“La ciencia ya no puede esconder sus problemas éticos debajo de la alfombra”

Jhon Ziman

Es relativamente frecuente, en el campus de la Yutera -donde suelo pasar algo de tiempo-, hablar con alumnos y profesores acerca de los problemas éticos que situaciones del mundo académico o científico plantean. Por eso me ha parecido oportuno tratar esta cuestión. Aquí va este post, lo más resumido que he podido, sobre este artículo de John ZIMAN, Profesor de física teórica de la Universidad de Bristol, titulado “La ciencia como ética”.

“Hace cincuenta años, cuando entré en contacto con la ciencia, raramente se hablaba sobre temas éticos. Pero actualmente, el tema de la ética en la ciencia no sólo ocupa los anuncios y los suplementos dominicales, también lo encontramos en libros, periódicos y conferencias. Lo cual me alegra, ya que he pasado la mayor parte de mi vida instando a mis colegas a ser más “responsables socialmente”. Pero, ¿cómo ha surgido este brusco cambio de actitud? ¿Por qué se espera que los científicos tengan ahora más en cuenta la ética de lo que solían? Algunos verán en ello tan sólo una consecuencia natural de la creciente influencia de la ciencia en la sociedad. Yo lo interpreto como un síntoma de la transformación de la ciencia en un nuevo tipo de institución social.

Hace cincuenta años, el mundo de la ciencia se dividía en dos tipos de instituciones. En las universidades y en organizaciones públicas de investigación se practicaba la “ciencia académica”. En los laboratorios industriales y en los de investigación y desarrollo gubernamentales se practicaba la “ciencia industrial”. Eran dos culturas diferentes, ligadas íntimamente en muchos sentidos, pero en donde los asuntos éticos se planteaban de forma bastante diferente.

(…) Esta división de la ciencia en dos tradiciones culturales es muy esquemática, pero muestra cómo la ciencia se ha visto aislada de la ética por dos razones bastante diferentes. Por una parte, se supone que los científicos académicos se muestran indiferentes a las consecuencias potenciales de su trabajo, Por otra, los científicos industriales hacen un trabajo cuyas consecuencias se consideran demasiado serias para dejarlas en sus manos.

En los últimos años, sin embargo, estas dos culturas han comenzado a fusionarse. Este es un proceso complejo, penetrante e irreversible, producido por fuerzas que todavía no son bien conocidas. La cultura de investigación híbrida que está emergiendo ahora ha sido denominada por algunos “Modelo 2”, para diferenciarla del estilo más tradicional del “Modelo 1”. Yo prefiero llamarla “post-académica”, para mostrar que conserva externamente muchas formas de actuación académicas y todavía se localiza parcialmente en círculos académicos,

La ciencia post-académica tiene características que hacen absurdas las barreras tradicionales entre ciencia y ética. Como hemos visto, las dos razones para mantener las consideraciones éticas separadas de las dos diferentes tradiciones científicas son esencialmente inconsistentes. Aplicadas simultáneamente no se apoyan entre sí, sino más bien tienden a anularse.

La investigación post-académica se realiza normalmente por una sucesión de “proyectos”. A medida que se intensifica la competencia por fondos, las propuestas de proyectos se vuelven más específicas en relación a los resultados esperados de la investigación, incluyendo su impacto social y económico más amplio. Esto ya no es algo que deben determinar los investigadores. Ya no se espera que las universidades y las instituciones de investigación se dediquen exclusivamente a la “búsqueda del conocimiento” en sí misma. Se ven impulsadas a buscar patrocinio industrial y a explotar al máximo cualquier descubrimiento patentable hecho por sus académicos, especialmente cuando se sospecha un posible beneficio comercial.

Se ha argumentado que toda investigación del “Modelo 2” procede de problemas que surgen de las aplicaciones científicas. Esto no significa que la ciencia básica vaya a desaparecer. El camino hacia la solución de muchos problemas urgentes, como el hallazgo de una curación para Sida, pasa seguramente por muchos territorios de investigación básica, remotos y aparentemente sin importancia. Pero el mero hecho de que estos caminos provengan de necesidades humanas del pasado y se dirijan al futuro, les da una dimensión ética explícita. Incluso la investigación más básica tiene así potenciales consecuencias humanas, de forma que los investigadores se ven obligados a preguntarse si todos los objetivos de la actividad que realizan se ajustan a sus propios valores.

Para la mayoría de los científicos industriales, la situación no ha cambiado mucho. Pero el típico papel post-académico de empresario científico independiente combina los riesgos morales con los financieros, y no permite que los problemas éticos alcancen a los directivos no científicos. ¿Deben estos científicos permanecer ligados a la ética académica que aceptaron al realizar sus doctorados?

Otra característica de la ciencia post-académica es que es en gran parte producto del trabajo de equipos científicos, a menudo de varias instituciones diferentes. ¿Dónde recaen entonces las responsabilidades éticas? ¿Debe culparse al líder del trabajo deshonesto de uno de los miembros del equipo? ¿Qué código ético debe aplicarse a un equipo que incluye científicos académicos e industriales? Para complicar más el problema, los equipos suelen ser temporales. ¿Cómo funcionan las consideraciones éticas en estos entornos?

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo la transición hacia la ciencia post-académica está forzando a los científicos a ser más sensibles frente a temas éticos. Una de las virtudes de la nueva forma de producción de conocimientos es que no puede esconder sus problemas éticos debajo de la alfombra. La ciencia ya no puede volver la espalda a asuntos que muchos de nosotros hemos intentado durante mucho tiempo sacar a luz.”

(cfr. Publicado en El Cultural, Suplemento del periódico El Mundo el 17 de Octubre de 1999)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s