Un susto a tiempo

Estaba apunto de morir un hombre ya bastante entrado en años. Su larga vida había dejado mucho que desear. Los hijos y el sacerdote se esforzaban en convencerle para que se confesase. – Confiésate, papá -le decía uno de sus hijos –. Confiésate, aprovecha este momento para librarte del fuego del infierno. El viejo no […]

Leer más Un susto a tiempo

Sonrisas dulces

Me envía Eugenio, este correo:  “una campaña publicitaria preciosa. Todos son trabajadores de la Fundación y el protagonista es Abel que está hecho un artista…“

Leer más Sonrisas dulces