8 consejos del Papa Francisco para la vida matrimonial

La oportunidad era inmejorable, y ante más de 12.000 parejas de novios -el pasado 15 de febrero del 2014-, el Papa Francisco ofreció los ocho ingredientes para elaborar la receta de un amor sólido. Ha pasado un año y seguirán vigentes estos 8 breves y claros consejos del Papa

Anuncios

5 comentarios en “8 consejos del Papa Francisco para la vida matrimonial

  1. Me parecen estupendos los ingredientes que nos muestra el Papa Francisco para que el matrimonio sea sólido. Siempre que ha hablado del tema ha sido muy concreto y en este comentario voy a dar mi opinión, una vez leída y reflexionada su exhortación.

    El matrimonio es una entrega libre, total, fiel y fructífera (abierto al regalo de la vida). El propósito del matrimonio es la procreación, la educación de los hijos, buscar la perfección y santificación de los dos esposos. Como se observa este propósito no es egoísta, los esposos no se buscan a sí mismos sino siempre el bien del otro del conyugue y de los hijos. En el matrimonio se cede la mitad del alma para tomar la otra mitad del otro: “será mi privilegio compartir tu itinerario a donde quiera que conduce y aceptar cualquier cosa que pase en el camino”. Aunque veamos tan común que los matrimonios no duren, esto no tiene por qué ser una constante. En cada uno de nosotros está hacer la diferencia y recuperar el sentido de familia que es el núcleo de la sociedad y la primera escuela donde aprendemos todo.

    El amor dura cuanto tú te propongas que dure. El amor tu elijes con quien vivirlo, si lo vivirás de verdad aspirando a la felicidad, si hacerlo liquido o sólido, tú eliges cuanto y cómo te propondrás amarlo/a, si lo/a amas con egoísmo o generosidad, si lo/a amas en todas las dimensiones de la persona humana, en lo bueno y en lo malo y en muchas cosas más. Si me preguntaran cual creo yo que es el éxito de una pareja les diría que sí es recomendable tener el gusto y agrado por el aspecto físico, es bueno hablar el mismo idioma de fe, que es muy importante tener el mismo sentido de familia y proyección, pero el éxito es EL AMAR y construir un amor sólido desde el principio y así serán felices como siempre lo andamos buscando, aunque cueste, los frutos del amor son muy dulces porque el color de la felicidad es amar-i-lla (amar y ya).

    El ejemplo de mis padres, para mí fue vital. Nunca les ví discutir y a partir de una cierta edad compartíamos todos el cotidiano quehacer, incluso nos escuchaban, aunque lo que dijéramos no fuera lo oportuno, pero querían saber cómo pensábamos y poco a poco, sin darnos ni cuenta nos iban inculcando el bien hacer. A su vez ellos se formaban en los medios que la Obra pone siempre a disposición de todos, y terminó naturalmente, queriéndola y perteneciendo a ella. Mi hermana era mas callada , pero yo incluso llegaba a “discutir” con ellos y cuando tenía problemas se los contaba a Dios y era quien me tranquilizaba. Mi recuerdo especial para ellos y mi hermana que se sonreirán desde el cielo, y dirán: Esta hija y hermana……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s