La conversión de los hijos de Dios en su caminar hacia la Casa del Padre

A winter view of the American Falls and Goat Island at Sunset - Niagara Falls, New YorkSigo sin internet. Así que paciencia.

La Iglesia nos hace una propuesta de conversión en el tiempo de Cuaresma. Pero ¿por qué esa insistencia de la Iglesia en la conversión? Porque: 

“La semilla divina de la caridad, que Dios ha puesto en nuestras almas, aspira a crecer, a manifestarse en obras, a dar frutos que respondan en cada momento a lo que es agradable al Señor. Es indispensable por eso estar dispuestos a recomenzar, a reencontrar –en las nuevas situaciones de nuestra vida– la luz, el impulso de la primera conversión” (san Josemaría)

Ya estamos muy avanzados en este tiempo (V semana de Cuaresma): un tiempo de penitencia, de purificación, de conversión. Buen momento éste para hacer examen: ¿cómo va esta propuesta de conversión de hijos de Dios en nuestro caminar hacia la casa del Padre? Y sobre todo ¿Cómo saber si vamos bien en nuestro deseo de conversión? La respuesta la tienes en tu alegría. ¿Estás contento, a pesar de los pesares? ¿Sí? Entonces vas bien:

“Que vivamos contentos. Yo estoy contento. No lo debiera estar, mirando mi vida, haciendo ese examen de conciencia personal que nos pide este tiempo litúrgico de la Cuaresma. Pero me siento contento, porque veo que el Señor me busca una vez más, que el Señor sigue siendo mi Padre. Sé que vosotros y yo, decididamente, con el resplandor y la ayuda de la gracia, veremos qué cosas hay que quemar, y las quemaremos; qué cosas hay que arrancar, y las arrancaremos; qué cosas hay que entregar, y las entregaremos” (La conversión de los hijos de Dios, 66).

6 comentarios en “La conversión de los hijos de Dios en su caminar hacia la Casa del Padre

  1. Si hay una llamada de la Iglesia en Cuaresma a través de los pasajes bíblicos seleccionados para la Liturgia de la Palabra de cada día, es, sin duda, la invitación permanente a convertirnos.

    Hoy, de manera plástica, escenificada y pedagógica se nos ofrecen textos en los que concurren a la vez la llamada a la conversión y dos actitudes posibles: la de quienes acogen la predicación, como fue en el caso de Nínive -“Llegó el mensaje al rey de Nínive; se levantó del trono, dejó el manto, se cubrió de saco” (Jon 3,6) – y la actitud refractaria de los contemporáneos de Jesús: “Ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás” (Lc 11, 32).

    La indicación que recibe Jonás: -«Levántate y vete a Nínive, la gran ciudad, y predícale el mensaje que te digo.» Se levantó Jonás y fue a Nínive, como mandó el Señor (Jn 3, 2-3), y el gesto del rey: “Se levantó del trono, dejó el manto”-, contienen simbólicamente la mejor respuesta a la Palabra.

    El salmista nos señala la contestación adecuada: “Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú no lo desprecias” (Sal 50, 19).

    Santa Teresa

    Si la contemplación de las escenas bíblicas es un estímulo para levantarse en actitud de querer seguir la voluntad de Dios, en Santa Teresa encontramos el testimonio de cómo ella misma se llamaba a la virtud con el recuerdo del ejemplo de los que se convirtieron y fueron fieles.

    De manera particular, los ejemplos de San Pablo y de Santa María Magdalena la impresionaron mucho y los invocaba en sus enseñanzas. “Era yo muy devota de la gloriosa Magdalena y muy muchas veces pensaba en su conversión, en especial cuando comulgaba, que como sabía estaba allí cierto el Señor dentro de mí, poníame a sus pies, pareciéndome no eran de desechar mis lágrimas” (Vida 9, 2).

    En varios escritos, se hace eco de la fecha de la conversión de San Pablo, que le invita a esforzarse aún más, como sucedió en la fundación de Burgos. “Con este mal camino llegamos a Burgos por harta agua que hay antes de entrar en él. Quiso nuestro padre fuésemos lo primero a ver el santo Crucifijo, para encomendarle el negocio y porque anocheciese, que era temprano cuando llegamos, que era un viernes, un día después de la conversión de San Pablo, 26 días de enero” (Fundaciones 31, 18).

    Dios atrae de muchas maneras hacia Sí, y no hay circunstancia que sea impedimento para que Él pueda convertir el corazón de una persona. “El Señor la junta consigo; mas es haciéndola ciega y muda, como lo quedó San Pablo en su conversión, y quitándola el sentir cómo o de qué manera es aquella merced que goza; porque el gran deleite que entonces siente el alma, es de verse cerca de Dios. Mas cuando la junta consigo, ninguna cosa entiende, que las potencias todas se pierden” (Moradas VII, 1, 5).

  2. Hoy, día 25 de marzo, es el Día Internacional de Rememoración de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata de Trasatlántica de Esclavos. El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon dice: “La esclavitud es aborrecible. La esclavitud y las prácticas análogas persisten en muchas partes de l mundo. La esclavitud se transforma y reaparece en manifestaciones modernas, como la servidumbre por deudas, la venta de niños y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Sus raíces están en la ignorancia, la intolerancia y la codicia. Debemos crear un clima en el que los abusos y esa crueldad sean inconcebibles. una forma de hacerlo es no olvidar el pasado y honrar la memoria de las víctimas de la trata trasatlántica de esclavos”.
    Existe una estrecha relación entre estas palabras y lo que nos ha sugerido el Papa a los cristianos que tenemos personas a nuestro cargo, empresarios, etc.
    Adjunto este impresionante vídeo sobre el himno Amazing Grace y la Historia de cómo John Newton, tratante de esclavos, se convirtió al cristianismo y escribió esta melodía, escuchando los gemidos de los pobres esclavos hacinados en la sentina de sus barcos.

    1. Gracias Joaquín. También hoy es La Anunciaciación a María, el día de la Encarnación del Verbo al encantao de aquellas palabras virginales “he aquí la esclava del Señor” Que distinta esclavitud esta que nos libera del mundo y nos une a Dios: “Hágase en mi según tu palabra” y Se hizo la obra de la Redención-Liberación del hombre. Un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s