1250295780_d9f8b801b8A continuación te pongo el siguiente elenco de posibles lecturas para el verano. En su mayoría están sacadas de Aceprensa. Las encontrarás clasificadas en las siguientes temáticas:

  • Radiografía de los sentimientos
  • Rememorar la infancia y adolescencia
  • Reinventar la novela policiaca
  • Crítica social
  • Historia y novela
  • Humor inglés
  • Vidas con libros
  • Relatos
  • Poesía
  • Sobrevivir al totalitarismo
  • Sabor clásico

RADIOGRAFÍA DE LOS SENTIMIENTOS


Sigrid Undset, Ida Elisabeth

Palabra. 510 págs. 23 €.

La protagonista es una mujer muy trabajadora, fuerte, que comete el error de casarse muy joven con un inmaduro y holgazán compañero de la infancia. Las infidelidades del marido llevan a Ida a separarse de él y a dedicarse sola a sacar adelante a sus hijos. Más tarde, conoce a un abogado del que se enamora. A partir de este hecho, la novela describe su lucha entre ser fiel a su conciencia, que le dice que ha de sacrificar todo por sus hijos, que no aceptan al abogado, o dejarse llevar por la pasión amorosa. Undset (1882-1949) es una gran escritora que consigue penetrar con hondura en la personalidad de los protagonistas, sobre todo de las mujeres.

Alessandro D’Avenia, Cosas que nadie sabe

Grijalbo. 334 págs. 17,90 €.

Novela que se puede llamar juvenil, pues un hilo argumental es el enamoramiento entre dos adolescentes, pero que sobre todo es una novela sobre matrimonios que comienzan, matrimonios que duran y matrimonios que se rompen. Los protagonistas son Margherita, una chica que comienza el instituto, cuyo mundo se desmorona cuando su padre se marcha de casa; Giulio, un chico huérfano que vive en un centro de acogida; y un joven profesor de literatura que no se atreve a casarse con su novia. La novela habla mucho y bien de literatura. Y también de la construcción de una vida en común. D´Avenia es autor también de Blanca como la nieve, roja como la sangre. Leer el resto de esta entrada »

E-mail equivocado (humor)

Sábado, 16 febrero, 2013

Un matrimonio decide ir a pasar las vacaciones en una playa del Caribe, en el mismo hotel donde pasaron la luna de miel 20 años antes, pero debido a problemas de trabajo, la mujer no pudo viajar con su marido, quedando en darle alcance unos días después.

Cuando el hombre llegó y se alojó en el hotel, vió con asombro que en la habitación había un ordenador con conexión a internet y decide enviar un e-mail a su esposa pero sin darse cuenta se equivoca y lo envía a otra dirección.

Este e-mail lo recibe una viuda que acaba de llegar del funeral de su marido y se desmayó nada más leerlo. El hijo de esta señora entra en la habitación y encuentra a su madre desmayada a los pies del ordenador en cuya pantalla se puede leer:

Querida esposa: He llegado bien. Probablemente te sorprenda recibir noticias mías por esta vía, pero ahora tienen internet aquí y puedes mandar mensajes a tus seres queridos. Acabo de llegar y he comprobado que todo está preparado para cuando llegues el próximo viernes. Tengo muchas ganas de verte y espero que tu viaje sea tan tranquilo y relajado como el ha sido el mío.

PD. No traigas mucha ropa. ¡¡ Aquí hace un calor INFERNAL !!

Le encantaba cazar. Era lo que más le gustaba del mundo. Todos los años le invitaban al mejor plan que se pudiera imaginar. En un castillete de la dehesa una docena de cazadores le esperaban para pasar un fin de semana de cacería… De viernes a lunes, disfrutando de la caza.

“Y como cada año, -así lo recordaba su hijo después de su muerte-, mi padre nunca fue a esa cacería. Le habría encantado, pero no fue. Siempre decía lo mismo: “si no voy a poder a Misa el domingo, no merece la pena nada. No puedo fallar a Dios en su día. No puedo. No quiero”. Y continuaba aquel joven: “mi padre no se daba cuenta de que así me daba una lección silenciosa que yo, siendo niño, veía que se repetía cada año, pues no había ocasión donde no le invitaran, y su respuesta siempre era la pregunta de si al menos podría ir a Misa el domingo”.

