Hay una escena en el Evangelio especialmente significativa: cuando los judíos le presentan al Señor a una mujer sorprendida en adulterio:

Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron: – «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?» Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo.

Los Padres de la Iglesia sugieren que el Señor escribía en el suelo: “no retires la paja en el ojo ajeno sin haber retirado la viga del tuyo”. De eso nos habla la Cuaresma y la Semana Santa: de la necesidad de mirar en el propio corazón para descubrir lo que no va y decidirnos a una conversión verdadera.

Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: – «El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.» E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos. Y quedó solo Jesús, con la mujer, en medio, que seguía allí delante. Jesús se incorporó y le preguntó: – «Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?» Ella contestó: – «Ninguno, Señor.» Jesús dijo: – «Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.».

Todos somos pecadores. Por eso, aquellos hombres quizás recordaron el salmo 18 donde se le pide al Señor: ¿Quién conoce sus propios errores? Purifícame tú de las faltas ocultas. Protégeme también del orgullo, que jamás me domine. El Cardenal Ratzinger solía citar al respecto un pasaje del Cantar de los Cantares: “nigra sum, sed formosa”, tengo manchas pero soy hermosa, y aplica esa frase a la realidad de la Iglesia, que es santa –porque su Autor es el Dios tres veces santo- pero está compuesta por pecadores. Es lo que se repite cada día en la Eucaristía, cuando la liturgia invita a pedir: “no mires nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia”.

El mismo Cardenal Ratzinger , en el Viacrucis del Coliseo Romano unos meses antes de ser elegido Papa, hacía ver el daño tan grande que nuestros pecados le hacen a la Iglesia:

“¿Qué puede decirnos la tercera caída de Jesús bajo el peso de la cruz? Quizás nos hace pensar en la caída de los hombres, en que muchos se alejan de Cristo, en la tendencia a un secularismo sin Dios. Pero, ¿no deberíamos pensar también en lo que debe sufrir Cristo en su propia Iglesia? En cuántas veces se abusa del sacramento de su presencia, y en el vacío y maldad de corazón donde entra a menudo. (…) ¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia! ¡Qué poco respetamos el sacramento de la Reconciliación, en el cual él nos espera para levantarnos de nuestras caídas! También esto está presente en su pasión. La traición de los discípulos, la recepción indigna de su Cuerpo y de su Sangre, es ciertamente el mayor dolor del Redentor, el que le traspasa el corazón. No nos queda más que gritarle desde lo profundo del alma: Kyrie, eleison – Señor, sálvanos (Cf. Mt 8,25)”.

Así que ya sabes, a hacer examen.

Por cierto, acerca de lo que escribía Jesús con el dedo en la tierra, ya os lo decía antes no lo sabemos con seguridad. Pero sabemos algunas cosas. Por ejemplo, sabemos que mientras Jesús se agachaba, callaba y arrastraba su dedo por el polvo de tierra, los otros, en pie, gritaban, juzgaban, acusaban, y condenaban. Y sabemos que, mientras los hombres nos acusamos y murmuramos unos de otros sin piedad, y pensamos, escribimos y criticamos de los otros, Dios mismo calla, se agacha, y con su Dedo divino, Jesús de Nazareth, escribe en la Tierra con su Sangre el perdón para los hombres… Sabemos también que la Mujer más maravillosa e inocente, la Virgen Madre, es llamada “Refugio de los pecadores”. Sabemos muchas cosas en realidad, y todo lo que sabemos es muy consolador. Pero, lo que Jesús escribía con el dedo en la tierra, eso no lo sabemos… Es bueno también darnos cuenta de que no sabemos.

Ayer, miércoles 20 de mayo de 2009, Benedicto XVI, durante la audiencia general, en la que participaron más de 20 mil peregrinos, hizo un balance de su peregrinación a Tierra Santa. Y entre otras cosas dijo:

En esa Tierra bendecida por Dios a veces parece imposible salir de la espiral de la violencia. Pero, ¡nada es imposible para Dios y para cuantos confían en Él! Por eso, la fe en un único Dios, justo y misericordioso, que es el recurso más precioso de estos pueblos, debe liberar toda su carga de respeto, de reconciliación y colaboración. Quise expresar este auspicio al visitar tanto al gran mufti y a los jefes de la comunidad islámica de Jerusalén, como al gran rabinado de Israel, así como en el encuentro con las organizaciones comprometidas en el diálogo interreligioso, y además, en la reunión con los jefes religiosos de Galilea.

Jerusalén es la encrucijada de las tres grandes religiones monoteístas, y su mismo nombre -”ciudad de la paz”- expresa el designio de Dios sobre la humanidad: hacer de ella una gran familia. Este designio, anunciado a Abraham, se realizó plenamente en Jesucristo, que san Pablo llama “nuestra paz”, pues derrumbó con la fuerza de su Sacrificio el muro de la enemistad (Cf. Efesios, 2, 14). Todos los creyentes, por tanto, deben dejar atrás prejuicios y voluntad de dominio y practicar con concordia el mandamiento fundamental: amar a Dios con todo su ser y amar al prójimo como a nosotros mismos. Esto es lo que están llamados a testimoniar los judíos, los cristianos y los musulmanes para honrar con los hechos al Dios que rezan con los labios. Y esto es exactamente lo que llevaba en el corazón, en la oración, al visitar Jerusalén, el Muro Occidental -o Muro de las Lamentaciones- y la Cúpula de la Roca, lugares simbólicos respectivamente del judaísmo y el islam.

Cfr. Texto completo de la audiencia general: Leer el resto de esta entrada »

Como hemos hecho otras veces iremos poniendo todas las intervenciones que Benedicto XVI realice en este viaje, así como los vídeos y artículos de opinión que nos han parecido más interesantes.

_________________________

    _________________________



    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 522 seguidores

    %d personas les gusta esto: