La “Iglesia de Dios”

Lunes, 30 enero, 2012

La expresión «Iglesia de Dios» proviene de la tradición bíblica, donde designa a la asamblea de Israel, convocada por Dios al pie del monte Sinaí para recibir el estatuto de la alianza. En la tradición paulina, la «Iglesia de Dios» es el conjunto de los creyentes bautizados, dispersos en las pequeñas comunidades del mundo greco-romano.
Para Mateo, Jesús habla explícitamente de su «Iglesia», que fundará sobre la fe de Pedro. La Iglesia es la comunidad de los creyentes que confiesan a Jesucristo, Hijo del Dios vivo. En esta Iglesia, la autoridad se ejerce en el nombre de Jesús para la salvación de los creyentes, que son todos hermanos, por ser hijos del Padre que está en los cielos. El acogimiento de los pequeños, la corrección fraterna y el perdón constituyen actitudes básicas de las relaciones en la comunidad eclesial. A esa Iglesia confía Dios su reino y le pide la aplicación de su voluntad tal como la ha revelado Jesús, el Hijo. La Iglesia está abierta a todos los pueblos de la tierra, llamados a convertirse en discípulos de Jesús. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 576 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: