Los hombres son de Marte, las mujeres de son de Venus, de John Gray

En el capítulo 2, John Gray describe dos agudísimas intuiciones: el señor “arréglalo-todo” y la “comisión de mejoramiento del hogar”, que hacen de este capítulo una pieza clave del libro.

La queja mas frecuentemente expresada por las mujeres acerca de los hombres es que estos no escuchan. O bien que el hombre la ignora completamente cuando ella le habla o bien escucha unos segundos, evalúa lo que la esta molestando y luego adopta orgullosamente el papel del “arréglalo-todo” y le ofrece una solución para que ella se sienta mejor. Se siente confundido cuando ella no aprecia este gesto de amor. No importa las veces que ella le diga que no esta escuchando; el no lo entiende y sigue haciendo lo mismo. Ella tan solo quiere empatía; y él piensa que quiere son soluciones.

La queja mas frecuentemente expresada por los hombres acerca de las mujeres es que siempre están tratando de cambiarlos. Cuando una mujer ama a un hombre, se siente responsable de su crecimiento y trata de ayudarlo a mejorar. Forma para eso una “Comisión de Mejoramiento del Hogar” y centra en ella su atención fundamental. No importa hasta que punta pueda el resistir su ayuda; ella se empeña en esperar la primera oportunidad para ayudarlo o decirle lo que tiene que hacer. Ella piensa que así lo esta estimulando, mientras él piensa que lo esta controlando: él tan solo quiere su aceptación.

En este punto John Gray se pregunta ¿por qué es esto así? ¿Por qué ocurren así las cosas? Y vuelve de nuevo a su famosa alegoría de Marte y Venus y describe la vida en cada uno de ellos. Según él estos dos problemas pueden resolverse comprendiendo en primer lugar porque los hombres ofrecen soluciones y porque las mujeres buscan mejorar.

La vida en Marte. Los marcianos valoran el poder, la competencia, la eficiencia y la realización. Siempre están haciendo cosas para poder probarse a sí mismos y desarrollar su poder y sus habilidades. Su sentido de la personalidad se define a través de su capacidad para alcanzar resultados. Experimentan la realización fundamentalmente a través del éxito y el logro. En Marte todo es el reflejo de estos valores. Inclusive su vestimenta esta diseñada para reflejar sus habilidades y su competencia. Los oficiales de policía, los soldados, los hombres de negocios, los científicos, los taxistas, los técnicos y los cocineros, todos llevan uniformes o por lo menos sombreros para reflejar su competencia y poder. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores

%d personas les gusta esto: