. Josemaría Escrivá).

    “¿Quién dice la gente que soy yo?” ¿Es el Señor para mí el agua que apaga la sed de infinito de mi alma (Cf Jn 4,14), el pan que alimenta y da la vida eterna (Cf Jn 6,35), el amigo verdadero (Cf Jn 15,15), la luz que aclara y descifra los enigmas de la vida humana y quien nos ama con una intensidad sin parangón en esta vida y que como un don inmerecido se nos concede? Debemos perder el miedo al compromiso con Jesucristo y no dudar que firmarle un cheque en blanco es suscribir una póliza de seguro a todo riesgo, porque Él ofrece una seguridad que este mundo no puede proporcionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s