Madera fina (y 2)

shutterstock_61411060Seguimos donde dejamos el relato ayer, de Francisco Mata: madera fina (1)

Menos mal que el viernes y el sábado tuvimos torneo de futbol y como cumplía años mi mamá fuimos a cenar a un restaurante toda la familia, incluyendo Crisálida y Julien, el asistente de papi. Así tuve la mente ocupada.

El domingo fuimos a Misa de 11:00…y allí estaba Luisito, el hermano mayor de Valeria en la entrada y más allá estaba Valeria con sus otros dos hermanitos morochos. Bella rebosante, vital, serena. Me costó concentrarme en la Misa. Ni me acuerdo de que fue la homilía. Cuando comulgué le pedí a Diosito que todo saliera bien. Tenía que lograr hablar con Valeria al final de la Misa. No quería volver a meter la pata. Al final de la Misa le dije a papá que iba a saludar a Valeria 5 minutos, que me esperaran en el estacionamiento. Salí al final de la Misa afuera de la Iglesia y al salir Valeria, no pudo evitarme. Le dije delante de su mamá si podíamos hablar tres minutos. De mala gana accedió. Dijo a su mamá que enseguida iría. Nos fuimos a la plaza, frente a la Iglesia. No sabía como empezar…Me dijo simplemente:

  • -Dime rápido qué quieres!
  • – …sigues brava conmigo?…
  • no supe más que decir
  • -¿Qué piensas? …no sé si entiendes lo que paso el otro día…
  • -Mira, he pensado mucho y me he aconsejado. De verdad, que yo soy un ignorante. No sabía lo que implicaba besarse así. Tú sabes que yo nunca lo había hecho. No sabía, de verdad perdóname.
  • -…no sé que pensar. Dame tiempo por favor….estoy aún un poco herida y confundida…dame un tiempo por favor
  • -¿ya no me quieres….verdad?
  • -…si no te quisiera, no estuviera así como estoy….dame tiempo porfa….chao me voy…

Me quedé triste. Pero me sentía mejor. En su mirada vi que aún me quiere….y yo voy a luchar por su amor…y pensé en aquel grafitti, que leí por ahí en una pared: ¨María Fernanda, por más alta que sea la cumbre de tu amor, no descansaré hasta alcanzarla¨…ella me va a perdonar…..Diosito pls, ayúdame….

Al día siguiente no había clase, por ser un feriado nacional. Nada, me aburría de miedo en la casa, pues Rodrigo se había ido con su familia a la playa, y no tenía cabeza para el play. De repente al mediodía, me llegó un mensaje al teléfono. ¡¡Era un email de Valeria!!! El corazón me hacía bum bumbumacelerao. Me fui a mi cuarto. Abrí el mail. Estaba nervioso…por su estilo al escribir entiendo por qué Valeria es siempre la mejor delegada en los MUNs

Hola!

             Quería esperar unos días para escribirte, que se me pasara la rabia o el no se qué. Ayer me pediste perdón, y me dí cuenta que habías entendido….y sí, te perdono…y te quiero mucho, cielo mío. Eres un chamo noble, con un corazón de oro…y no quiero perder ni tu cariño ni tu amistad sincera, que para mí es una de las cosas más extraordinarias que me ha pasado. ¿Sabes por qué me fijé en ti? Por tu mirada. Fuiste el único que siempre me miró con ojos limpios, que no vivía buceando (en mi cuerpo). He visto que tienes ideales, pero a veces le paras demasiado o lo que dicen los demás. Te falta más confianza en ti mismo y ser tú mismo, aunque tus amigos piensen mal de ti. Te falta en definitiva un poco más de personalidad. Nada, todos –¡yo también!- tenemos que mejorar siempre en algo. No creas que a mí no me cuesta luchar por lo que creo, que también se burlan de mí mis amigas por no ser tan liberal como ellas…nunca he estado, como muchas de ellas, en la pared del zampe, ni he jugado a los 7 minutos en el cielo…y por eso no me siento menos. Creo en unos principios, que tienen lógica….tú me entiendes. Quizá debimos haber hablado de esto al principio, pero confieso, que me hice la loca, por miedo a perderte….no quería que me tomaras por una mojigata…pero ahora sé, que es mejor hablar claro….y raspao…

                  Sabes que las mujeres tenemos una enorme necesidad de ser tomadas en cuenta…de ser y sentirnos amadas y más aún, sentirnos y sabernos amadas por la persona que amamos. Es algo muy fuerte. En ustedes los chamos predomina el poseer a quien se ama. Pero hablemos de nosotras. La mayoría de las mujeres están dispuestas a todo…te digo a todo…. con tal de sentirse amadas. Cuando se ama de verdad, se ama a la persona completa, con su interioridad inclusive. El problema surge cuando ese deseo de ser amado no va acompañado con la donación de una interioridad rica…. rica en valores, con una actitud positiva y profunda de la vida, con metas y ganas de hacer felices a los demás. Cuando esa interioridad es vacía o,a lo sumo, llena de cotufas, no atraes al hombre que amas, y lo compensas con tu cuerpo, y así ofreces tu cuerpo, (…), y todo con tal que se fijen en ti y te sientas amada. Y te dejas tocar, besar, que el macho descargue su fuerza loca en ti, y te dejas convertir en objeto…buscas sentirte amada, pero sin amor verdadero…el amor lo sustituyes por ganas, deseo, pasión, posesión. El amor, chamo, de verdad es otra cosa. La palabra amor siempre va acompañada por otras dos palabras, por lo que constituyen un todo inseparable: AMOR-SACRIFICIO-ENTREGA. Por amor estoy dispuesta a sacrificarme por el bien del que amo, pasando por encima de mis inclinaciones, gustos y comodidades…me entrego al otro sin limitaciones, sin reservas, con todo.

                Por eso cuando zampas a una chama con un beso rechupón, tienes que ser un ángel del cielo, para no excitarte tarde o temprano, y puede ser que la primera vez no te pase, pero luego te excitas, y la excitas a ella…es así…créeme. Esa excitación lleva al deseo de poseer, ya es placer que con el tiempo busca más y más placer (…). Se confunde fácilmente, en ese momento y esa circunstancia, el placer con el amor. Mira, mi cuerpo y mi alma yo se la voy a entregar a un hombre que me haya prometido su amor (amor-sacrificio-entrega) para siempre y de manera exclusiva y que yo haya hecho lo mismo: sólo a él y para siempre…esto es la promesa del matrimonio. No voy a jugar el juego del placer por placer, del placer a medias, del placer que sustituye al amor, del placer sin sacrificio, sin entrega. El amor, chamo, es otra cosa. No quiero ser nunca juguete de nadie, ni hacer de nadie juguete mío. Eso no es amor así lo maquilles como lo maquilles. Veo a muchas amigas mías sufriendo por esto…pobrecitas, pero muchas se lo buscan por tontas. No soy mejor que ellas, pero tengo una suerte muy grande que mamá siempre me habló claro de qué es el amor…además Agatha, una gran amiga que tengo, me ha ayudado mucho a comprender, que a pesar de mis errores –que son muchos- yo valgo y tengo derecho y ¡el deber! de hacerme valer. Si no ofendo a Dios, que me ha hecho valer lo que valgo…..¿me captas? No soy trapito de cocina de nadie.

                  Yo quiero ser amada sin condiciones, no quiero ser objeto de placer de nadie, como te decía. Yo valgo, el hombre que amaré para siempre también vale. Por eso te pido que me respetes que no me utilices para lograr tu placer, que me ames sacrificándote por mí, que me cuides, que cuides mi integridad, mi pureza.

