Humanidad de Cristo, entrega y vida ordinaria

A winter view of the American Falls and Goat Island at Sunset - Niagara Falls, New YorkSe acerca la Navidad y seguimos meditando sobre la Humanidad de Cristo, esta vez desde la perspectiva de la entrega y la vida ordinaria.

Para acercarnos a Dios hemos de emprender el camino justo, que es la Humanidad Santísima de Cristo” (san Josemaría, AD, 299). … El verdadero conocimiento de Dios es el que se encuentra en Cristo. “Todo el poder, toda la majestad, toda la hermosura, toda la armonía infinita de Dios, sus grandes e inconmensurables riquezas, ;todo un Dios!, quedó escondido en la Humanidad de Cristo para servirnos. El Omnipotente se presenta decidido a oscurecer por un tiempo su gloria, para facilitar el encuentro redentor con sus criaturas” (AD, 111). San Josemaría se apoya en el misterio de la encarnación, en una perspectiva descendente que no deja ninguna duda de que Cristo hombre es el Hijo amado, la imagen perfecta del Padre. Al mismo tiempo, la Humanidad de Cristo se convierte en punto de partida para el verdadero acceso a Dios, de forma que el círculo se completa en el movimiento ascendente que va desde la Humanidad al misterio insondable y cercano de la Trinidad.

¿Cómo la Humanidad de Cristo fundamenta una verdadera sacramentalidad? San Agustín habla del “mediatoris sacramentum“, y Tomás de Aquino del “instrumentum coniunctum“, por el que llega la acción salvífica a los sacramentos (cfr. S.Th., III, q. 62, a. 5). Tras estas expresiones se halla la convicción de que la Humanidad de Cristo es el signo eficaz de la presencia y de la donación de Dios. Hay en la Humanidad de Cristo una trascendencia que remite y realiza la más perfecta donación de Dios a sus hijos.

La Humanidad de Cristo es, escribe san Josemaría, “esa maravilla inefable de Dios que se humilla hasta hacerse hombre” (AD, 178). En coherencia con la kenosis de que habla san Pablo, san Josemaría entiende que la encarnación es fruto del abajamiento, de la humillación del Hijo, de una humillación que revela el valor de todos los momentos del vivir y del actuar humanos. Ese abajamiento se manifiesta con fuerza en la vida ordinaria, oculta, vivida por Jesús durante treinta años que san Josemaría contempla como luz que ilumina todo acontecer humano y en la que encuentra la fuente inspiradora del proceso en virtud del cual todo cristiano se sabe llamado a llegar a ser alter Christus, ipse Chrístus. Pero ese abajamiento que implica la encarnación adquiere su expresión máxima en la humillación de la pasión de Jesús: la “Humanidad doliente, reducida a un guiñapo” (AD, 132) “la Santísima Humanidad del Señor hecha una llaga” (VC, I Estación); las llagas de la Humanidad de Cristo (cfr. C, 555; AD, 302), son realidades que tocan profundamente el corazón y lo elevan hasta comprender, en la medida que le es dado al ser humano, la hondura del amor divino y llenarse en consecuencia de alegría. “Todos percibís en vuestras almas una alegría inmensa, al considerar la santa Humanidad de Nuestro Señor: un Rey con corazón de carne, como el nuestro; que es autor del universo y de cada una de las criaturas, y que no se impone dominando: mendiga un poco de amor, mostrándonos, en silencio, sus manos llagadas” (ECP, 179).

San Josemaría ve esa progresiva humillación de Cristo en su Humanidad como la expresión más perfecta del amor que invade el corazón de Cristo, de un amor que -como veremos- es esencialmente redentor. “Discurrir sobre este tema [la santa pureza] significa dialogar sobre el Amor. Acabo de señalaros que me ayuda, para esto, acudir a la Humanidad Santísima de Nuestro Señor, a esa maravilla inefable de Dios que se humilla hasta hacerse hombre, y que no se siente degradado por haber tomado carne como la nuestra, con todas sus limitaciones y flaquezas, menos el pecado; y esto, ¡porque nos ama con locura!” (AD, 178).

Anuncios

2 comentarios en “Humanidad de Cristo, entrega y vida ordinaria

  1. Quiere el Señor que seamos nosotros, los cristianos −porque tenemos la responsabilidad sobrenatural de cooperar con el poder de Dios, ya que El así lo ha dispuesto en su misericordia infinita−, quienes debemos procurar restablecer el orden quebrantado y devolver a las estructuras temporales, en todas las naciones, su función natural de instrumento para el progreso de la humanidad, y su función sobrenatural de medio para llegar a Dios, para la Redención.
    No somos espectadores. Al contrario, es misión específica de los laicos santificar el mundo «desde dentro»: orientar con sentido cristiano las profesiones, las instituciones y las estructuras humanas. Como enseña el Concilio Vaticano II, los laicos han de «iluminar y ordenar todos los asuntos temporales a los que están estrechamente vinculados, de tal manera que se realicen constantemente según Cristo y se desarrollen y sean para la gloria del Creador y del Redentor». En una palabra: cristianizar desde dentro el mundo entero, mostrando que Jesucristo ha redimido a toda la humanidad: ésa es la misión del cristiano.
    Y para esto los cristianos tenemos el poder necesario, aunque no tengamos poder humano. Nuestra fuerza es la oración y las obras convertidas en oración. La oración es el arma más poderosa del cristiano. La oración nos hace eficaces. La oración nos hace felices. La oración nos da toda la fuerza necesaria, para cumplir los mandatos de Dios. Concretamente, el arma específica que poseen la mayoría de cristianos para transformar la sociedad es el trabajo convertido en oración. No simplemente el trabajo, sino el trabajo santificado.
    No tiene mucho que ver con el tema tratado por Vd. Lo siento, estoy intentando vivir especialmente la misión del cristiano y es lo que tengo en la cabeza, y lo que me sale del alma.
    Una misión grandiosa. ¡Adelante¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s