¿Que importante es el ejemplo de los padres! Sois los que planificáis las vacaciones y los hijos se fijan en todo: en la puntualidad y en las ganas, en el interés por fijar un destino u otro, etc… 

Así lo recordaba aquel hombre ya adulto: Leer el resto de esta entrada »

No podía faltar tampoco  la hora de seleccionar lecturas para las vacaciones, una selección de libros de no ficción o ensayos.  A lo largo del año se publican numerosos ensayos que son interesantes para profundizar sobre determinados temas, pero falta tiempo para realizar la lectura más pausada que merecen. A continuación ofrecemos una selección de obras de no ficción para disfrutar y formarse durante el verano.

 POLÍTICA


Joseph S. Nye, Las cualidades del líder, Paidós, 239 págs., 21,90 . Prestigioso experto en relaciones internacionales, Nye propone una combinación inteligente entre el soft y el hard power como forma de conducirse en las relaciones diplomáticas, subrayando la importancia de que los líderes políticos se orienten según las circunstancias y propongan soluciones pragmáticas. Leer el resto de esta entrada »

Ayer, jueves 7 de julio, a las 18.00, poco después de su llegada en helicóptero a las Villas Pontificias de Castel Gandolfo, el Papa saludó brevemente a la gente que le esperaba.

“Gracias, queridos amigos, buenas tardes a todos”, dijo. “Acabo de llegar en este momento para comenzar mis vacaciones y aquí tengo todo: montañas, lago, una hermosa iglesia con una fachada restaurada y gente buena. Por eso, estoy contento de estar aquí. Esperemos que el Señor nos conceda unas buenas vacaciones. Imparto a todos con todo mi corazón la bendición. Buenas tardes. ¡Gracias!”.

Todos necesitamos unas vacaciones de vez en cuando y el Papa no es una excepción. Esta semana Benedicto XVI parte hacia su destino habitual en estas fechas, Castel Gandolfo, un pequeño pueblo en el sur de Roma. Allí continuará su trabajo, pero con más calma que en la Ciudad Eterna. Los domingos presidirá el ángelus e impartirá la bendición papal. El resto del tiempo lo dedicará a terminar la tercera y última parte de su libro “Jesús de Nazaret”.

En el período estival se suspenderán las audiencias privadas y especiales así como las audiencias generales de los miércoles 13, 20 y 27 de julio. Leer el resto de esta entrada »

Ya os habréis dado cuenta que el blog anda un poco “de vacaciones” y aunque no del todo, si que este mes de agosto vamos a relajar un poco el ritmo diario de post. ¡Que descanséis de vuestras merecidas vacaciones!

Hoy os traigo estos dos videos sobre la nueva incorporación a Google Earth de la luna, vale la pena verlo; el otro es sobre los característicos vuelos de los estorninos, siempre tan vistosos vistosos.

Encomendamos en descanso de este Papa que se ha ganado el respeto y el cariño de todos

Mientras Benedicto XVI prosigue su estancia de descanso y oración en Les Combes, Leer el resto de esta entrada »

“Volver a empezar”

Miércoles, 1 octubre, 2008

Crater Lake National Park - Oregon by Glen Murray“El que echa mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el Reino de Dios”

Hoy el evangelio del día parece pedirnos que hagamos borrón y cuenta nueva. Y aunque no es año nuevo, de algún modo el comienzo de curso lo percibimos como si lo fuera… La vuelta de las vacaciones, las compras de libros de texto, el reencuentro con el trabajo y con los compañeros… Todo ello marca un nuevo ciclo, un “volver a empezar”, que es, en definitiva, algo profundamente cristiano: “Precisamente tu vida interior debe ser eso: comenzar… y recomenzar” (San Josemaría en Camino 292).
Y es que la vida de quienes aman a Dios debe ser eso, un permanente “volver a empezar”: renovar el empeño y el entusiasmo, nuevos propósitos de entrega a Dios y a los demás, etc.
Por eso vamos a comenzar este nuevo curso con optimismo: situémonos ante él como si se tratara de un folio en blanco: todo está por escribir. Recuerdas aquellas libretas nuevas, inmaculadas de los primeros días de clase, pues así está este curso: aún podemos hacerlo con muy buena letra. Estamos de estreno. Y hoy te voy a proponer estrenar ojos y corazón. Me explicaré:
Estrenar ojos: se trata de mirar a nuestros compañeros de estudio, de trabajo, a nuestros vecinos y familiares…, de un modo nuevo. Quizás los ojos del curso pasado se ensuciaron mucho con riñas, rivalidades y resentimientos, y ya no nos dejaban ver a los demás con claridad. Pero los errores y pecados del curso anterior, hecha la debida confesión de nuestras culpas y recibida la absolución sacramental, han quedado definitivamente atrás y, por la misericordia de Dios, han dejado de existir. Nacemos de nuevo y también ellos nacen hoy para nosotros; recibámosles a todos con una sonrisa, con la sonrisa de Cristo.
Estrenar corazón: se trata de estrenaremos corazón, en concreto de estrenar el Corazón de Jesús: roto, pero nuevo. Y es que nuestro el corazón del año pasado estaba ya muy cansado, y le costaba amar, no podía ya ser generoso; recuerdas como cuando se empezó a cansar, hacia final de curso, empezó a mirarse a sí mismo en vez de a los demás… Vamos tú y yo a estrenar el Corazón de Jesús. Roto, porque está abierto a todos y vaciado de sí; nuevo, porque siempre mana agua clara de esa fuente divina.
Ojos, corazón… Ya ves, estamos de estreno. Y, además, sin que nos cueste un duro (aunque lo que nos va acostar es duro: la vida, si lo hacemos bien).
Ilusiónate con este nuevo comienzo, con la Alianza Nueva que cada día el Señor quiere estrenar con nosotros… Dile a Santa María que te coja la mano para hacer buena letra, como cuando éramos pequeños, y así con ella escribiremos el folio en blanco que se nos ofrece con muy buena letra.
Espero seguir desde el blog acompañándote cada día. ¡Que Dios te bendiga, y que tengas un feliz nuevo curso!

En su viña

Miércoles, 20 agosto, 2008

Imagina por un momento que te preguntasen qué preferirías: ¿tener un trabajo desde la primera hora de tu vida o estar desocupado y ser contratado solo al final y recibir el mismo pago que si hubieras trabajado toda tu vida? Esta es la cuestión que nos plantea el Evangelio de hoy.

Ya sabes como es: aquel padre de familia que salió de madrugada a contratar unos braceros, unos fueron llamados al comenzar la aurora y otros ya muy cercana la noche fueron contratados para trabajar en su viña. Esto es lo precioso: Su Viña.

Aquellos hombres hubieran preferido haber trabajado solo al final, así parece indicarlo la envidia con la que murmuran del Amo: ellos han recibido la misma paga a pesar de haber soportado el peso del día y el calor… El Amo se sorprende de la reacción, porque el contrato era bien claro: el que quiera venirse conmigo: niéguese a sí mismo, cargue con su cruz y sígame… Porque Él quiera ser bueno, es decir, porque Él quiera que todos los hombres se salven, porque Él llame misericordiosamente a cada uno a la hora en que sus circunstancias personales lo aconsejen… A ellos qué les importaba: anda, toma lo tuyo y vete.

Por eso, tu y yo, que hemos nacido cristianos, que desde la cuna aprendimos a rezar, sí, tu y yo, que hemos sido llamados desde la primera hora de nuestra vida, vamos a disfrutar de este honor. Cada día salimos a trabajar a su viña, al mundo, y con nuestro trabajo podemos “instaurar todas las cosas en Cristo (Ef 1,10), dice san Pablo a los de Éfeso, renovad el mundo en el espíritu de Jesucristo, colocad a Cristo en lo alto y en la entraña de todas las cosas” (san Josemaría). Esta es la gozada de poder trabajar en su viña, así la fatiga, el sudor y el cansancio del peso del día, es algo santificable y santificador, es un servicio a la Iglesia, al Romano Pontífice y a las almas. Cuando nos sabemos trabajadores en su viña, con una razón de amor y de servicio, con “alma sacerdotal”, ese trabajo honesto, el que sea, nos mantiene unidos a Dios, nos permite participar en la creación, es dignidad humana, es instrumento para conseguir la perfección humana –terrena- y la perfección sobrenatural, es vínculo de unión entre los hombres para contribuir al progresos de todos los pueblos, es fuente de recursos para sostener a la familia… Es camino de santidad.

