“Templanza es el amor que se conserva íntegro e incorruptible para Dios” (san Agustín)

La atracción por las cosas sensibles, cuando nos impulsa a satisfacer las legítimas necesidades, es en sí buena: pasaba Jesús en sábado por medio de unos sembrados; sus discípulos tuvieron hambre y comenzaron a arrancar unas espigas y a comer. Pero no conviene olvidar que tras el pecado original, estamos inclinados a un desordenado amor […]

Leer más “Templanza es el amor que se conserva íntegro e incorruptible para Dios” (san Agustín)