                Te pegué porque te quiero chamo, con toda mi alma, porque quiero que seas bueno, que sepas valorarme como persona, para que me cuides. Si nuestra relación dura lo que tiene que durar –Dios lo quiera- y nos llegamos a casar, mi entrega a ti será total, con sacrificio que es la otra cara de la moneda del amor, con todo mi corazón, con todo mi cuerpo, para siempre. Ya te dije por qué me enamoré de ti: por tu mirada. Te pegué porque no quiero que me dejes de mirar así. Te pegué porque en esta etapa de nuestra relación me niego a cambiar la ternura de un beso en los labios o en la mejilla o en la frente por un chupeteo que queramos o no, tarde o temprano y más temprano que tarde llevará a la excitación, que quieras o no es egoísta en esta etapa de nuestra relación. Te pegué porque si no eres puro en tu corazón y en tus deseos, no podrás ver a Dios. Recuerda: reconoces que estás enamorado de alguien, porque estás dispuesto a sacrificarte por el bien de esa persona, en una donación de toda tu persona, que será total luego de la promesa mutua e indestructible de amor eterno y exclusivo.

                Tienes que formarte. Tienes que crecer. No te dejes llevar por el que dirán, no por la presión social de tus supuestos amigos. Soy tu novia, la chama que amas y que te quiere con todo su corazón, no soy ni tu bichita y mucho menos tu culito. ¡Sé hombre! Rezo a Dios por ti todos los días, para que crezcas. Busca consejo, buen consejo de tus padres, de tus buenos y verdaderos amigos, de tu spiritual coach –como tú le llamas-. Yo hago lo mismo. Y también rezo a la Virgencita por la limpieza de nuestro amor.

                                                                              Te quiero mucho

                                                                                                                             Valeria

PD Ya vez que escribo más de lo que hablo….soy así. ¡Ayúdame a mejorar! Esta tarde estaré con mis hermanos en el parque de La Hacienda. ¿Por qué no vienes y nos tomamos algo? ¿Cómo a las 5:00?

Reconozco que lloré de alegría. Empezaba a entender muchas cosas que en mi corazón presentía desde siempre, pero no sabía cómo darles el por qué. Soy un perfecto idiota, porque no pienso, no reflexiono. ¡Gracias Dios mío por una chama así!, de panita que sí. La quiero con toda mi alma…La amo, aunque parezca ilógico que se pueda amar a alguien tan rápido….así somos los jóvenes. Empecé a saltar en mi cama de la emoción.

Le escribí a mi spiritual coach

Me dio una carta hoy en la que me explicó todito. Tenías razón. Es pura madera fina

te lo dije viejo…quiérela mucho

Allí estaba en el parque de La Hacienda, jugando con sus hermanitos morochos con una pelota. Bella. Discreta. Sonriente. Me miró a los ojos. Esta vez no tuve miedo de mirarla a los ojos y perderme en su inmensidad, ni tuve miedo de darle el beso más tierno que pude en la mejilla. Nos pusimos los dos rojos…de repente el pelotazo que me lanzó Gabriel -uno de los morochos- en la cara, me hizo aterrizar. ¡Qué cortanota!

2 comentarios en “Madera fina (y 2)

  1. Mi explicación está dicha en -Madera I y al leer el segundo capitulo me ha recordado la canción del mismo nombre, que os transcribo a continuación:

    Que puedo yo pedirte, si te quiero para siempre
    Y no tengo otra fuente, sin ti no sé, sin ti no quiero, no quiero y no sé

    Que puedo yo decirte, que voy a robar el tiempo pa’ vivir lo suficiente,
    Y hacer de ti, hacer de ti, de ti mi vida

    Voy arrancarte esa mirada de animal mal herido
    Y que tus ojos se convenzan de la suerte que tuvimos
    De tener madera fina, madera fina

    Que mas voy a pedirte, si tu risa es suficiente
    Y no esconde lo que sientes y ahora sé, que vas hacer, ser mi vida

    (Madera fina) niños de (madera fina)
    Hechos con amor del bueno, vamos a cuidar el bosque
    Porque hay madera fina, (madera fina)
    Y Amor, amor de madera fina
    Y no se parte con el tiempo
    Se hace fuerte con el tiempo
    Y amor, amor de madera fina
    Madera fina
    Vida de, (madera fina)
    Oh no, no se pierde en la tormenta
    Si la tumban se levantan
    Hay vida de madera fina
    (Madera fina )
    Somos de madera fina
    Hechos con sudor y tierra, alma y corazón despiertos
    Somos de madera fina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s