Jueves Santo y Hora Santa

Muy esquemáticamente aquí van algunas ideas para el Jueves Santo y para la Hora Santa:

Jueves Santo:

El amor del Señor se va desbordando poco a poco. Comienza con el lavatorio de los pies. Es el signo de lo que ha sido su vida: levantarse de la mesa, –> despojarse de sus vestiduras de gloria —> inclinarse hacia nosotros en el misterio del perdón (viene a servirnos el perdón y a redimirnos de la muerte)… En ese amor infinito (que explica su vida y su muerte juntas) encontramos el único verdadero lavatorio del hombre… Dos cosas:

  • 1) dejarse lavar, el “sí, continuo del Amor”: El bautismo (agua) y la penitencia (agua para los pies sucios del polvo del camino) Todos los días cuando rezamos el Padrenuestro, “perdona nuestras ofendas“, el Señor se inclina hacia nosotros, toma una toalla y nos lava los pies…
  • y 2) lavar “como nosotros perdonamos a los que nos ofenden“: hemos de continuar el lavatorio, lavar con Cristo los pies sucios del mundo: “Si yo os he lavado los pies, siendo vuestro Señor y Maestro, también habéis de lavaros vosotros los pies unos a otros” (Jn 13,14).

– Aprender a perdonar.
El que esté LIMPIO DE CULPA QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA… No se si te acuerdas LA IGLESIA (también tiene que lavarse para poder seguir lavando a otros)
– Este amor purificador se expresa de un modo especial en el POR VOSOTROS DE LA EUCARISTÍA.. Comunión de los santos que no critican sino que hacen examen y se convierten.

Algunas ideas esquemáticas para la hora santa:

La Pascua se celebraba en casa. Así lo hizo también Jesús. Pero después de la cena, él se levantó y salió fuera, y pasó al otro lado del torrente Cedrón… Al finalizar la Misa, imitamos el camino de Jesús trasladando al Santísimo desde el sagrario a la capilla lateral, que representa la soledad de Getsemaní, la soledad de su angustia mortal (triste hasta la muerte está mi alma)… Vamos a intentar acompañar al Señor y darle consuelo.
CONSUELO 1: Aquí rezamos quienes venimos a acompañar al Señor en esta hora santa, en la hora de su soledad… Que sea expresión de nuestro deseo de no dejarle solo mucho tiempo, de hacerle más Visitas al Santísimo, de buscar la soledad de la oración, de no abandonarle en el mundo de no dar la espalda al Amigo en la calle, en el trabajo, en el bar, etc… Y a buscarle en aquellos que están solos, de los que nadie se preocupa… Porque Él permanece a nuestro lado en la hora de la soledad y de las tinieblas…

CONSUELO 2: HACER LA VOLUNTAD DE SU PADRE (Hágase tu voluntad, en el Cielo como en la Tierra), para esto ha venido, es su vida, lo que le alimenta… Sí, Padre–> unidad de vida. CONSUELO 2BIS:  Una anécdota de Santa Teresa de Jesús camino de Sevilla
CONSUELO 3: Los santos no critican, se convierten.. DARLE ALEGRÍAS…. EXAMEN: VER EL MAL ES LUZ… hiere el Amor… ¡Feliz culpa!

CONSUELO 4: LA VIDA VIENE FUERTE PERO NO LA SABEMOS TRABAJAR… formación, cultivar la gracia…. darle el consuelo de cuidar la vida de la gracia, de trabajarla… Las Urdes, zona deprimida de extremadura: bocio y enanismo… problemas en los partos. Acompañaba de pequeño a su padre que era médico en los partos difíciles. Él se quedaba fuera, con la moto encendida para que la dinamo siguiera funcionando y así con un motor eléctrico llevar luz a dentro de aquellas casas, casi cuevas, para poder atender el parto… Un día salió su padre muy serio (algo debió salir mal: la madre? el niño?), pero no se atrevía a preguntarle nada. Subieron en la moto por las laderas aquellas en profundo silencio… Ya arriba se atrevió a decir: papa ¿porqué pasan estas cosas? Su padre le dijo: “hijo, la vida viene fuerte… pero a veces no la sabemos trabajar…” Trabajemos la vida de la gracia con la formación y el estudio para que llegue al desarrollo adecuado a nuestra capacidad.
CONSUELO 5: OFRECERLE LO QUE TENGAMOS… los piojos… EL CORAZÓN CONTRITO… – Entre los piojosos también anda el Señor… (Familia que van a un país nuevo. El barrio es pobre y un día roban al hijo mayor que estaba en la edad del pavo (melena larga, presumido con la ropa, etc)… Le quitan la cazadora que le gustaba y la medalla que más quería, etc… Para colmo de males, al llegar a casa y contar lo sucedido, la madre observa que tiene piojos en el pelo y decide cortárselo… El muchacho no puede más y explota de irá, por lo absurdo de la situación y por qué no entiende el que hayan tenido que ir a ese lugar … La madre le dice que lo ofrezca y él gritando dice: ¡Qué quieres que ofrezca a Dios ¿los piojos?!… Muy enfadado se mete en su habitación dando un portazo… Al cabo de un rato, sale lloroso y con un libro de una biografía de San Juan de Dios en la mano y le dice a su madre: mamá perdona, mira, cogí este libro al azar y al abrirlo he leído esto: “solía decir el santo: también entre los piojosos está Dios“.

Un comentario sobre “Jueves Santo y Hora Santa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s