Hoy la Iglesia celebra a san Maximiliano María Kolbe. Vale la pena contar algo de su vida y de su martirio:

No fue un domingo cualquiera. Los padres franciscanos habían sido invitados a la parroquia para hablar de la apertura del nuevo seminario de Lvov (Polonia). Esas palabras despertaron la vocación de Maximiliano, que con tan solo doce años decidió tomar ese camino junto con su hermano Francisco.

Después de un breve espacio de tiempo, los hermanos sufrieron una fuerte crisis interior. Maximiliano entendió que lo mejor era dejar el seminario, y así se lo hizo saber a su hermano. Este tomó la misma determinación. Se habían decidido por la carrera militar. Así, «un día antes de comenzar el noviciado, el 3 de septiembre de 1910, se disponen a comunicar su decisión al ministro provincial, pero en ese momento suena la campanilla del recibidor: es Maria Dabrowka, su madre, que viene, como otras veces, a visitar a sus hijos. Sin saber nada de todo aquello, ella les cuenta con gran ilusión que José, el hermano pequeño, también va a ingresar en la orden franciscana. Aquella visita disipa sus dudas. Al día siguiente, ambos hermanos reciben el hábito negro conventual. Es entonces cuando adopta el nombre de fray Maximiliano María, y emite su profesión simple bajo la regla de San Francisco con diecisiete años de edad».

A partir de ese momento, Maximiliano no tendrá más dudas, y con los años escribirá a su madre estas palabras, recordando el acontecimiento que salvó su vocación: «La providencia, en su infinita misericordia, por medio de la Inmaculada, te envió a nosotros en aquel crítico momento. Han pasado ya nueve años desde aquel día, y pienso en ello con temor y gratitud hacia la Inmaculada. ¿Qué habría sido de nosotros, si no nos sostuviese de su mano?». Leer el resto de esta entrada »

Maggie Meier
Maggie Meier ha vuelto a las canchas de baloncesto después de tres años de recuperación de una meningitis. Durante los meses que permaneció en coma, el único reflejo que le quedaba era el de lanzar a canasta.
Leo y resumo de Hazteoir.org esta impresionante noticia: Afectada por un tipo de meningitis que causa inflamación en el cerebro, Maggie Meier es una joven aficionada al baloncesto… Cuando estudiaba en una escuela de Kansas, cayó enferma a causa de un tipo de meningitis, meningoencefalitis por micoplasmas, que la llevó al coma en 2008.

Según narra La Vanguardia, para mantener el cuerpo de la joven “en forma” durante los casi tres meses que estuvo en coma, era necesario moverla durante dos o tres horas al día. Y conociendo su pasión por el baloncesto, su familia decidió improvisar un aro frente al que la ponían sentada. Para asombro de todos, Maggie, aún en coma, lograba encestar “tiros libres”, un estímulo lo suficiente mente fuerte para adelantarse a la recuperación de otras facultades básicas como el habla o la posibiilidad de andar. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 552 seguidores

%d personas les gusta esto: