Humor gráfico de la vida ordinaria

Jueves, 14 enero, 2010

Me he encontrado con este blog de humor y la verdad es que me ha encantado este humor de la vida ordinaria. Aquí os pongo estos ejemplos gráficos. Saludos. Fuentes: No tocar y más

Ayer miércoles, BenedictoXVI, hizo  un apremiante llamamiento a la comunidad internacional, asegurando su cercanía y la inmediata movilización de la Iglesia católica para ayudar a los hermanos haitianos asolados por un trágico terremoto. Un llamamiento que el Papa ha realizado durante la tradicional audiencia general de los miércoles de hoy y cuya catequesis ha estado dedicada a las Órdenes mendicantes surgidas en el siglo XIII. “Gracias a ellas – ha dicho- hubo una renovación eclesial estable y profunda. A continuación te pongo este resumen que el mismo Papa hizo al final de la audiencia:

Queridos hermanos y hermanas:

En el siglo trece surgieron las órdenes mendicantes, llamadas así porque buscaban la ayuda de la gente para poder vivir y cumplir su misión. Las más conocidas fueron los franciscanos y los dominicos, fundados por Francisco de Asís y Domingo de Guzmán, respectivamente, los cuales supieron enfrentarse a los desafíos de la Iglesia de su época. Frente a la pretensión de algunos que, anhelando una vida cristiana más autentica, se alejaban de la comunión eclesial, demostraron que era posible vivir la pobreza evangélica sin separarse de la Iglesia. Se entregaron con incansable celo a la predicación, a la enseñanza y al acompañamiento espiritual de los fieles, satisfaciendo la necesidad que sentían de una vida espiritual más intensa. Supieron también adaptarse con flexibilidad a las necesidades pastorales provocadas por el crecimiento de las ciudades en detrimento de las zonas rurales. Participando activamente en la vida cultural de su tiempo, llegaron a incidir significativamente en el desarrollo del pensamiento. En definitiva, la aparición de las órdenes mendicantes es un ejemplo concreto de cómo lo santos son los auténticos reformadores de la Iglesia, capaces de promover una renovación eclesial estable y profunda.

Para leer completa la Audiencia General Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: