Un magnífico vídeo, que nos anima hacer un mayor esfuerzo por comprender a los demás:

The Tree

Viernes, 28 marzo, 2014

Un vídeo sobre liderazgo. Interesante.

Aquí os dejo con una respuesta muy interesante, que intenta dar respuesta a esta cuestión de la ética cotidiana. Esta en formato vídeo (59 minutos), es un poco largo pero veréis como si empezáis os cuesta dejarlo. Lo podéis ver en varias sesiones:

¿Es posible el “amor para siempre”?

Viernes, 21 febrero, 2014

noviosEsta pregunta esta presente, aunque a veces no la manifiesten, entre los jóvenes que viven un noviazgo con deseo de establecer una relación permanente. En este entrada intentaremos dar respuesta a estos tres miedos o dificultades que se encuentran en las relaciones de novios: 1) el miedo al “para siempre”; 2) el miedo a vivir juntos, según el estilo de la vida matrimonial; y 3) el miedo a la celebración religiosa del matrimonio.

Diez mil parejas de novios de todo el mundo se han dado cita el 14 de febrero, festividad de San Valentín, en la Plaza de San Pedro para plantearse la vocación al matrimonio bajo el lema “La alegría del sí para siempre” y encontrarse con el Papa Francisco. El acontecimiento, organizado por el Pontificio Consejo para la Familia, parte de la perspectiva de que uno no se casa cuando los problemas ya se han resuelto, sino para resolver los problemas juntos y apuesta por el “para siempre”, porque a pesar de que haga falta valor para conseguirlo, el “para siempre”, es un punto de vista que infunde esperanza en el futuro (…).

Para siempre

Leer el resto de esta entrada »

Con motivo de su próxima beatificación, cada semana estamos poniendo en el blog alguna noticia acerca de la figura de D. Alvaro de Portillo. Aquí os dejo con algunos datos biográficos de su vida:

Don Álvaro del Portillo nació en 1914. En 1935 se incorporó al Opus Dei y se convirtió en el colaborador más cercano del Fundador. San Josemaría dijo de él: “Ha puesto en muchas ocasiones sus espaldas para aliviar el peso de la carga que el Señor me ha confiado.”

El sueño imposible

Miércoles, 12 febrero, 2014

Si quieres, puedes limpiarme…

Jueves, 16 enero, 2014

hormiga y lente de contacoSi quieres, puedes limpiarme

No me canso de paladear la oración del leproso. No pide nada expresamente; presenta su miseria ante Jesús y realiza un rendido acto de fe: «Creo que puedes limpiarme, y sé que, si quieres, lo harás. Me pongo en tus manos, Señor».

Semejante oración está tan llena de confianza como de riesgo: «¿Y si no quieres? ¿Y si decides no limpiarme?» … Las respuestas del Amor de Dios no siempre caben en nuestras pobres expectativas. Esperar que Dios haga lo que haríamos nosotros en su lugar supone menospreciar su grandeza. No debe movernos a escándalo el que Dios vea sufrir a un hombre, le escuche implorar con humildad, y permita que el dolor se prolongue. No olvidemos que rezamos al mismo Dios que vio morir en la Cruz a su Hijo después de que Éste le pidiese que apartase de sus labios el cáliz.

«Si no quieres limpiarme, Señor, si permites que mi padecimiento se prolongue… Me fío de Ti. Sé que me amas, y estoy seguro de que no consentirías mi sufrimiento de no ser porque me depara un bien mayor. Tan sólo te suplico que no permitas que en la prueba me separe de Ti». (José Fernando Rey) Leer el resto de esta entrada »

Acerca_de_la_molesta_virtud_de_la_castidad_01Tengo que dar esta tarde una charla a universitarios sobre el amor humano y la virtud de la castidad. Tema dificil hoy día. Por eso he recogido estas ideas que pueden ayudar:

El hombre moderno con frecuencia asocia el amor con las emociones o el placer sexual que recibe de la persona del otro sexo. En otras palabras, tiende a pensar en el amor sólo en su aspecto subjetivo.

Al tratar este tema, lo primero que hemos de advertir es el enorme avance de la subjetividad en la concepción moderna del amor y de la felicidad. Leer el resto de esta entrada »

Dilo como quieras / Say it as you like it

Sábado, 28 diciembre, 2013

“Me ha dicho todo lo que he hecho”

Viernes, 13 diciembre, 2013

autumn-in-central-parkNo dejéis nunca la oración mental… Cuando un alma empieza a pensar que no sabe hacer oración… que el Señor no le dice nada, que no le oye, y se le ocurre: pues para estar así, lo dejo todo, y me quedo con las oraciones vocales, tiene una mala tentación. ¡No, hijos míos! Hay que perseverar en la meditación (San Josemaría).

La oración debe ser hecha con total sinceridad. Ahí la persona se encuentra con su Dios y en ese encuentro debe esforzarse por quitar toda doblez para presentarse tal y como es, con su limitaciones, dependiente de Dios. Sin sinceridad no hay oración posible. Esto nos lo enseña el encuentro con la samaritana: porque es en espíritu y en verdad, Cristo desvela toda la vida de esa mujer, y ahí se basa su conversión: me ha dicho todo lo que he hecho (Jn 4, 39): la sinceridad es sobre todo escuchar a Dios. La oración es una búsqueda de Dios: si conocieras el don de Dios (Jn 4, 10). “El hombre es, después de los ángeles, capaz de reconocer:«¡qué glorioso es el Nombre del Señor por toda la tierra!» (Sal 8, 2)” (Catecismo, 2566). Sin embargo, “la maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua, allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es él el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de El” (Catecismo, 2560). Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: