El que da con alegría, da más

Jueves, 6 diciembre, 2012

El corazón generoso se hace cada vez más joven y el egoísta envejece antes. Quizás la diferencia más significativa del corazón generoso sea que disfruta dando y no se preocupa de sí mismo; mientras que el corazón del egoísta está sumido en la tristeza de la comparación continua y en el amargor de comprobar que todo resulta siempre insuficiente.

Es propio de la generosidad saber olvidar con prontitud los pequeños agravios que se pueden producir durante la convivencia diaria; sonreír y hacer la vida más amable a los demás, aunque se estén padeciendo contradicciones; juzgar con medida ancha y comprensiva a los demás; adelantarse en los servicios menos agradables del trabajo y de la convivencia; aceptar a los demás como son…” (Hablar con Dios). Leer el resto de esta entrada »

Nuestro corazón está hecho para la alegría

Miércoles, 5 diciembre, 2012

“Lleno de la alegría del Espíritu Santo exclamó Jesús”, lo leíamos en la misa del martes pasado. “La alegría del Espíritu Santo”… Pero ¿es que hay diversos tipos de alegrías? Benedicto XVI no tiene dudas al respecto, así lo escribía en el mensaje de la JMJ 2012:

Cada día el Señor nos ofrece tantas alegrías sencillas: la alegría de vivir, la alegría ante la belleza de la naturaleza, la alegría de un trabajo bien hecho, la alegría del servicio, la alegría del amor sincero y puro. Y si miramos con atención, existen tantos motivos para la alegría: los hermosos momentos de la vida familiar, la amistad compartida, el descubrimiento de las propias capacidades personales y la consecución de buenos resultados, el aprecio que otros nos tienen, la posibilidad de expresarse y sentirse comprendidos, la sensación de ser útiles para el prójimo. Y, además, la adquisición de nuevos conocimientos mediante los estudios, el descubrimiento de nuevas dimensiones a través de viajes y encuentros, la posibilidad de hacer proyectos para el futuro. También pueden producir en nosotros una verdadera alegría la experiencia de leer una obra literaria, de admirar una obra maestra del arte, de escuchar e interpretar la música o ver una película.

Leer el resto de esta entrada »

Des-armar el Belén

Domingo, 2 diciembre, 2012

http://2.bp.blogspot.com/-2GA5UF2pzOo/ULcXGGqVU9I/AAAAAAAAJzY/PVGY8Y22byU/s1600/mons_jesus_sanz.jpgDon Jesús Sanz Montes, habla sobre la Navidad con gracia y buen estilo. Aquí os dejo con la Carta semanal del Arzobispo de Oviedo. diciembre de 2012. No tiene desperdicio.
            Ha sido noticia religiosa de la semana: el Papa arremete contra la mula y el buey. Muchos han entrado dócilmente al esperado comentario. El problema es que no había ruedo, ni morlaco, ni trapío. Todo resultó un montaje que nadie se molestó de verificar previamente, dando por sentada la cosa inexistente aunque como cierta fue divulgada. El resultado ha sido tan cómico como patético. Parecía que las restricciones laborales, la reducción de plantilla, afectaba también al mismísimo Portal de Belén cuando más cerca estaba su anual comparecencia piadosa. Así, tantos han repetido como una consigna su lamento, su indignación, su burla y desconcierto. Y es que… manda mandobles tener que escuchar con la que está cayendo eso de que por orden de su Santidad, deben salir inmediatamente el buey y la mula del Portal. Leer el resto de esta entrada »

Preparando la cesta de Navidad

Domingo, 2 diciembre, 2012

No iba a ir a la fiesta de Halloween y todo empezó como una travesura, aprovechando que ese 31 de octubre sus padres no estaban en casa. La noiticia la copio de periodista digital. Belén de 17 años, ha sido la cuarta de las jóvenes fallecidas en el trágico suceso era un estudiante modelo, hija de un matrimonio de supernumerarios del Opus Dei, tenía seis hermanos y acudía con frecuencia a un centro juvenil de la prelatura a recibir formación cristiana.

Como escribe Ana Gil en ‘El Mundo’, si hay un rasgo que caracteriza a la familia Langdon es su fe profunda.

“Una fe que les había ayudado a afrontar las dificultades económicas cuando el padre de familia -arquitecto- se quedó sin trabajo en España y tuvo que mudarse primero a Malta con su mujer y los hijos pequeños -Belén entre ellos-; y después a Brasil, a solas, para no perjudicar los estudios de los niños. Una fe que les hizo celebrar con auténtica alegría la ordenación sacerdotal del segundo de los hermanos, Borja, este año. Una fe que les está ayudando a mitigar, en parte, el tremendo mazazo que la vida les acaba de dar. Y una fe que compartía Belén, la sexta de siete hermanos”.

No iba a ir a la fiesta y todo empezó como una travesura, aprovechando que ese 31 de octubre sus padres no estaban en casa. Yolanda, su madre, había viajado hasta Brasil, a visitar a Nicolás Langdon, el padre, que trabaja allí en estas fechas. Uno de sus hermanos tuvo que identificarla y Borja, su hermano sacerdote, le dio la extremaunción. Fue en Brasil, de sopetón, donde el matrimonio se dio de bruces con la noticia de que Belén agonizaba en un hospital. No había vuelos el día 1. Por fin, consiguieron llegar a España el viernes.

Te copio esta carta a los lectores de sus amigas que escribieron en  El Mundo: Leer el resto de esta entrada »

Fuente: VIS: Ayer miércoles, 4 de enero, a las 10.30 de la mañana comenzó, en el Aula Pablo VI del Vaticano, la audiencia general con el Santo Padre, en la que participaron unos 7.000 peregrinos de todo el mundo. Benedicto XVI dedicó su catequesis al misterio de la Natividad del Señor.

El Papa señaló que la primera reacción que se experimenta ante la “extraordinaria acción de Dios que se hace Niño” es la  alegría. Se trata de un sentimiento “que nace del estupor del corazón al ver cómo Dios se acerca a nosotros, piensa en nosotros, cómo actúa en la historia, (…) nace al contemplar el rostro de aquel humilde Niño, porque sabemos que es el rostro de Dios. (…) La Navidad es alegría porque (…) Dios, que es el bien, la vida, la verdad del hombre, se rebaja hasta el hombre para elevarlo hasta Sí mismo: Dios se hace tan cercano que se puede ver y tocar”. Por ello, dijo el Papa, “la Navidad es el punto en el que Cielo y tierra se unen. (…) En aquel Niño, necesitado de todo (…), lo que Dios es –eternidad, fuerza, santidad, vida, alegría- se une a lo que nosotros somos –debilidad, pecado, sufrimiento, muerte-”. Leer el resto de esta entrada »

A TI, NIÑO

Sábado, 24 diciembre, 2011

Acerca de los Villancicos y de lecciones teológicas de tres niñas a su papá. Que paséis un buen rato viendo este vídeo.

¿Dónde vas a pasar la Navidad este año? Es una pregunta frecuente en estas fechas. Lo que queremos saber con esta pregunta, por lo general, es dónde o con quién van a pasar la cena de Navidad del día 24. Porque se trata de una noche especial en la que se cena bien, rodeado de la familia, se hacen regalos y se brinda y canta.

Evidentemente, para los cristianos, la esencia de la Navidad no consiste en una cena familiar y festiva, cosa que no me parece nada mal por cierto, más aún la espero con gusto y disfruto de esas cosas como el que más.

No, para los católicos, el corazón de la navidad está en la Misa. Por cierto, te has dado cuenta que la palabra inglesa Christ-Mass lo dice (Misa en inglés se dice Mass). El lugar y el momento central de la Natividad del Señor ocurre en la celebración -en muchos sitios es a media noche- del Santo sacrificio de la Misa.

Jesús nació en Betlen, palabra hebrea que significa “Casa del Pan”. En su cumpleaños, vuelve a nacer en Betlen, a esa su hogar-casa de pan que es la Eucaristía, por eso nos acercamos al hogar de la hogaza de la Sagrada Comunión, y como familia suya que somos le celebramos con alegría de fiesta.

Jesús nació en un pesebre. Y acaso el pesebre no es un lugar para el alimento de los animales porque Él deseaba ser alimento para nuestras almas. Él nos alimenta en la Misa.

Todo un Dios se oculta en el Niño de Belén, con un aspecto inocente, humilde, en la naturaleza humana de un pequeñín. De igual modo, ahora quiere ocultarse también en las apariencias humildes del pan y del vino.

Si en la primera Natividad, el Hijo de Dios, tomó carne y sangre humanas, en cada Misa, el mismo Jesucristo -con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad- viene para estar con nosotros en el altar y en nuestras almas (es el Dios-con-nosotros). De algún modo así ocurre cada día en cada Misa.

Árboles de Navidad, villancicos, felicitaciones, regalos, cenas, familias, amigos, luces, fiestas y todas las tradiciones navideñas que quieras… Bien ¡Pero no es suficiente! Te falta lo esencial, la mayor tradición navideña de todas:  ¡la Misa en la fiesta de la Navidad!

Por lo tanto. . . ¿Dónde vas a pasar la Navidad este año? ¡Nos vemos en la Misa! A y piénsate en llevarle algún regalo para María y José

O Emmanuel (23 diciembre)

Viernes, 23 diciembre, 2011

Antífona de las Visperas del 23 de diciembre

Oh Emanuel, nuestro Rey y Legislador,
esperanza de las naciones y su Salvador:
Ven a salvarnos, Señor Dios nuestro.

O Emmanuel, Rex et legifer noster, expectatio gentium, et Salvator earum: veni ad salvandum nos, Domine, Deus noster.

Hemos ido viendo como algunas de las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento tienen su cumplimiento en Jesús. Así cuando el ángel anuncia en sueños a José la concepción virginal del Niño, dice Mateo, haciendo referencia a Is 7,14, que Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta:«La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel» (que significa «Dios con nosotros») (Mt 1,22). Y es que realmente el Niño de Belén es Dios-con-nosotros, el Emanuel, Dios encarnado en medio del pueblo. De igual modo, cuando el Señor reveló a Moisés el nombre de YHVH, (Yo soy el que estoy), es como di le dijera, Yo soy el que está siempre con vosotros, el que os acompaña en vuestra historia y se compromete con vuestro destino. Por eso, el Niño de Belén, aunque es una nueva presencia de Dios, se corresponde perfectamente con el nombre de Dios-con-nosotros.

Leer el resto de esta entrada »

O Rex Gentium (22 diciembre)

Jueves, 22 diciembre, 2011

 Antífonas de las Vísperas del 23 de diciembre

Oh Rey de las naciones y deseado de las mismas,
piedra angular,
que de dos pueblos haces uno sólo;
Ven y salva al hombre que formaste del barro de la tierra.

O Rex Gentium, et desideratus earum, lapisque angularis, qui facis utraque unum: veni, et salva hominem, quem de limo formasti. 

Las profecías mesiánicas de Isaías, anunciaban el nacimiento de un niño, hijo del rey Acaz, que continuaría la dinastía davídica con el nombre de Emanuel: Mirad, la doncella está encinta y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel (Is 7,14) Parece como si el profeta Isaías al mirar hacia el futuro, viera instaurado el reino mesiánico y lo saludara en el futuro rey, en el niño que iba ha nacer, de algún modo Ezequías, hijo de Acaz, prefiguraba al Mesías: Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Sobre sus hombros descansa el poder y es su nombre: “Consejero prudente, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de la Paz”. Dilatará su soberanía en medio de una paz sin límites, asentará y afianzará el trono y el reino de David sobre el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre (Is 9,5-6). También los Salmos cantan con frecuencia la realeza de Yahvé. (Cfr. Sal 24; 47; 96; 97; 98; 99). Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 542 seguidores

%d personas les gusta esto: