“Nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no supe gozar con eso”

Y, aunque la meta a conseguir en una relación de amistad sea generosa y noble, por aquello de que es difícil dar liebre por gato sin que se desconfíe, o dar pie a que se malinterprete nuestra actitud –ojo con ser excesivamente obsequiosos o solícitos-, hay que tener gran cuidado y no precipitarse en los […]

Leer más “Nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no supe gozar con eso”