Bueno, ya se que muchos estáis de vacaciones, pero también ahí puedes descansar en el lagar de su viña, sin perder esa presencia del Padre, así nos lo recordaba hace unos días Benedicto XVI: “La persona humana se regenera sólo en la relación con Dios, y a Dios lo encuentra aprendiendo a escuchar su voz en la quietud interior y en el silencio”.

Madre mía, que no pierda este gozoso sentido sobrenatural del trabajo en el ajetreo de mi día, que aprenda a abandonarme en tu regazo, que sepa decirte cuando me venga la inquietud: tú harás las cosas antes, más y mejor, y así alcanzaré la paz y la serenidad que necesito. Y esa alegría, esa paz, será nueva fuente de eficacia.

El Papa comenzó este lunes, 28 de julio, su periodo de descanso en Bressanone, que prolongará hasta el 11 de agosto cuando esté de nuevo de regreso a Castel Gandolgo. Y aunque ha pasado ya más de una semana, sigue presente en nuestra memoria el viaje del Papa a Australia en las Jornadas Mundiales de la Juventud, por eso te recojo esta alocución del pasado domingo, 27 julio 2008, en Castel Gandolfo, en la que el propio Benedicto XVI hace un balance del viaje. Como es breve, la pongo completa:

Queridos hermanos y hermanas:

El lunes pasado regresé de Sydney, en Australia, sede de la XXIII Jornada Mundial de la Juventud. Todavía tengo ante los ojos y en el corazón esta extraordinaria experiencia, en la que he podido encontrar el rostro joven de la Iglesia: era como un mosaico multicolor, formado por muchachos y muchachas provenientes de todos los rincones de la tierra, reunidos por la única fe en Jesucristo. Young pilgrims of the world, jóvenes peregrinos del mundo”, así les llamaba la gente con una hermosa expresión que expresa lo esencial de estas Jornadas internacionales iniciadas por Juan Pablo II. De hecho, estos encuentros constituyen las etapas de una gran peregrinación a través del planeta para manifestar cómo la fe en Cristo nos hace a todos hijos del único Padre que está en los cielos y constructores de la civilización del amor.

La característica del encuentro de Sydney ha sido la toma de conciencia del carácter central del Espíritu Santo, protagonista de la vida de la Iglesia y del cristiano.

El largo camino de preparación en las Iglesias particulares había tenido como tema la promesa hecha por Cristo a los apóstoles Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos” (Hechos 1, 8). Entre el 16, 17 y 18 de julio, en las iglesias de Sydney, los numerosos obispos presentes ejercieron su ministerio, proponiendo catequesis en varios idiomas: estas catequesis son momentos de reflexión y recogimiento indispensables para que el acontecimiento no se quede en una simple manifestación externa, sino que deje una huella profunda en las conciencias.

La vigilia nocturna, en el corazón de la ciudad, bajo la Cruz del Sur, fue una invocación conjunta del Espíritu Santo; y por último, durante la celebración eucarística del domingo pasado, administré el sacramento de la Confirmación a 24 jóvenes de varios continentes, entre ellos 14 australianos, invitando a todos los presentes a renovar las promesas bautismales.

De este modo, esta Jornada Mundial se transformó en un nuevo Pentecostés, con el que se ha relanzado la misión de los jóvenes, llamados a ser apóstoles de sus coetáneos, al igual que muchos santos y beatos, y en particular, el beato Piergiorgio Frassati, cuyas reliquias colocadas en la catedral de Sydney, fueron veneradas por una peregrinación ininterrumpida de jóvenes. Se invitó a cada muchacho y muchacha a seguir su ejemplo, a compartir la experiencia personal de Jesús, que cambia la vida de sus “amigos” con la fuerza del Espíritu Santo, el Espíritu de amor de Dios.

Quiero dar las gracias de nuevo a los obispos de Australia, en particular al arzobispo de Sydney, el cardenal Pell, por el gran trabajo de preparación y por la cordial acogida que me dispensaron, así como a los demás peregrinos. Doy las gracias a las autoridades australianas por su preciosa colaboración. Manifiesto un agradecimiento especial a todo los que desde todas las partes de del mundo han rezado por este acontecimiento, asegurando su éxito. Que la Virgen María recompense a cada uno con sus gracias más hermosas. Encomiendo también a María el período de descanso que transcurriré a partir de mañana en Bresanona, entre las montañas de Alto Adige. ¡Permanezcamos unidos en la oración”.

Cfr. Zenit.org

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: