boatLlevo varios días sin escribir en el blog. Y es que ante las necesidades y peticiones ajenas tenemos dos opciones: hacernos los fuertes y encerrarnos en nuestro castillo para disfrutar de nuestra vida, o rendirnos y abrir las manos para dejar que se lo lleven todo. Si se quiere ser feliz la opción correcta es la segunda. Por que quienes se defienden de las necesidades y peticiones de los demás se condenan a vivir en un egoísmo triste y ansioso. Por el contrario quienes se rinden ante los demás, terminan descubriendo que se han llenado de más Amor de Dios.

A quien te pida, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas.

Imposible decirlo más claro.

Aquí te dejo con esta divertida anécdota que relatan los viejos cronicones ortodoxos: Leer el resto de esta entrada »

En la Solemnidad de Pentecostes

Domingo, 8 junio, 2014

Alamere Falls and Milky Way - California by Rick Whitacre“Los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua.”  (Hechos 2,11)

Evangelizadores con Espíritu quiere decir evangelizadores que se abren sin temor a la acción del Espíritu Santo. En Pentecostés, el Espíritu hace salir de sí mismos a los Apóstoles y los transforma en anunciadores de las grandezas de Dios, que cada uno comienza a entender en su propia lengua. El Espíritu Santo, además, infunde la fuerza para anunciar la novedad del Evangelio con audacia (parresía), en voz alta y en todo tiempo y lugar, incluso a contracorriente. Invoquémoslo hoy, bien apoyados en la oración, sin la cual toda acción corre el riesgo de quedarse vacía y el anuncio finalmente carece de alma. Jesús quiere evangelizadores que anuncien la Buena Noticia no sólo con palabras sino sobre todo con una vida que se ha transfigurado en la presencia de Dios…

Cuando se dice que algo tiene «espíritu», esto suele indicar unos móviles interiores que impulsan, motivan, alientan y dan sentido a la acción personal y comunitaria. Una evangelización con espíritu es muy diferente de un conjunto de tareas vividas como una obligación pesada que simplemente se tolera, o se sobrelleva como algo que contradice las propias inclinaciones y deseos. ¡Cómo quisiera encontrar las palabras para alentar una etapa evangelizadora más fervorosa, alegre, generosa, audaz, llena de amor hasta el fin y de vida contagiosa! Pero sé que ninguna motivación será suficiente si no arde en los corazones el fuego del Espíritu. En definitiva, una evangelización con espíritu es una evangelización con Espíritu Santo, ya que Él es el alma de la Iglesia evangelizadora… Invoco una vez más al Espíritu Santo; le ruego que venga a renovar, a sacudir, a impulsar a la Iglesia en una audaz salida fuera de sí para evangelizar a todos los pueblos.

Fuente: Exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” §259.261 (trad. © copyright Libreria Editrice Vaticana)

page0015

“Recordemos esto: Dios nos juzga amándonos. Si acojo su amor estoy salvado, si lo rechazo me condeno, no por Él, sino por mí mismo, porque Dios no condena, él sólo ama y salva”

El texto completo a continuación:

Leer el resto de esta entrada »

Viernes Santo 2014

Viernes, 18 abril, 2014

Cristo_crucificadoEs Dios quien se nos muere, y se nos muere de Amor. El Crucifijo no es tanto el recuerdo de una injusticia como la constatación de un romance que ha taladrado la Historia. Ante Cristo crucificado, cada hombre se queda a solas y recibe la noticia de lo importante que ha llegado a ser para Dios.

«Mirad el árbol de la Cruz», se nos dice hoy en la sagrada liturgia. Miradlo, miradlo y no apartéis de él vuestros ojos hasta caer enamorados y rendidos ante semejante dulzura y tamaño derroche. Dejad que las sombras lo cubran todo, no tengáis miedo. Dejad que se haga el silencio, porque, si es Dios quien calla, son beso sus labios cerrados. Dejad que muera Dios, y no queráis despertarlo hasta que le plazca. Más bien, dormid con Él muriendo al pecado, y que descanse el alma de tanta mentira.

Es difícil escribir. Se ha hecho de noche. Debemos cerrar los ojos, reposar la cabeza en la llaga del costado del Salvador, y, allí dormidos, esperar a que amanezca. Debemos dejarnos sepultar en el océano de su Misericordia, y abrazar fuertemente el Crucifijo. Cuando Él despierte, y abramos nuevamente los ojos, brillará una luz nueva.

Algunas frases del Papa Francisco

Lunes, 7 abril, 2014

Comenzamos la semana con esta frase del Papa Francisco:

papa-francisco

“…el rostro de Dios es el de un padre misericordioso, que siempre tiene paciencia. ¿Habéis pensado en la paciencia de Dios, la paciencia que tiene con cada uno de nosotros? Ésa es su misericordia”

La frase fue pronunciada en el ángelus del 17 de marzo del 2013.

Texto completo aquí: Leer el resto de esta entrada »

Un Dios enamorado

Martes, 25 marzo, 2014

316 ¡Qué extraña manía, la que tiene Dios de arrodillarse! Él, ante quien toda criatura debería postrarse y toda rodilla debería doblarse, va y se enamora del hombre, se le derrite el corazón como cera en las entrañas, y cae de hinojos sobre una tierra que, endurecida por el pecado, ni siquiera tembló.

    La redención del género humano toma inicio en un romance, en el romance más hermoso que jamás vieron los siglos. En el seno de Ana se forma una criatura inmaculada, la más perfecta de entre las que salieron de las manos de Dios. Y el propio Dios, embelesado ante tamaña belleza, se rinde a su hermosura y enloquece enamorado. Para no quebrar su recato al deslumbrarla, y como preso de divina vergüenza, le pide a un arcángel que se postre a sus pies y le transmita la embajada: Has hallado gracia a los ojos de Dios. Es decir, Dios se ha enamorado de ti, María, bendita entre las mujeres. ¿Quieres ser la madre de su Hijo?

    Y María, que era virgen por enamorada, enrojece pudorosa al ver a un Dios perdidito por ella. Entiende el protocolo, y cae también arrodillada: Aquí está la esclava del Señor.

Autor: J-Fernando Rey Ballesteros

Cuanto más damos, más nos queda

Lunes, 17 marzo, 2014

350He estado unos días fuera, y sin escribir en el blog. Aquí os dejo con estas sugerentes ideas de Fernando:.

Hay gente que da con la mano pequeñita, gente que da con la mano grande, y gente que te da hasta la mano. No depende del tamaño de la extremidad, porque la medida está en el corazón.

Algunos hay que piden mucho y no dan nada. Otros no piden por no tener que dar -no quieren «deber favores»-. Y otros hay que piensan que nunca han dado suficiente; lo dan todo sin pedir nada. Dios es de esos.                     Sin embargo… 

La medida que uséis la usarán con vosotros.

Sería bueno que, en esta Cuaresma, nos examinásemos sobre generosidad. Y, para ello, tendríamos que mirar detenidamente el peso y la medida que anidan en nuestros corazones.

A quienes dan poco, cualquier petición les pesa. Se les hace un mundo despojarse de parte de su tiempo, o de su dinero, o de sus planes personales. Sin embargo, a quienes lo dan todo les pesa lo que tienen. Se despojan de ello como quien suelta lastre o se libera de un fardo.

Piénsalo bien: lo que no entregues generosamente te lo van a robar los hombres o la muerte. Si lo entregas, Dios te recompensará. Si te lo roban, nadie te lo devolverá.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 559 seguidores

%d personas les gusta esto: