Roy Costner: un valiente discurso de graduación

ValLords PrayerRoy Costner, como mejor alumno, era el encargado de dar el discurso principal del acto de graduación en la escuela secundaria Liberty en Carolina del Sur, Estados Unidos. El joven fue aclamado por el público cuando decidió cambiar su discurso por la oración del Padrenuestro. Hay que saber que este gesto era una respuesta a la decisión de las autoridades educativas que habían prohibido todo tipo de oración durante la ceremonia de graduación, debido a las presiones sufridas días antes por grupos de presión ateos.

Roy fue muy valiente cuando, como podéis ver en el vídeo de abajo, emocionadamente dijo:

“Mi agradecimiento y admiración a todos aquellos que han ayudado a tallar y moldear a los jóvenes adultos que hoy somos” (….) “Estoy muy contento de que mis dos padres me llevaran hasta el Señor a una edad temprana …. Y por eso, creo que la mayoría de ustedes lo entenderán cuando digo en su memoria …” hizo una pausa. “Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre …”  El auditorio comenzó a entrar en erupción con aplausos y vítores. “No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal”, continuó. “Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén.”

El representante de esta entidad, John Eby, dijo a Christian News que no adoptarán medidas disciplinarias contra Costner: “No vamos a castigar a los estudiantes por expresar su fe religiosa. Además ahora ya es un graduado, ya no hay nada que podamos hacer aunque quisiéramos”, indicó.

Me parece un ejercicio de libertad de expresión. Expresar en público las propias convicciones religiosas, no me parece un gesto egoísta, sino un acto natural de agradecimiento a Dios por haber logrado algo costoso, como es la graduación. Al que no le guste, no puede imponer a los demás que se callen; él también es libre para decir que no le gusta o lo que le parezca más oportuno, dentro de un orden claro. Todos pagamos los mismos impuestos, o es que unos pagan más que otros.

 

Anuncios

3 comentarios en “Roy Costner: un valiente discurso de graduación

  1. No tienes rival, Señor.

    Todas las cosas

    se acaban de repente.

    Sin Ti no existe nada,

    sin Ti sólo existe

    lo que no es capaz de aportar

    nada a mi vida,

    ni un gramo de felicidad.

    No tienes rival, Señor.

    Sin Ti todo se esfuma,

    como una noche

    herida siempre de la luz

    de tu Corazón.

  2. La lucha interior…

    Se cuenta lo siguiente de un viejo anacoreta o ermitaño, es decir, una de esas personas que por amor a Dios se refugian en la soledad del desierto, del bosque o de las montañas, para solamente dedicarse a la oración y a la penitencia.

    … Este se quejaba muchas veces que tenía demasiado quehacer. La gente preguntó cómo era eso de que en la soledad estuviera con tanto trabajo. Él les contestó:

    · “Tengo que domar a dos halcones, entrenar a dos águilas, mantener quietos a dos conejos, vigilar a una serpiente, cargar a un asno y someter a un león”

    · “Nosotros no vemos a ningún animal cerca de la cueva donde vives. ¿Dónde están todos esos animales?” – dijeron los del pueblo.

    Entonces el ermitaño dio una explicación que todos comprendieron, porque estos animales los tenemos todos los seres humanos…

    · “Los dos halcones, se lanzan sobre todo lo que se les presenta, bueno o malo. Tengo que domarlos para que sólo se lancen sobre una presa buena… son mis ojos. Las dos águilas con sus garras hieren y destrozan. Tengo que entrenarlas para que sólo se pongan al servicio y ayuden sin herir… son mis manos. Y los conejos quieren ir donde les plazca, huir de los demás y esquivar las cosas difíciles. Tengo que enseñarles a estar quietos aunque haya sufrimientos, problemas o cualquier cosa que no me gusta… son mis dos pies. Lo más difícil es vigilar a la serpiente aunque se encuentre encerrada en una jaula de 32 varillas. Siempre está lista para morder y envenenar a los que la rodean apenas se abre la jaula; si no la vigilo de cerca hace daño… es mi lengua. El burro es muy obstinado, no quiere cumplir con su deber. Pretende estar cansado y no quiere llevar su carga de cada día… es mi cuerpo. Finalmente necesito domar al león, quiere ser el rey, quiere ser siempre el primero, es vanidoso y orgulloso… es mi corazón”

    Reflexión: De acuerdo a como luchemos… al empeño que pongamos… dominaremos lo mejor que hay en NUESTRO INTERIOR, y así seremos HOMBRES DE BIEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s