El agradecimiento

Lunes, 4 junio, 2007

En la película sur coreana Together, se narra de un modo delicioso algo que podríamos definir como: agradecimiento filial. Me explicaré. Liu un muchacho de 13 años, prodigio del violín, ha conseguido premios locales y su padre para que triunfe decide llevarlo a la capital, a Pekín. Allí le buscará varios maestros y el trabajará para costearle los estudios en lo que pueda.

El último maestro preparará a Liu para en Gran Concurso Internacional y así poder triunfar. Pero existe otra violinista prodigio que es su rival para el Gran Concurso. Un día el maestro la escucha tocar una pieza musical y al terminar le dice: “¡Magnífico! ¡Perfecto, técnicamente perfecto!” Y, entonces, poniéndose serio añade: “¡Pero no sirve!, ¡no sirve porque no trasmites sentimientos! La música es algo que debes sentir, amar…” Ella acepta el reto y sigue en su empeño. Poco después el maestro escuchando a Liu, que deja de tocar el violín en un momento determinado, le pregunta qué le pasa y Liu no sabe que decirle y se encoge de hombros desanimado… El maestro para animarle le dice que tiene el don de la música, que sabe trasmitir sentimientos con ella porque la ama, pero que si quiere triunfar, debe conquistar al público y para ello ha de trasmitir con su violín el sentimiento más perfecto y noble que existe: el agradecimiento. Y entonces el maestro para que surja en él ese sentimiento le cuenta una historia (Liu desconocía hasta ese momento que es “su” historia personal): “imagina que un hombre bueno encuentra en la estación de trenes de Pekín un bebé abandonado, lo recoge y grita por todos lados sin que nadie se haga cargo de él. Y aquel hombre decide cuidar de él como el mejor de los padres, y le protege, y le educa… Pero no se atreve a contarle la verdad humillante de su origen y condición. Ese hombre descubre en el niño un don musical y piensa que si hace todo lo posible por desarrollárselo y consigue que triunfe, entonces podrá revelarle la verdad de su vida, pero ya no se sentirá humillado porque se sentirá orgulloso de él mismo ¿No estarías agradecido a ese hombre Liu?…” 
Liu investiga un poco y confirma la verdad de la historia. Es seleccionado para el Gran Concurso pero inesperadamente Liu decide ir a la estación de tren de Pekín en la que está su padre y a la misma hora en que debería estar tocando su pieza en el Gran Concurso, la ejecuta ante su padre en un emocionado agradecimiento filial… Allí, precisamente en la misma estación donde le recogió y… ¿Para qué quería él la música si no para expresar con ella el sentimiento más noble y perfecto que existe? Efectivamente, Liu toco esa música para quien debía tocarla.

En este vídeo tienes un fragmento del final de la película:

Si tienes interés aquí encontrarás un breve trailer de la película:

Y en este enlace se cuentan algunos detalles más de la película aquí

About these ads

6 Responses to “El agradecimiento”

  1. Liz Says:

    Que hermosa historia, se me estremeció el corazón.
    Dichosos los padres que al tener un hijo, éste entienda el verdadero significado del cuarto mandamiento de la ley de Dios….”Honrarás a tu padre y a tu madre”.
    Un abrazo fraterno.
    Liz

  2. Rafa Espejel Says:

    No cabe duda que el amor es el sentimiento más grande que existe, y que Dios nos dotó de él para llevarnos a niveles más altos de agradecimiento.
    Bendice Dios a nuestros padres.
    Rafael

  3. rsanzcarrera Says:

    Gracias Rafael por tu comentario. Sí, al igual que tu pienso que el amor de agradecimiento es el sentimiento más grande y perfecto que podemos expresar y muy especialmente en su manifestación de piedad, aplicable tanto a Dios Padre como a nuestro padres.
    Que Dios te bendiga
    Saludos
    Rafael

  4. lola Says:

    Ermoxa es la lectura
    ermoxa …….. me toco lo maaas dentro del corazon


  5. [...] después de haber pasado el día juntos, tanto los padres como sus hijos, se les ve alegres y agradecidos. Aquí os dejo con este [...]


  6. [...] el Cielo, puede alcanzarnos la gracia de convertir todas las circunstancias de nuestra vida en una acción de gracias. Como la siguiente anécdota (ya [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: