El designio del “principio”, entre la debilidad humana y la fidelidad divina.

Venice,ItalySeguimos con la familia y el matrimonio. Aquí presento de modo esquemático lo que nos dice la Escritura sobre el plan original de Dios respecto al hombre y las consecuencias del pecado: 

  • La creación del hombre, varón y mujer. Mirando la Escritura vemos lo siguiente:
    • Dios ha creado al hombre, varón y mujer, a su imagen y semejanza. Es decir con dignidad de PERSONA. Lo ha creado por amor y lo llama al amor: esta es su vocación fundamental e innata.
    • Varón y mujer son IGULAES en su dignidad personal. Y son DISTINTOS en su condición sexuada, esta distinción es ORIGINARIA, son dos MODOS, de ser persona humana.
    • Esta diversidad los hace ser COMPLEMENTARIOS: ayuda adecuada, otro yo
    • Esta complementariedad explica la atracción mutua que llega a hacer de los dos: una sola carne, algo INDIVISIBLE y que exige FIDELIDAD exclusiva y perpetua (no ya otra carne sino una sola)
    • Esta unión lleva aperejada la bendición divina de la FECUNDIDAD, como misión

  • El desorden introducido por el pecado. La Escritura después de mostrar la situación original habla del pecado original, donde se rompen la armonía original de esa relación.
    • La VERACIDAD en la relación hombre y mujer queda dañada: la vergüenza
    • Aunque hoy percibamos el pecado como normal, no es lo NATURAL.
    • La concupiscencia y la soberbia rompen lo natural, infidelidad
    • En esta situación el amor conyugal originario conforme a su verdad originaria resulta difícil y se realiza solo con esfuerzo.
    • Pero a pesar de todo la VERDAD DE LA CREACIÓN, subsiste profunfdamente arraigada en la naturaleza humana. Y el hombre bueno se siente íntimamente inclinado a NO CONFORMARSE CON CUALQUIER VERSIÓN deshumanizada de la unión amorosa. Es esta CONNATURALIDAD con la que el hombre intuye y añora el verdadero sentido del amor lo que lleva a Dios a emplear esta imagen en su relación con su Pueblo
  • El matrimonio, símbolo de la Alianza entre Dios e Israel. Tras la caída se promete la restauración. A eso viene Jesucristo. El restaura la imagen de la alianza nupcial entre Dios y su Pueblo en la nueva y eterna alianza. Su unión con nosotros nos hace hijos de Dios fue realizada en la encarnación y en la Cruz, dando su vida por los amigos, y celebrada en las bodas del cordero.

 

Anuncios

Un comentario en “El designio del “principio”, entre la debilidad humana y la fidelidad divina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s