De pie

Ya pusimos otro texto de R. Guardini, De rodillas. La buena aceptación que tuvo me anima a introducir este otro sobre el signo religioso de estar “De pie”.

Hemos dicho que el respeto ante el Dios infinito requiere actitud comedida. Es Dios tan grande, y ante Él nosotros tan poca cosa, que el solo reparar en ello trasciende al exterior: nos empequeñece, nos fuerza a doblar la rodilla.
Mas puede también la reverencia mostrarse de otra suerte. Imagina que estás sentado, ya descansando, ya en conversación; llega de pronto una persona, para ti respetable, y te dirige la palabra. Puesto al punto de pie, le escuchas, y respondes a sus preguntas cortésmente erguido. Seguir leyendo “De pie”