Tu… siempre Tú… solo Tú

Lunes, 7 abril, 2014

baatara gorge waterfall, lebanonCuando estás Tú, hasta la muerte es vida. Las dificultades, los sufrimientos, contigo, no matan: vivifican….

Y cuando Tú no estás, todo se hace vacío y muerte… La salud sin Ti, es un envejecer diario… El amor sin Ti, egoísmo del corazón… Placer sin Ti, veneno del alma… Trabajo sin Ti,  puro cansancio y desgastarse… Sueños sin Ti, pesadillas…. Muerte sin Ti, infierno.

Por eso, Señor, en dolor y en alegría, te busco y jamás permitas que me separe de Ti.

Acerca_de_la_molesta_virtud_de_la_castidad_01Tengo que dar esta tarde una charla a universitarios sobre el amor humano y la virtud de la castidad. Tema dificil hoy día. Por eso he recogido estas ideas que pueden ayudar:

El hombre moderno con frecuencia asocia el amor con las emociones o el placer sexual que recibe de la persona del otro sexo. En otras palabras, tiende a pensar en el amor sólo en su aspecto subjetivo.

Al tratar este tema, lo primero que hemos de advertir es el enorme avance de la subjetividad en la concepción moderna del amor y de la felicidad. Leer el resto de esta entrada »

Venite, adoremus

Domingo, 5 enero, 2014

topicCantamos en Navidad: «Venite, adoremus»… Venid, venid todos. Porque la Humanidad entera está llamada a congregarse en torno al pesebre, y a rendir allí, junto a la ofrenda de los Magos, todos los corazones, todas las vidas, todos los anhelos.

Llévale almas a Jesús. No quieras guardarte para ti solo la alegría de la Navidad. Aprovecha que el mundo está de fiesta, y entra en casa de tus amigos y vecinos a felicitarlos… Y aprovecha para evangelizar estos días en que la gente está más receptiva. Anímales a empezar el año nuevo ¡bien! ¡Año nuevo, lucha nueva¡… E invítales a confesar, y llenaremos los confesonarios y los templos. ¡Ha nacido Dios!

purezaEl sacerdote, cuando eleva la Hostia Santa y la presenta a los fieles antes de la comunión, toma prestadas del Bautista estas palabras: Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Estos días, mirando al Niño en el pesebre, tan chiquitín en Belén y mirando también a la Hostia Santa guardada en el sagrario, me quedo perplejo… ¡Quién lo podría imaginar! Ahí lo tenéis, un Niño indefenso y frágil, y es el que vence el pecado del mundo. Sí, al pecado del mundo, a esa bestia pestilente engendrada por los demonios y alimentada por los hombres que la sirven… Y, entonces  aparece este Niño, un Niño que se parece también a un trocito de pan elevado por un sacerdote que levantado nos mira y dice: Sí, ¡Éste!… ¡Éste es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo!

Y entiendo mejor estas palabras: y será llamado hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de su padre David… Porque al mirar al pesebre veo también al pequeño David, aquel niño de cabellos rubios que venció al gigante Goliat. Y comprendo que la Navidad también nos quiere decir que sólo con la humildad y la pureza de este Niño se pueden quitar las fetideces  del Infierno.

16. En mi alcoba y con primor

Viernes, 27 diciembre, 2013

2618.600x450Escuchaba esta mañana este villancico, y enseguida me acordé de este artículo de Pablo Prieto en su libro: Dios y las artes del hogar. Que lo disfrutéis:

Hazle la cama a este Niño / en mi alcoba y con primor. / No me la haga usted señora / que mi cama es un rincón (Villancico popular).— El rincón de Cristo, estrecho y áspero, es este mundo nuestro donde el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza (Mt 8, 20).

A cambio nosotros le ofrecemos una cama, es decir, el hogar entero en cuanto sitio del reposo y la seguridad. La Cabeza de Cristo tiene aquí donde reclinarse, en la medida que cuidamos de sus miembros, nuestros hermanos.

* * * * * * * * Leer el resto de esta entrada »

Silencio, ya se está acercando el momento

Martes, 24 diciembre, 2013

silencioSilencio, ya se está acercando el momento Es hora de empezar a callar. Poco a poco empezaremos a reunirnos en torno al Belén, y a disponer nuestros ojos de niño para contemplar las maravillas de Dios. Todo eso que nos ha tenido tan ocupados estos días, todas esas preocupaciones y proyectos…, también los disgustos, importan ahora poco, muy poco. Son momentos de silencio, de oración, de contemplación… No lo desaproveches, no te lo pierdas.

En Belén es todo tan sencillo, tan silencioso, tan inexplicablemente “corriente”, que cualquiera diría que se parece a tu vida y a la mía… ¡Tu vida o la mía, sí! Dios ha elegido el camino de lo ordinario, la vereda rústica, la ruta del servicio para entrar en la Historia de los hombres… A lo largo de estos días de adviento, tú y yo hemos intentado hacer nuestro Belén interior. Y ya está llegando el momento del gran milagro, sí: esa noche que está llegando, tu vida y la mía serán Belén.

Y dará comienzo un gran día, el día en que volvemos a nacer. Tu vida y la mía serán besadas por Dios en la Virgen, y como recién nacidos, acurrucados en su seno recibiremos al Espíritu Santo. Jesús nacerá en nosotros. Y entonces, en ese silencio sencillo se harán nuevas todas las cosas, porque comenzará tu vida nueva de hijo de Dios.

“La trata de personas es un crimen contra la humanidad. Aunemos fuerzas para liberar a las víctimas y parar este crimen cada vez más agresivo, que amenaza, a personas, cimientos de la sociedad, seguridad y justicia internacionales, economía, familia y vida social”. Dijo el Papa a los nuevos embajadores de Argelia, Islandia, Dinamarca, Lesotho, Palestina, Sierra Leona, Cabo Verde, Burundi, Malta, Suecia, Pakistán, Zambia, Noruega, Kuwait, Burkina Faso, Uganda y Jordania. Pidió una estrategia coordinada y eficaz, tutela y asistencia a las víctimas de este crimen a menudo ligado al comercio de drogas, armas, mafia

Pesado, pedigüeño, y atrevido

Sábado, 21 diciembre, 2013

montes verdeandoPesado, pedigüeño, y atrevido. Sin lugar a dudas son tres condiciones estupendas para llamar la atención. De aquel que las reúne decimos que le gusta “dar la nota”. Hay un simpático personaje bíblico que reúne estas cualidades: Eliseo. Fíjate con atención:

Cuando Elías le pide que le deje solo, Eliseo, un pesado “de libro”, se niega en redondo: “¡Vive Dios! Por tu vida, no te dejaré”.
Luego, puestos a pedir, no se le ocurre pedirle la cartera a su maestro (¡Pobre botín, la cartera de Elías!): le pide su espíritu... ¡Ríase usted de los niños esos que andan por ahí pidiendo la luna! Lo más grave del asunto es que, al final, lo consigue.
Y, por si todo esto fuera poco, a la hora de dirigirse a Dios, se olvida de todas las formalidades y le increpa con una impertinencia insultante: “¿Dónde está el Dios de Elías? ¿Dónde?”.
Al leer, acto seguido, que Dios acude obediente a esa llamada, no he tenido más remedio que creer que a Dios le gustan los niños. Y es que sólo un niño puede actuar así y conseguir lo que quiere. Después, he decidido no quedarme atrás, y ser, yo también, con mi Dios, muy pesado, muy pedigüeño, y muy atrevido… muy niño. Leer el resto de esta entrada »

hojas de otoñoQuizás ya lo conozcas, de uno de los comentarios al blog. Aquí va este recordatorio para los momentos difíciles:

… Dicen que una vez un hombre era perseguido por varios malhechores que querían atracarlo. El hombre entró en una cueva. Los malhechores empezaron a buscarlo por las cuevas anteriores a la que él se encontraba.
Con tal desesperación elevó una plegaria al Creador: “Dios Todopoderoso, haz que tus ángeles bajen y tapen la entrada, para que no entren a matarme”.
En ese momento escuchó a los hombres acercarse a la cueva en la que él se encontraba, y vio que apareció una arañita. La arañita empezó a tejer una telaraña en la entrada. El hombre volvió a elevar otra plegaria, esta vez más angustiado: “Señor te pedí ángeles, no una araña.”
Y continuó: “Señor por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada para que los hombres no puedan entrar a matarme”.
Abrió los ojos esperando ver el muro tapando la entrada, y observó a la arañita tejiendo la telaraña.
Estaban ya los malhechores entrando en la cueva anterior y el hombre se quedó esperando su muerte. Cuando los malhechores estuvieron frente a la cueva, ya la arañita había tapado toda la entrada.
Entonces se escuchó esta conversación:
– Entremos en esta cueva.
No. No hace falta.
¡Mira, hay una telaraña! Es imposible que haya podido entrar en esta cueva sin romperla. Sigamos buscando en las otras.

Leer el resto de esta entrada »

El sueño de María

Jueves, 19 diciembre, 2013

inviernoQuizás lo conozcas, pero no viene mal recordarlo en estas fechas:

José, anoche tuve un sueño muy extraño, como una pesadilla. La verdad es que no lo entiendo. Se trataba de una fiesta de cumpleaños de nuestro Hijo.

La familia se había estado preparando por semanas decorando su casa. Se apresuraban de tienda en tienda comprando toda clase de regalos. Parece que toda la ciudad estaba en en lo mismo porque todas las tiendas estaban abarrotadas. Pero algo me extrañó mucho: ninguno de los regalos era para nuestro Hijo.

Envolvieron los regalos en papeles lindísimos y les pusieron cintas y lazos muy bellos. Entonces los pusieron bajo un árbol. Si, un árbol, José, ahí mismo dentro de su casa. También decoraron el árbol; las ramas estaban llenas de bolas de colores y ornamentos brillantes. Había una figura en el tope del árbol. Parecía un angelito. Estaba precioso.

Por fin, el día del cumpleaños de nuestro Hijo llegó. Todos reían y parecían estar muy felices con los regalos que daban y recibían. Pero fíjate José, no le dieron nada a nuestro Hijo. Yo creo que ni siquiera lo conocían. En ningún momento mencionaron su nombre. ¿No te parece raro, José, que la gente pase tanto trabajo para celebrar el cumpleaños de alguien que ni siquiera conocen? Me parecía que Jesús se habría sentido como un intruso si hubiera asistido a su propia fiesta de cumpleaños.

Todo estaba precioso, José y todo el mundo estaba tan feliz, pero todo se quedó en las apariencias, en el gusto de los regalos. Me daban ganas de llorar que esa familia no conocía a Jesús. ¡Qué tristeza tan grande para Jesús – no ser invitado a Su propia fiesta!

Estoy tan contenta de que todo era un sueño, José. ¡Qué terrible si ese sueño fuera realidad!

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 551 seguidores

%d personas les gusta esto: