Un Dios enamorado

Martes, 25 marzo, 2014

316 ¡Qué extraña manía, la que tiene Dios de arrodillarse! Él, ante quien toda criatura debería postrarse y toda rodilla debería doblarse, va y se enamora del hombre, se le derrite el corazón como cera en las entrañas, y cae de hinojos sobre una tierra que, endurecida por el pecado, ni siquiera tembló.

    La redención del género humano toma inicio en un romance, en el romance más hermoso que jamás vieron los siglos. En el seno de Ana se forma una criatura inmaculada, la más perfecta de entre las que salieron de las manos de Dios. Y el propio Dios, embelesado ante tamaña belleza, se rinde a su hermosura y enloquece enamorado. Para no quebrar su recato al deslumbrarla, y como preso de divina vergüenza, le pide a un arcángel que se postre a sus pies y le transmita la embajada: Has hallado gracia a los ojos de Dios. Es decir, Dios se ha enamorado de ti, María, bendita entre las mujeres. ¿Quieres ser la madre de su Hijo?

    Y María, que era virgen por enamorada, enrojece pudorosa al ver a un Dios perdidito por ella. Entiende el protocolo, y cae también arrodillada: Aquí está la esclava del Señor.

Autor: J-Fernando Rey Ballesteros

En la novena de la Inmaculada

Viernes, 6 diciembre, 2013

Me pregunta un amigo protestante, puesto que solo hay un mediador: Jesucristo, por qué la insistencia católica de buscar la medición de la Virgen y de los Santos. Aprovechando que estamos en la Novena de la Inmaculada le recuerdo que cuando María da la indicación de obedecer a Jesús: “Haced lo que él os diga.” (Jn 2, 5), ella estaba precisamente intercediendo con Jesús en nombre de una pareja de recién casados que se habían quedado sin vino en la fiesta de su boda ¡Estaba, pues, actuando como mediadora, comunicando a Jesús sus necesidades! Y, aunque en un primer momento, Jesús se resiste a su petición, ella utilizando su encanto maternal logra superar su resistencia hasta el punto de realizar su primer milagro: ¡la conversión del agua en litros y litros  del mejor vino!

La práctica católica de pedir la intercesión de los santos se atestigua no sólo en la Escritura, sino también por el sentido común y la larga práctica de la fe:

Mary´s Land (Tierra de María)

Lunes, 25 noviembre, 2013

Una vez más nos sorprende gratamente, Juan Manuel Cotelo, con esta nueva película: Mary´s Land, Tierra de María:

Érase una vez, Dios. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Adiós, Padre Nuestro. Hasta nunca, seres celestiales. Si no os vemos, no os creemos. Hemos decidido vivir como si no existierais.

Sin embargo… millones de personas siguen hablando con Jesucristo, a quien llaman “Hermano”. Y con la Virgen María, a quien llaman “Madre”. Creen que todos somos hijos de Dios y por eso le llaman “Padre.”

El Abogado del Diablo recibe una nueva misión: investigar, sin miedo, a quienes aún confían en las recetas del Cielo. ¿Son unos estafadores? ¿Unos estafados? Si descubre que sus creencias son falsas, seguiremos como hasta ahora. Pero… ¿y si no fuera un cuento de hadas?

Aquí te copio la ficha técnica de la película por si te interesa:  Leer el resto de esta entrada »

No es por eso extraño que la Iglesia se alegre, se recree, contemplando la morada modesta de Jesús, María y José: Es gusto recordar la pequeña casa de Nazaret y la existencia sencilla que allí se lleva, celebrar con cantos la ingenuidad humilde que rodea a Jesús, su vida escondida.

Allí fue donde, siendo niño, aprendió el oficio de José; allí donde creció en edad y donde compartió el trabajo de artesano. Junto a Él se sentaba su dulce Madre; Junto a José vivía su esposa amadísima, feliz de poder ayudarle y ofrecerle sus cuidados.

Ofrezcamos hoy a Nuestra Madre, la Virgen María: Vivir en armonía en nuestra familia terrenal, olvidando los errores pasados y renovándonos cada día con mucho entusiasmo.

Sería bueno que cuando pasáramos delante de una Iglesia, si está abierta entráramos a hacerle una visita, y si está cerrada desde fuera, le recordáramos y la dijéramos lo mucho que la queremos.

Autora: Rosa García

Ver la Navidad “desde dentro”

Martes, 25 diciembre, 2012

«Cuando los ángeles los dejaron, los pastores se decían unos a otros: “Vayamos derechos a Belén, a ver eso que ha pasado y que nos ha comunicado el Señor”. Y fueron corriendo y encontraron a María y a José y al niño acostado en el pesebre»(Lc 2.15-16)

Al igual que María, después de que el ángel le hablara del embarazo de su pariente Isabel, fue «de prisa» a la ciudad de Judá en la que vivían Zacarías e Isabel (cf. Lc 1,39), los pastores un poco curiosos se apresuraron por comprobar lo que se les había dicho, se dieron prisa por llegar y ver aquello tan grande que se les había anunciado. Y ¿tú y yo nos damos prisa? Nos sugiere Benedicto XVI:

¿Qué cristianos se apresuran hoy cuando se trata de las cosas de Dios? Si algo merece prisa –tal vez esto quiere decirnos también tácitamente el evangelista– son precisamente las cosas de Dios.

El ángel había anunciado también una señal a los pastores: encontrarían a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Se trata de un signo de reconocimiento, una descripción de lo que se podía constatar a simple vista: el signo es la pobreza de Dios. Pero para los pastores que habían visto el resplandor de Dios sobre sus campos, esta señal es suficiente. Ellos ven lo que acontece “desde dentro” gracias a lo que les ha dicho el ángel. Y ¿Qué ven? Ven que lo que el ángel ha dicho es verdad. Por eso, los pastores se vuelven con alegría. Dando gloria y alabando a Dios por lo que han visto y oído (cf. Lc 2,20).

Y tú y yo, le pediremos a María que cuando miremos al Niño estos días veamos las cosas como los pastores: “desde dentro”, sabiendo que lo que se nos ha dicho es verdad.

Desearos una feliz y santa Navidad

Jueves, 20 diciembre, 2012

Aprovecho para desearos desde el blog una feliz y santa Navidad: Que el Dios del Amor derrame su gracia sobre vuestros corazones y que en el año que comienza crezcamos en las obras de fe

«El pesebre es donde los animales encuentran su alimento. Sin embargo, ahora yace en el pesebre quien se ha indicado a sí mismo como el verdadero pan bajado del cielo… El pesebre se convierte de este modo en una referencia a la mesa de Dios, a la que el hombre está invitado para recibir el pan de Dios» 

(Benedicto XVI)

Ahora que comienza el curso

Martes, 18 septiembre, 2012

image

Nuestro Señor quiere contar contigo y conmigo: ut eatis, que vayáis —nos repite a los cristianos, como a los Apóstoles— para que demos fruto, y nuestro fruto permanezca (cfr. Jn 15, 16).

Hemos de llevar su mensaje a todos los ambientes, ya que a Él le interesan todas las almas.

Resulta lógico comenzar por quienes Dios ha puesto más cerca de nosotros: la familia, los compañeros de trabajo, los amigos…. Así que ¡manos a la obra, a que esperamos!

Pero, no se te olvide, siempre con alegría y con la ayuda materna de la Señora del dulce nombre: María.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 583 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: